Aumenta la apertura de negocios de primera necesidad

Supermercados, tiendas de comestibles, panaderías, servicios de salud… el Estado de Alarma que ha vivido España  ha dejado claro cuáles son las profesiones indispensables en nuestro país (y en muchos otros). Podemos prescindir de muchas cosas si es necesario, pro está claro que no podemos prescindir de artículos de primera necesidad. En este tiempo el arquitecto no ha sido de vital importancia, como tampoco lo ha sido la directora de una financiera o el presidente de una gran multinacional. Por mucho que ellos cobren más que el resto, los verdaderos necesarios han sido los sanitarios, los trabajadores de supermercados y tiendas de comestibles, los panaderos, los farmacéuticos, agricultores y temporeros…. Ellos han mantenido el país a flote, nos guste a todos o no.

Ahora, una vez que todo empieza a volver a la normalidad (aunque de aquella manera) son muchos los que se plantean la posibilidad de abrir un negocio de primera necesidad con el fin de salvaguardarse un trabajo pase lo que pase y venga lo que venga en años venideros. Y es que son muchos los escenarios que se peuden prever y ninguno es certero al 100%.

Recuperación Económica

Si hablamos de economía, según los expertos nos podemos encontrar con tres escenarios, un V, un U o una W. Lógicamente la mejor curva económica sería la V pues veríamos una caída en picado (que ya muchos están notando) y una recuperación en un corto espacio de tiempo, pero la realidad es que aún no sabemos en qué situación estará cada país.

Recuperación Sanitaria

Y si hablamos de salud, entonces veremos también un futuro con varios escenarios y ninguno es del todo optimista, aunque sí hay unos mejores que otros. Por un lado, los expertos dicen que puede haber brotes de la enfermedad idénticos al que hemos vivido hasta, como mínimo, 2022, pero hay quien habla de brotes mucho más leves y, en el peor de los casos, de mutaciones que provoquen más casos de gravedad en todo el planeta. Realmente aún nadie puede asegurar nada así que la prevención debe ser la base de toda actuación en cualquier país.

Situación Profesional

Toda esta incertidumbre, y teniendo como ejemplo vivido los meses de abril y mayo que han sido catastróficos para la mayoría de profesiones y para la economía de muchas familias, está obligando a muchos ciudadanos a buscar una segunda opción, algo que pueda mantener a su familia en caso de un rebrote del Covi19 que vuelva a llevarles a ellos al ERTE en el mejor de los casos, y a al cierre de negocios en el peor de ellos.

Según Cool Bakery, franquicias de panadería y cafetería, el interés por su modelo de negocio ha crecido exponencialmente en estos últimos meses, probablemente debido a la situación. Y es que en caso de rebrote, aunque la zona de cafetería deberán mantenerla cerrada al público, este tipo de negocio podría seguir funcionando a modo de panadería, pues se considera esencial.

En Creativa siempre abogamos por negocios de este tipo, donde el servicio que se presta no es solo uno, pues de este modo tenemos más posibilidades de éxito. Hay que tener en cuenta, en cualquier tienda por ejemplo, que si ponemos a la venta dos productos tenemos más posibilidades de conseguir beneficios que si vendemos uno. Pueden pasar varias cosas:

  • Que ambos se vendan estupendamente.
  • Que uno se venda y el otro no.
  • Que uno se venda mucho y otro poco.
  • Que ninguno de los dos se venda bien.

Obviamente, si habláremos de porcentajes de probabilidad, es mucho más probable que pase cualquiera de las tres primeras opciones que la última y, por ende, eso significa que tenemos más posibilidades de éxito con dos productos que con uno. Pues con el tema servicios pasa igual, si tenemos panadería y cafetería en el mismo negocio pero ambos pueden funcionar de forma pareja pero independiente tendremos más posibilidades de que una de las dos vertientes del negocio funcione correctamente, sobre todo si tenemos que volver a confinarnos y solo pueden trabajar quienes estén dando un servicio de primera necesidad, como las panaderías.

En definitiva, la posibilidad de que muchos ciudadanos españoles se líen la manta a la cabeza y abran este tipo de negocios en los próximos meses es muy grande, pero hay que tener claro que si en un barrio hay dos panaderías o carnicerías o pescaderías y ponemos una tercera hay que hacer un buen marketing y tener muy buenas promociones para ganar una clientela fija.