Ventanas o barandillas, ideales para mejorar la comodidad, la seguridad y la felicidad en el hogar

Hablar de calidad de vida es muy fácil, pero a menudo conlleva una tremenda serie de cosas con las que no es fácil cumplir. Hablemos, por ejemplo, de lo que tiene que ver el modelo de vivienda y de su influencia a la hora de garantizar nuestro bienestar… o no. Desde luego, nadie duda de que, cuanta más calidad dispongan los elementos que componen una vivienda, mayor será el bienestar de la gente que la habita. Pero… ¿a qué tipo de cosas nos estamos refiriendo en concreto? Porque a menudo no valoramos cosas que sí que son fundamentales.

Dentro de una vivienda, son muchas las cosas que contribuyen a ese bienestar del que hablamos. Un ejemplo de ellas es el conjunto de puertas y ventanas que la conforman, un conjunto de objetos que facilitan, entre otras cosas, que nos aislemos del frío o del ruido, algo fundamental en muchas de las zonas de nuestro país. Que estos sistemas sean eficaces es de una importancia muy grande a la hora de que no tengamos ningún problema que afecte a nuestra felicidad en el interior de nuestra vivienda. Del mismo modo, contar con espacios amplios, muebles modernos y útiles y garantizar la limpieza son otros aspectos que aseguran la habitabilidad del lugar. 

Os vamos a proporcionar un dato que clarificará la importancia que tienen las ventanas dentro de un hogar. Nos la da una noticia publicada en el portal web especializado en vivienda Idealista, que asegura que a través de las ventanas se puede escapar entre un 13% y un 23% de la energía de la que se dispone en el lugar. La verdad es que se trata de una cifra que es importante tener en cuenta y que, desde luego, juega un papel muy relevante a la hora de determinar si vivimos de una manera cómoda o no.

Otra de las cuestiones que determinan la calidad de nuestra vida es si, en el caso de residir en un edificio que sea una comunidad de vecinos, las zonas comunes del lugar tienen todas las medidas de seguridad que han de hacer suyas según la normativa. El portal web Libre Mercado determina, en una de sus noticias, que España es el país de Europa que cuenta con un mayor número de pisos. Eso es lo que hace que, para una enorme cantidad de gente sea importante contar con esas medidas de seguridad como lo son, por ejemplo, las barandillas.

Hay muchos materiales y objetos que son realmente imprescindibles a la hora de garantizar la calidad de vida en el interior de una vivienda o de un bloque de edificios. Unas ventanas que sean aislantes del ruido o del frío y las barandillas que potencien la seguridad en las zonas comunes son indispensables. Todo lo que tiene que ver con estos asuntos ha venido ganando en importancia en los últimos tiempos para los profesionales de Aluminios Franco. Y es que se trata de cuestiones de una importancia capital para garantizar esa calidad de vida de la que hablamos.

No hay nada peor que no sentirse a gusto en tu propia casa

Pocas cosas sientan peor que el sentirse inseguro o incómodo en nuestra propia casa. Si tenemos en cuenta que pasamos la mayor parte del tiempo fuera de ella, trabajando mucho y deseando llegar a nuestro domicilio, parece lógico pensar que no es plato de buen gusto tener cualquier cosa que haga de nuestra vida en casa algo peor. Es un asunto que molestaría, y con toda la razón del mundo, a las personas que se vieran afectadas por él.

La verdad es que conseguir la comodidad en el lugar en el que una persona reside es una de las grandes claves para conseguir esa felicidad que tanto ansiamos durante toda la vida. Solamente sintiéndonos cómodos en casa podemos afrontar las largas jornadas de trabajo de otra manera sabiendo que, cuando acaben, el calor del hogar nos estará esperando. Pero, si no es así, no nos encontraremos realmente bien durante ningún momento del día. Y eso, multiplicado por cada uno de los días de nuestra vida, no otorga resultados que consideremos que vayan a mejorar ni nuestra calidad de vida ni nuestro humor.

Apostar por la comodidad del hogar y de todas las cosas que lo refuerzan es una gran inversión de la que nadie va a arrepentirse jamás. Es importante que nos sintamos bien en nuestro propio domicilio porque, de lo contrario, ¿dónde vamos a tener la posibilidad de sentirnos igual? No cabe duda de que, todo lo que sea mejorar, va a ir en el aumento de la confortabilidad de todos los integrantes de la familia y que no hay nada que valga más que eso.

El color, pieza angular de la estrategia publicitaria de todas las empresas

El marketing y la publicidad lo son todo para la economía de las empresas. Sin esas ciencias, está claro que, a día de hoy, sería muy difícil, casi imposible, conseguir una rentabilidad que es la base para el crecimiento de la compañía y, por ende, de todas y cada una de las personas que se encuentran en el seno de la misma. Desde luego, no cabe la menor duda de que esta cuestión es de máxima importancia y que, si no apostamos por el marketing y la publicidad, nuestras limitaciones crecen de una manera que podríamos calificar como exponencial.

Hay algunos elementos que están ligados de una manera irremediable a un asunto como del que venimos hablando. Nos referimos al color, que es tremendamente importante para hacer y desarrollar una publicidad o un marketing que sea potente y que cumpla con ese cometido que no es otