La tecnología es la socia perfecta para hacer de la logística un negocio creativo… y eficaz

A nadie le sorprendería que le dijéramos que vivimos en un mundo marcado por elementos como lo son la logística o el transporte. El aumento de la potencia de un sector como es el del comercio electrónico ha hecho posible que todo lo que tenga que ver con la logística o el transporte sea considerado, en un momento como el actual, como algo realmente imprescindible. Es una cuestión que nos ha quedado clara durante todos estos últimos meses en los que una pandemia ha invadido nuestra rutina de un modo que nadie se esperaba.

Desde que ese comercio electrónico del que hemos hablado empezara a formar parte de nuestra vida, el trabajo en los lamacenes y los servicios de transporte de mercancía se ha multiplicado de una manera exponencial. De hecho, estos dos sectores han pasado a formar parte de las actividades que más personal emplean para dar por satisfechas las demandas que les llegan. Y es que no es para menos teniendo en cuenta las necesidades que tienen las empresas especializadas en logística o en venta a través de cualquier plataforma online.

El propio día a día de la actividad logística nos obliga a ser hábiles y originales a la hora de trabajar y establecer nuestra rutina diaria. Por eso, los directores y gestores de los almacenes de todo el país buscan nuevas y cómodas maneras de hacer más efectivo el trabajo y de convertirlo en algo mucho más eficiente. La apuesta que todos dan como buena siempre es la que está relacionada con las nuevas tecnologías. Y es que una apuesta por esas tecnologías equivale a hacer la misma cantidad de trabajo en el menor tiempo o, por otro lado, en la misma cantidad de tiempo hacer muchas más tareas.

Ser creativo en lo que respecta al trabajo en un almacén equivale a tratar de que nuestras superficies dispongan de la mejor de las tecnologías. Según hemos podido saber gracias a los profesionales de Bv Pack, una de las compras que crecen de manera permanente en lo que tiene que ver con el equipamiento de estos centros es la que tiene que ver con las máquinas flejadoras, que a la postre ayudan a que el reparto y transporte de los productos que salen del almacén ganen en seguridad y contribuyan a una mejora de la confianza que los clientes depositan en estas entidades.

El sector logístico continúa en plena expansión en España

Es una realidad de la que ya os hemos hablado pero que continúa siendo vigente. El sector logístico vive su particular Edad de Oro y está claro que eso no va a variar de cara a los próximos años. Para muestra, os hablaremos de varios de los datos que así lo atestiguan:

  • Por un lado, una noticia publicada en la página web de Novo Logística indicaba que la superficie total de los almacenes en España era de 1.490.000 metros cuadrados, una cifra que es más alta que en los años anteriores y que es un indicador claro de que la logística española se mantiene en un buen grado de crecimiento.
  • Por otra parte, una noticia que vio la luz en el portal web logística.cdecomunicacion.com indicaba que este es uno de los sectores que, en la actualidad, genera una mayor cantidad de puestos de trabajo en un país como lo es el nuestro. En concreto, el artículo apunta que el 54’1% de las empresas dedicadas a esta actividad aumentó sus plantillas durante el año 2018, un dato que, además, se suma al que indica que son 969.000 las personas que, en total, se dedican al sector de la logística o el transporte en España. Casi nada.

Es indudable que estamos hablando de una de las actividades de las que depende en buena medida nuestra economía. Y es que debemos tener en cuenta que, gracias a la logística o el transporte, se sustenta un modelo de negocio como el del B2B, el comercio mayorista. Que este tipo de comercio disponga de una buena salud es vital para que no solo las grandes empresas salgan adelante, sino para que también lo hagan las pymes, que son igual de importantes o más que las que hemos citado en primera instancia.

Está claro que hacer de la logística un sector eficaz y eficiente es una inversión en el crecimiento de la propia economía de este país. Y es que el hecho de que el sector logístico funcione incide en la salud del resto de sectores que componen la actividad económica de todos los lugares de este mundo. Y, para hacer que la logística siga por ese camino de crecimiento que le caracteriza desde hace algunos años, es vital que la creatividad que aporta la tecnología siga siendo su más fiel compañera de viaje.

Apostar por una vida original implica apostar por residir en lugares como Segovia

Como bien sabéis, en esta web siempre nos hemos caracterizado por dotar de un aire creativo y original a nuestras vidas desde múltiples aspectos. Y el que hoy os traemos es, desde luego, bastante interesante. En la sociedad en la que nos encontramos podríamos decir que existe un grueso tremendo de la población que desearía vivir en el mismo sitio. Hay mucha gente a la que le encantaría vivir en Madrid, en los lugares de la costa mediterránea, en las Islas Baleares, en las Canarias… Claro, ese tipo de asuntos genera que, si esos lugares no están colapsados de gente durante un día normal, lo estén cuando llegan las vacaciones. Y la lógica indica que, cuantas más personas habitan una ciudad, menos es la calidad de vida que existe en la misma.

Aquí es donde entra nuestra capacidad para ser originales incluso al elegir la ciudad en la que queremos vivir. Sabemos que, en prácticamente el 100% de los casos, esto depende de un asunto como lo es el trabajo, pero estamos convencidos de que siempre se puede hacer algo para residir en un lugar en el que no todo el mundo quiera estar y que pase más desapercibido. Esto es lo que pasa con la ciudad de la que os vamos a hablar a lo largo de todo el artículo. Nos referimos a Segovia.

La provincia de Segovia lleva bastante tiempo perdiendo población. Es una de esas áreas que entrarían dentro de lo que conocemos como la España vaciada y está claro que eso suscita un cierto interés para todas aquellas personas que sean amantes de la tranquilidad. Una noticia publicada en la página web de El Norte de Castilla indicaba que esta provincia había perdido 981 habitantes en el año 2017, una cifra que no es muy alta pero que sí sirve para perpetuar el descenso que se viene experimentando durante los últimos tiempos en la zona.

La página web de El Adelantado nos proporciona un dato mucho más concreto y que nos ha llamado bastante más la atención. Parte de la base de que, en efecto, la provincia de Segovia estaba perdiendo habitantes (en este caso, se refiere a los registros del periodo comprendido entre el año 2008 y el 2018), pero indica que la capital de la provincia lo había hecho en un 9% y el resto de la provincia en un 5%. Es decir: la ciudad de Segovia se está despoblando más rápido que todos los municipios que se encuentran a su alrededor.

La ciudad de Segovia es un entorno original en el que residir. En una sociedad volcada con macrociudades como Madrid o Barcelona o con grandes conurbaciones y megalópolis, la vida tranquila que proporciona una ciudad de mediano o pequeño tamaño es considerado como algo más extraño por la sociedad en general. Pero la realidad es que esto, a su vez, implica disponer de una mayor calidad de vida. Y es que en entornos como Segovia es mucho más fácil no solo encontrar un aire menos contaminado como el de las grandes ciudades, sino también viviendas y pisos de mayor tamaño y que no nos obligan a vivir prácticamente hacinados. Desde Segohouse nos indican que son precisamente estos factores los que valoran todas las personas que desean trasladarse hasta Segovia.

El teletrabajo, la herramienta ideal para evitar la despoblación

Hay un arma que es de una importancia muy grande a la hora de terminar con ese problema que está ligado a la súper población de las grandes ciudades y a la despoblación de las más pequeñas. Hablamos de una cuestión como lo es el teletrabajo, que sin lugar a dudas es algo de lo que ya todo el mundo habla teniendo en cuenta también, y por desgracia, una situación sanitaria como en la que nos encontramos.

Es evidente que, gracias al teletrabajo, muchas personas y familias podrán encontrar una manera mucho más original para vivir. Y encontrar un lugar también mucho más original para hacerlo. Segovia es una de esas ciudades que se verían beneficiadas a causa de ese aumento en el teletrabajo. Y es que está situada en un entorno ideal para tener una vida tranquila y que merezca la pena.

No nos cabe la menor duda de que el teletrabajo va a terminar siendo algo de lo más habitual más pronto que tarde. Es algo que ha puesto de relieve una pandemia como la que estamos viviendo. Uno de los grandes beneficios de ese teletrabajo es que, en líneas generales, va a permitir ganar en felicidad a la gente, sobre todo porque, gracias a él, las posibilidades de encontrar un lugar que nos guste para vivir se van a multiplicar. No seremos esclavos de la distancia que ha de haber entre nuestro centro de trabajo y nuestra vivienda, algo que nos obliga a vivir en ciudades como Madrid y soportar todos los ruidos, atascos y prisas que conlleva.

Edificios con formas originales

Vivimos en un país en el que hay varios sectores que han sido capitales para nuestra economía. A nadie le sorprendería que dijéramos que, en el día de hoy, el turismo es una de las actividades de referencia de la economía de este país. Es algo que responde a una serie de características climáticas, históricas y geográficas en España. Sin embargo, no es del turismo de lo que queremos hablar en los párrafos que siguen, si no de la construcción. Y es que este sector, tan importante antes de que llegara la crisis del año 2008, sigue siendo fundamental.

El sector de la construcción ha pasado por momentos muy delicados en los últimos años, pero parece que, poco a poco, va recuperando la forma. Eso, teniendo en cuenta la cantidad de actividades que dependen de una manera directa o indirecta del sector de la construcción, es de una importancia vital para garantizar la salud de una economía como la nuestra. Y es que, en España, todo lo que tenga que ver con el ladrillo sigue disponiendo de una importancia lo suficientemente grande como para no dejar de lado todo lo que engloba a dicho grupo de actividades.

Una noticia publicada en la página web de El Mercantil informaba de que, en lo que respectaba al año 2018, la construcción española había crecido un 7%, situándose en los 120.800 millones de euros de facturación, una cifra que no es baladí y que deja clara cuál es la impotancia de un asunto como este en los tiempos que corren. Desde luego, es evidente que hay motivos más que suficientes para cuidar de esta actividad y de todo lo que la rodea. Y es que este sector parece decidido a darnos muchas alegrías en los tiempos que están por venir.

Y, hablando de alegrías, también nos reconforta conocer cuál es el peso de la industria de la construcción en el PIB de nuestro país. El dato nos lo proporciona el portal web Statista, que indica que, en el año 2018, ese porcentaje es del 5’6%. Aunque es cierto que en los años 2005 y 2006 era del 10’4% y que todavía estamos lejos de esos registros, hay que ver el vaso medio lleno puesto que, desde el año 2014, este dato no para de crecer en un país como el nuestro. Es necesario que se siga manteniendo esta tendencia de cara a los próximos tiempos.

La industria de la construcción parece estar recuperándose poco a poco en España después de unos años realmente complicados. Y lo está haciendo gracias a un compendio de cosas, entre las que destaca la capacidad creativa de los arquitectos para diseñar edificios que no son convencionales y que tienen el poder de llamar la atención de propios y extraños. Cada vez son más las personas a las que les gusta que las ciudades también estén conformadas por edificios que se salgan de lo normal. Y claro, las tendencias en construcción cambian. Eso es lo que nos han comentado los profesionales de Eiros.

La rehabilitación también se ha ganado un hueco en el día a día

No solo la obra nueva se ha ido ganando un espacio en lo que a construcción se refiere. Ha ganado mucho terreno todo lo que tiene que ver con la rehabilitación de edificios antiguos, especialmente en las grandes ciudades. Hay que tener en cuenta que España comenzó a vivir el boom de la construcción entre los años 60 y 70 y que, ahora, más de medio siglo después de la primera de esas décadas, es necesario apostar por rehabilitar esos edificios.

Este tipo de actividad, la de la rehabilitación, marca el futuro próximo que le espera a la industria de la construcción y ha permitido, durante todos estos años de dificultades, sobrellevar la situación en la medida de lo posible. No cabe la menor duda de que se ha abierto una línea de negocio de lo más interesante con la que ya contaban otros países europeos y que, además, está permitiendo que las ciudades recuperen ese colorido y esa vitalidad de la que disponían en otros momentos de su existencia.

Es interesante que, además de rehabilitar como tal, lo estemos haciendo desde un punto de vista creativo. Y es que las ciudades agradecen todo tipo de ideas originales para los exteriores de sus edificios. No cabe la menor duda de que son esas cosas las que muestran la llegada de una nueva sociedad, de la modernidad a un lugar. Estos cambios rompen con todo lo demás y permiten que se rompa también la monotonía que pueda estar encerrada en un determinado municipio o ciudad. Y eso, en los momentos que nos encontramos, constituye una ventaja sustancial que no puede ser pasada por alto.

El envase, un potente elemento de marketing

Estamos asistiendo al momento de la Historia en el que existe una mayor competencia entre las empresas de un mismo sector. Podríamos decir que esa competencia es feroz y que jamás un cliente ha tenido tantas opciones entre las que elegir. La verdad es que eso obliga a todas las empresas a permanecer a la última y conseguir todos los avances posibles con el objetivo de hacer más eficaz y más eficiente su trabajo, algo fundamental para que la actividad comercial de la entidad siga adelante y lo haga con el éxito que se espera de ella.

Todo lo que os hemos comentado tiene su fiel reflejo en un aspecto tan básico para las empresas de hoy en día como lo es la publicidad. A nadie le cabe duda alguna acerca de la importancia que ha adquirido en la sociedad moderna el marketing o la publicidad, y está claro que hay que utilizar todas las fórmulas publicitarias posibles para tratar de dar a conocer los productos o servicios que una entidad comercializa, su imagen de marca y los avances que consigue. Esta es la manera ideal de colarse en las mentes de los clientes potenciales y de fidelizarlos.

Hay muchas maneras de hacer publicidad. Se oye hablar de los elementos más tradicionales, como los anuncios en mobiliario urbano, los espacios en los periódicos o las cuñas de radio, pero también podemos dejarnos embaucar por el marketing digital y sus estandartes, como lo son el posicionamiento SEO en buscadores, el diseño web o el uso de las redes sociales, cosas que nos permiten llegar a una cantidad enorme de gente en esta sociedad interconectada. También tenemos a nuestra disposición un tipo de marketing diferente, el que conseguimos usando los envases de los productos que nos encargamos de vender.

Una noticia que fue publicada en el portal web de Interempresas informaba de que el envase es una herramienta de marketing muy potente en los tiempos en los que nos encontramos y que pocas herramientas pueden existir que lo mejoren. El artículo asegura que es un medio de comunicación muy efectiva entre los productores y los consumidores y lo cierto es que son cada vez más las personas que han visto en eso una oportunidad para mejorar la imagen del producto y la marca. Y es que no solo ofrecen seguridad y comodidad para el cliente.

Una reflexión publicada en el portal web Foro Alfa indicaba también el tremendo valor publicitario que tiene un envase y la efectividad de una propuesta como de la que venimos hablando. Y es que el diseño de estos envases genera un mensaje publicitario que termina calando en el consumidor y que tenemos que tener en cuenta siempre a la hora de que nuestra imagen de marca adquiera ese potencial que deseamos que tenga tanto a corto como a largo plazo. Quien sepa manejar este tipo asuntos tiene, desde luego, la sartén por el mango a la hora de triunfar.

El envase tiene una importancia más grande ahora que nunca y las empresas se han dado cuenta de ello. Teniendo en cuenta que es un elemento que tiene una relación directa con la imagen de la entidad a la que representa, muchas de ellas lo utilizan como un elemento de marketing. Así nos lo han comentado los profesionales de una empresa como lo es Pérez Linares, dedicada a producir este tipo de objetos y que han visto cómo las empresas han decidido redoblar sus esfuerzos económicos en todo lo que tiene que ver con envases más originales y más cómodos para sus clientes.

El ejemplo de Coca Cola, uno de los más claros

Uno de los ejemplos más claros en lo que tiene que ver con la apuesta por el envase como un elemento de marketing es el de Coca Cola, que siempre ha solido jugar con todo lo que tiene que ver con las botellas en las que se contienen sus productos. Por ejemplo, seguro que muchos y muchas recordáis cuando las botellas de Fanta naranja y limón adoptaron una forma más estrecha hacia la mitad del envase con el objetivo de que tuviera un agarre mucho más consistente. De eso trata el apostar por nuevas maneras de apostar por el marketing, entre otras muchas cosas.

Creemos firmemente que este modelo de publicidad va a seguir siendo de los más potentes en los próximos años. Está más que comprobado que funcionan y que generan una enorme cantidad de expectación tanto entre nuestros clientes como entre todas esas personas a las que puede llegar nuestro mensaje. Este es tipo de beneficios que buscan obtener las empresas con avances como estos y no nos cabe la menor duda de que son muchas las entidades que están valorando empezar a apostar por cuestiones así. Es cuestión de tiempo que lo descubramos.

Packaging: un soporte publicitario más

Todos los emprendedores y empresarios son plenamente conscientes del valor que tiene un elemento como lo es la publicidad en los momentos en los que nos encontramos. No apostar por la publicidad es limitar de una manera enorme la capacidad de crecimiento y desarrollo que tiene un negocio, así que es una decisión inteligente el realizar una inversión en todo lo que tenga que ver con ella. Sin publicidad, muchos negocios por no decir prácticamente todos se irían a pique en un plazo razonablemente corto de tiempo. Y eso, como muchos os estaréis imaginando, terminaría por destruir la economía española. 

Apostar por la publicidad puede implicar hacerlo por un montón de cuestiones que están relacionadas con la misma. Existe, por ejemplo, una publicidad más tradicional de la que las empresas poco a poco se van desligando. Por otro lado, existe una publicidad muy novedosa, muy fresca, qué es la que tiene que ver con el marketing digital, que está abanderado por cuestiones como lo son las redes sociales, la confección de diferentes páginas web o el posicionamiento SEO en buscadores de la talla de Google, temas cuya importancia ascendido de una manera bastante interesante y que cada vez son tenidos más en cuenta por los CEOs de las compañías empresariales españolas. 

Hay un elemento que está relacionado con todo lo que venimos comentando puesto que es una manera muy eficaz de hacer publicidad y de llamar la atención de los consumidores. Hablamos de todos esos asuntos que están ligados al packaging, que también forma parte de una estrategia de marketing a través de la cual una imagen también va perfeccionando y constituyendo su imagen de marca. De hecho, ya son muchos los comercios y los negocios que han encontrado en el packaging un medio perfecto para posicionarse, por decirlo de alguna manera, en el subconsciente de la población. 

Una noticia que fue publicada en la página web de Alimarket ofrecía 10 claves para entender el negocio del packaging en un país como el nuestro en el año 2018. Más allá de esos consejos, de esas cifras, nosotros nos hemos quedado con una de las cuestiones que se comentan al principio del artículo y que vienen a decir que España es uno de los países en los cuales en la producción de este tipo de embalajes ha aumentado. Eso tiene una explicación que es muy simple: y es que muchas empresas cada vez le han ido dando más importancia a este tipo de material para vender sus productos. 

Decíamos que este packaging es uno de los elementos clave a la hora de constituir una imagen de marca. y una de las maneras que han encontrado las empresas para cumplir con este cometido es apostar por un packaging ecológico. Una noticia que fue publicada en el portal web de El Periódico de la Energía aseguraba que esta es una de las mejores inversiones de futuro que pueden desempeñar todos los negocios españoles con independencia de cual sea su tamaño o su sector de producción. Y es que aprovechar el tirón de la ecología hablará mucho y muy bien del comercio, de la tienda o de la empresa que apueste por ello. 

Un asunto como el packaging está generando mucho interés y cada vez más entre muchísimas empresas que operan en el interior de nuestras fronteras. No es para menos, ya que esta se ha constituido como una la forma más factibles, más baratas y más libres para publicitar a nuestra empresa ir hacer ver su imagen de marca. Los profesionales de una entidad como Mimó Pack, especializados en el diseño de este tipo de soportes, nos comentan que las necesidades de las empresas en lo que tiene que ver con esta materia siguen creciendo sin parar y que el margen de crecimiento todavía no tiene un tope establecido. 

Un soporte cada día más socorrido 

El paquete o recipiente en el que un producto se encuadra a la hora de ser distribuido y vendido tiene cada día una importancia mayor en términos publicitarios. Y es que el packaging constituye un soporte clave para dar a conocer algunos de los medios a través de los cuales externalizamos la imagen de marca de una empresa. Gracias al packaging podemos dar a conocer nuestra página web, nuestras redes sociales y algunas de las cuestiones que más identifiquen a nuestra entidad. Y eso tiene un valor importante en los tiempos que corren. 

Tan importante es ese valor que ya es extraño el caso de una empresa que no tenga en cuenta el packaging a la hora de promocionarse. Es un error de bastante enjundia no hacerlo y la verdad es que la mayoría de los directores de marketing de las empresas no solo españolas, sino de todo el mundo, están evitando incurrir en él. Y es que no hay nada mejor que el propio producto para promocionar cualquiera de las cosas que tenga que ver con la entidad que lo fabrica.

Aumenta el número de personas mayores de 25 años que accede a la universidad o que pretende hacerlo

La educación no es una cosa solo para jóvenes. Estudiar es algo que va más allá de todas esas personas que se encuentran empezando sus vidas y que buscan un trabajo, un empleo, para el futuro. Desde luego, no cabe la menor duda de que este asunto es de lo más interesante. Y es que cualquier persona, con independencia de su edad, es susceptible de aprender nuevas labores y de agarrar nuevos conocimientos que le hagan progresar en alguno de los aspectos de su vida. Sin duda, estudiar y formarse solo tiene ventajas para una persona, con independencia de cómo sea y qué edad tenga.

Por fortuna, parece que en un país como lo es el nuestro son muchas las personas que han considerado interesante la opción de ponerse a estudiar y a aprender nuevas ciencias y profesiones cuando ya no somos precisamente jóvenes. Eso dice mucho de la población española, que es inquieta por naturaleza y que quiere seguir aprendiendo cosas a medida que pasan los años. La verdad es que esto deja claro que en España hay muchas ganas de aprender cosas nuevas y de, en general, constituirse como una persona culta y de provecho.

Os vamos a comentar un par de noticias que ponen de manifiesto los asuntos de los que hemos venido hablando a lo largo de estos dos primeros párrafos:

  • En una primera, publicada en la página web del diario Heraldo, se hablaba de los universitarios más talluditos en referencia a todas aquellas personas que, al menos en lo que respectaba a la comunidad aragonesa, de la que es originaria este medio, tratan de sacarse un título universitario cuando se supone que la edad universitaria ya ha pasado para ellos y ellas. Y es que son más de 200 las personas de entre 25 y 40 años que se presentan cada año a las pruebas de acceso a la Universidad de Zaragoza.
  • En otro artículo, en este caso de índole estadístico (y publicado en el portal web Statista) se informaba del porcentaje de personas de entre 18 y 64 años con títulos universitarios según el grado de limitaciones por problemas de salud. Las personas que no están limitadas tienen estudios universitarios en el 10’7% de los casos, mientras que las que sí están gravemente limitadas tienen estudios de este tipo en el 3’9% de los casos.

Es evidente que estudiar una carrera universitaria no tiene que ser algo limitativo y mucho menos por cuestiones que tengan que ver con la edad de una persona. De hecho, estamos asistiendo a la llegada de muchas personas mayores de 25 años a un entorno como el universitario. Es algo que nos han comentado desde el Centro Universitario San Bernardo de Madrid, entidad especializada en todo lo que tiene que ver con la preparación de ese acceso a la universidad que tanta gente adulta está tratando de solventar de una manera eficaz y rápida.

Casos de éxito que se multiplican

Los profesionales de la entidad a la que nos hemos referido tambiçén nos han dejado claro, en la misma charla, que la gente adulta suele mostrar una enorme voluntad en todo lo que respecta a su entrada en una universidad. Es necesario que tengamos en cuenta que se trata de personas que también trabajan y que, en muchos casos, se encuentran al cargo de una familia. E incluir estudios en ese día a día tan cargante no siempre es fácil. Tiene un mérito tremendo que este tipo de personas apueste por la formación en un momento de su vida tan complicado como lo es la mediana edad.

Esto hace que los casos de éxito en lo que respecta a superar esas pruebas por parte de esas personas se estén  multiplicando de una manera extraordinaria de un tiempo a esta parte. Y esto muestra que, a base de voluntad, se pueden conseguir muchísimas cosas en esta vida aunque haya gente empeñada en querer demostrar lo contrario. Es evidente que, en muchos casos, la habilidad en una determinada materia es importante. Pero está claro que, si lo que nos falta es voluntad, tendremos problemas antes o después. Y la voluntad no es algo que sea fácil de adquirir. Requiere adquirir nuevos hábitos, algo que no siempre es moco de pavo.

Nos encontramos en un momento en el que, en el mercado laboral, se están pidiendo una serie de formaciones y títulos que no es fácil conseguir. La verdad es que la competitividad ha crecido de una manera realmente grande de un tiempo a esta parte y es evidente que, quien no ha tenido la oportunidad de formarse mientras era adolescente, tiene la necesidad, ahora, de obtener todos esos títulos y certificados. Hay mucha gente tras ellos y estamos seguros de que seguirá habiendo más de cara al futuro próximo.

La tecnología es vital para un sector de producción clave en nuestra economía

El sector relacionado con la producción de vehículos ha sido uno de los más importantes en España desde hace muchos años. Y es que el consumo de este tipo de instrumentos ha sido bastante elevado en un país que ha ido aclimatándose, con el paso de los años, a una cierta calidad de vida que ha requerido, en muchos casos, la presencia de dos coches en una misma familia por cuestiones que han estado ligadas al trabajo de las diferentes personas que componen dichas familias. Desde luego, estamos convencidos de que muchas de las personas que habéis comenzado a leer este artículo conocéis de primera mano algún ejemplo de esta situación.

Esto ha hecho que el sector, como hemos comentado, haya ido ganando enteros con el paso del tiempo y que hayan sido muchos miles de personas las que se dediquen a esta labor. Esto ha coincidido, además, con otro proceso: el de la mejora tecnológica que se ha ido produciendo con el paso de las décadas en el interior de nuestras fronteras. Y es que ha sido sustancial el hecho de cómo la tecnología ha ido ganando enteros en los procesos de producción de vehículos en todo el mundo.

Una de las mejoras tecnológicas más importantes que ha experimentado el sector de la automoción en los últimos años ha tenido que ver con el tratamiento de un material como lo es la chapa, que es fundamental para la constitución del chasis del vehículo. Los profesionales de Tecoi, especializados en un asunto como lo es la venta de sistemas modernos de corte de este material, nos han comentado que las grandes fábricas de vehículos se han mostrado realmente agradecidas con el desarrollo de sistemas que, sobre todo, tienen que ver con el uso del láser, ya que ha facilitado su trabajo de una manera realmente interesante.

Eso está detrás de muchas de las grandes cosas que han hecho del sector uno de los más productivos en todo el país. Cuando se produce una mejora tecnológica, se produce al mismo tiempo un aumento de la productividad de los trabajadores que se encargan de ejecutar esa nueva tecnología como apoyo para producir algo. Y, desde luego, este ha sido uno de los procesos que ha permitido que muchas empresas hayan encontrado la rentabilidad después de la crisis comenzada allá por el año 2008, la peor, de momento, desde el crack de 1929.

Un sector realmente importante en nuestro país

Como hemos comentado, el del automóvil es uno de los sectores de referencia de nuestra economía. Y eso lo queremos refrendar con alguno de los datos que los medios de comunicación y los medios especializados en este ámbito han ido publicando en los últimos tiempos. Os dejamos un par de ejemplos que fueron publicados por el diario ABC y, en segunda instancia, por la revista Forbes.

  • En primer lugar, el diario ABC hacía referencia, en el verano de 2017, a la aportación de este sector en lo que se refería al PIB nacional. Ese porcentaje era del 10%, lo que deja claro que este es uno de los sectores principales de la economía española y que, cuando es realmente competitivo, hace de la economía española algo mejor. Por eso son muchas las compañías que han defendido, con el paso de los años, una mayor cantidad de ayudas para este sector. Y es que es uno de los mejores barómetros que tenemos a día de hoy en nuestro país.
  • Otro artículo, en este caso de la revista Forbes, refrendaba el dato que acabamos de comentar del diario ABC (aunque para el año 2019) y se refería, por otra parte, al volumen de población activa que trabaja dentro de este sector, que es del 9%. Se trata de un dato que resulta muy significativo también para demostrar la importancia que tiene una actividad como lo es la producción de vehículos en un país como el nuestro. Y es que tendemos a minusvalorar la tremenda potencia que tiene la industria automovilística en España. Cada día lo tenemos más claro.

Tecnología y automovilismo van de la mano y el momento en el que nos encontramos es la mejor prueba de ello. Y esa es una excelente noticia. La tecnología tiene muchas cosas buenas, pero la mejor de todas ellas es que, por muy buena que sea, solo puede mejorar. Así que entendemos que ocurre exactamente lo mismo con la producción de vehículos, que es muy potente, muy rentable y muy eficiente en España y que mejorará en todos y cada uno de esos aspectos como consecuencia de esa relación directa con la tecnología que mantiene el sector. Sin lugar a dudas, la tecnología es el mejor síntoma de progreso tanto en esta rama de actividad como en la sociedad en general.

Se mantiene la apuesta por los vehículos híbridos y eléctricos vendidos y matriculados en España

Un vehículo propio es siempre la mejor manera de garantizar que vamos a tener la posibilidad de ir donde queramos en el momento en el que nos dé la gana. Es la mejor manera de garantizar nuestra movilidad sin tener que depender de horarios ni de terceros. Y la verdad es que acudir a un lugar teniendo que estar pendiente de la hora a causa de no disponer de un vehículo propio no es lo mismo que hacerlo sabiendo que nos podemos marchar en el momento en el que queramos puesto que tenemos nuestro coche esperándonos.

Quizá sea ese uno de los motivos por los que, a medida que vamos siendo mayores, necesitamos algún tipo de vehículo que nos permita tener esta libertad. Y, cuando, más tarde o más temprano, podemos disponer de uno de estos medios de transporte, notamos la diferencia, por supuesto para bien, entre la vida que teníamos antes y la que tenemos ahora. La diferencia es mucho más simple de lo que siempre hemos pensado: y se reduce a disponer o no de un vehículo. Tan simple como eso. Por este motivo los adolescentes quieren, cada vez con más premura, conseguir el permiso de conducir.

La verdad es que todo esto que venimos comentando también tiene una incidencia importante en lo que respecta al número de vehículos que se matriculan cada año en el interior de nuestras fronteras. Según una noticia que fue publicada en el portal web especializado Autobild, que utiliza los datos oficiales que son difundidos por Anfac, durante el año 2018 fueron más de 1.300.000 automóviles en España. Se trata de una cifra que no es baladí y que deja clara la importancia que le damos a poseer uno de estos medios de transporte en nuestro país.

El portal web Statista pone de manifiesto cuál es la evolución de este número desde el año 2005 al 2019. Vemos como, en el primero de esos años, el número de matriculaciones de vehículos en el interior de nuestras fronteras era superior a 1’6 millones. Cayó tanto esa cifra que llegó a ponerse en 700.000 matriculaciones únicamente en el año 2012, lo que ponía de manifiesto la enorme incidencia de la crisis en el sector, que terminó con varias empresas echando el cierre y con mucha gente especializada en esta actividad en el paro.

Afortunadamente, las cosas han ido a mejor en los últimos tiempos y hemos visto cómo, en el año 2019, nos mantenemos en torno a las 1.300.000 matriculaciones. Todavía no llegamos a los niveles del año 2005, pero creemos que hay un motivo que puede hacer crecer esa cifra: la necesidad que tiene mucha gente en las ciudades para disponer de un nuevo vehículo que sea eléctrico o, como mínimo, híbrido, teniendo en cuenta las prohibiciones que se han establecido para que los coches más contaminantes no se paseen por el centro de las grandes urbes de nuestro país.

La necesidad de disponer de un vehículo híbrido o eléctrico está haciendo que esté creciendo el sector del automóvil en el interior de nuestras fronteras. Así es como nos lo han comentado recientemente los profesionales de Transportes Trans Thalia, una entidad especializada en el transporte de vehículos tanto a nivel nacional como internacional. Y es que, según estas personas, un buen porcentaje de los vehículos que han transportado en los últimos meses son híbridos o eléctricos. La verdad es que se trata de una buena noticia tanto para el sector del automóvil, que siempre ha sido muy importante en nuestro país y que estaba en crisis, como para el medio ambiente.

Una inversión que también lo es en seguridad

Los coches nuevos tienen más características que les hacen mejores a los que ya llevan circulando durante algunos años. Se trata de la potenciación de todos y cada uno de sus sistemas de seguridad, que van siendo mucho mejores con el paso de los años. Los vehículos eléctricos e híbridos, a este respecto, no solo son mejores para el medio ambiente, sino que además también lo son para la seguridad de las personas que los conducen. Y ese es un avance que es igual de importante que el del cuidado de nuestro entorno.

Un vehículo es una manera de garantizar nuestra libertad, como os hemos comentado al inicio de este artículo. Pero también es una responsabilidad muy grande para la persona encargada de cuidarlo. Y es que es esa persona la que tiene que velar por el consumo energético de ese coche y por su propia seguridad. Esos factores deben estar perfectamente cuidados para hacer efectiva esa libertad de la que hablamos y que nos proporciona un artilugio como lo puede ser cualquier automóvil. Todos y todas debemos ser perfectamente conscientes de ello.

El vino, uno de los productos que más objetos asociados tiene en España

Una de las cosas por las que esté país se caracteriza de una manera más importante es por el conjunto de productos que conforma su gastronomía. Tenemos una gastronomía que es de las mejores del mundo sin que haya alguna duda al respecto. Y no lo decimos nosotros, lo dicen todas aquellas personas que acuden cada año hasta nuestro país y que tienen la posibilidad de comparar nuestros platos y menús típicos con los de su país de origen y con los de otros lugares a los que han podido acudir previamente.

Uno de los productos que más suele llamar la atención es el vino. Somos uno de los países que más vino produce de todo el mundo y, por suerte, también somos uno de los países que mejor calidad le otorga a ese producto. Es decir, somos una referencia en calidad y cantidad, algo que hace posible que sean muchos los ojos que se fijen en un producto como este, que es de los más exportados de todo cuanto nos ofrecen nuestras tierras y nuestras fábricas. Y eso nos genera una enorme cantidad de beneficios, tanto a nivel de reputación como económicos. No está mal, ¿no creéis?

Pero, ¿qué países tienen un mayor consumo de vino por habitante y por año? Lo cierto es que España no está entre los principales. El que presenta un consumo más alto es la Ciudad del Vaticano, con 54 litros, mientras que países como Andorra, Croacia, Eslovenia, Francia, Portugal, Suiza o Macedonia superan los 40 litros. España ocupa la posición número 21. Es cierto que deberíamos estar posicionados más arriba. Pero, teniendo en cuenta que hay más de 200 países en esta Tierra, lo cierto es que tampoco está tan mal.

El portal web Sevi informaba, por su parte, de que el consumo de vino en el interior de nuestras fronteras se había incrementado en un nada despreciable 8’2% en el año 2019, algo que pone de manifiesto que los españoles y españolas estamos valorando cada vez en una medida mayor un producto como este, que tantas alegrías nos da en términos de fama y de dinero. La verdad es que son muchas las personas que se esmeran en lo que tiene que ver con la producción de vino en España (especialmente durante la vendimia) y conocer este tipo de datos es algo que nos satisface a todos.

El vino es uno de nuestros productos más característicos y eso lo saben bien los dueños de los negocios de hostelería, que han identificado un repunte del consumo de vino en nuestro país en los últimos tiempos. Esto ha provocado que las compras que tengan que ver con un producto como el vino se hayan disparado bastante últimamente. Y no nos referimos a botellas de vino, sino a objetos como dispensadores, vinotecas, copas… que pueden “vestir” muy bien a un producto como lo es el vino. Es precisamente esto lo que nos han comentado los profesionales de una entidad como Exportcave, dedicados a la venta de este tipo de artilugios.

Una de las mejores maneras de exportar nuestra imagen

No cabe la menor duda de que España es un país muy rico en muchas cosas que, entre sí, pueden no tener nada que ver. El vino es uno de esos productos que mejor habla de nuestro país de puertas hacia afuera. Uno de los destinos predilectos de nuestro vino es, además, un país como lo es Estados Unidos, que ya sabemos la importancia que tiene sobre todo a nivel monetario y de influencia en todo el mundo.

Producción en la conocida como “España vacía”

Una de las cuestiones que no podíamos dejar escapar al redactar este artículo es que buena parte de los hectolitros que se producen de nuestro vino tiene lugar en zonas propias de la “España vaciada”, esa parte de nuestro territorio de la que nos solemos olvidar con frecuencia. Este tipo de trabajos nos debe recordar que España es mucho más que Madrid y Barcelona, aunque sea en esos centros donde se decida el futuro económico y político de nuestra nación.

Es más que evidente que un producto como lo es el vino genera mucho dinero en el interior de nuestras fronteras pero no solo de manera directa, sino también de un modo indirecto, con la compraventa de productos como los que hemos comentado: copas, vinotecas, dispensadores… Los hosteleros pueden dar una buena muestra de ello. Y es que a nadie le sorprende que un producto tan especial como lo es el vino genere tanta expectación y tenga tantas cosas y objetos asociados. Tenemos que ser capaces de sacar rédito de esas cuestiones y seguir promoviendo uno de los productos que, desde luego, pone a España en el más alto de los pedestales.

Es necesario implementar mejores técnicas de formación para los interesados en estudiar Turismo

Hay un sector de actividad en España que viene siendo imprescindible en los tiempos que corren. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del sector dedicado al turismo, que se ha convertido en la referencia indiscutible a nivel económico en nuestro país. Ese lugar que tradicionalmente había ocupado la construcción durante el siglo XX ahora lo ocupa un turismo que, además, es mucho más fiable debido a que, mientras que una persona tiene un número limitado de casas o propiedades, puede acudir a una determinada zona de nuestro país un número realmente grande de veces.

Es precisamente por eso por lo que creemos con firmeza que toda la gente que se dedique al turismo en nuestro país tiene un gran futuro por delante. La verdad es que no cabe la menor duda de que el turismo no es solo una manera de que nuestro PIB sea un dato realmente alentador, sino que también es importante que dé trabajo y oportunidades de desarrollo personal a toda esa gente que se ha mostrado interesada en realizar estudios en la materia. Y lo cierto es que la gran cantidad de visitantes que tiene un país como el nuestro es una oportunidad excelente para ello.

Sin embargo, hemos visto algunos artículos periodísticos en algunos medios de comunicación que no nos han dejado precisamente tranquilos:

  • En primera instancia, un artículo del diario El País se preguntaba si de verdad no merecía la pena estudiar Turismo en nuestro país. La pregunta se la hacía tras un dato del Ministerio de Educación en el que se comentaba que uno de cada dos estudiantes de esta materia se termina dedicando a alguna actividad para la que no le hace falta ninguna cualificación.
  • Otro artículo, en este caso publicado en el portal web Nius Diario, informaba de que, «en el país del sol y la playa», el grado de Turismo no es una garantía de colocación. La verdad es que esta es otra de las noticias que no nos gusta ver, pero no porque no sean reales, sino porque dejan claro que en España todavía tenemos muchas cosas para mejorar en el aprovechamiento de todos los recursos de los que disponemos para potenciar la industrian turística de esta nación.

En España, tenemos un clima que es idóneo para potenciar el turismo todavía más de lo que ya está. Pero está claro que estamos teniendo algún problema, porque muchos de los estudiantes de Turismo en nuestro país están en el paro. ¿Cómo es eso posible? Desde Formatic Barcelona, una escuela universitaria de Barcelona, nos han informado de que esta puede ser una de las explicaciones que tengan que ver con la falta de calidad de la educación pública. Lo cierto es que los estudiantes que provienen de esta entidad parecen estar teniendo bastantes más facilidades a la hora de encontrar un empleo.

No cabe la menor duda de que la calidad de la educación es un aspecto clave para conseguir que la gente consiga un empleo. Hay muchas personas, especializadas en recursos humanos y en el funcionamiento del mercado laboral, que nos han asegurado que, en efecto, la falta de calidad en algunos aspectos ligados a la educación termina siendo una de las explicaciones para que, por ejemplo en este asunto, haya tanto fracaso laboral. Y la verdad es que no podemos permitirnos el lujo de hacer que la generación más preparada de nuestra historia. Sería un error del que no nos podríamos recuperar en mucho tiempo.

Tenemos más potencial del que pensamos

La verdad es que en nuestro país está claro que existe potencial para el turismo, hablando desde el punto de vista de los recursos humanos que tenemos para ello. Hay muchas personas que sienten verdadera curiosidad por esta ciencia (porque, al final, el funcionamiento del sector requiere que sea denominado como tal) y son muchos los que viven desde que son pequeños en entornos que son turísticos por definición. La verdad es que tenemos que tener la capacidad para dotar a todas esas personas de la formación óptima para que puedan desempeñar una labor en el sector. Será esa la mejor manera de garantizar el crecimiento del mismo.

España va a seguir siendo un país eminentemente turístico con el paso de los años. A nadie le cabe alguna duda al respecto. Y es que tenemos demasiadas ciudades con un buen clima y buenas costas, pero es que además tenemos una historia que es envidiable, un turismo interior como del que no pueden presumir todos los países y, por si fuera poco, unas pistas de esquí que son de las mejores de Europa por mucho que la concepción general sea la de un país caluroso y con mucho sol.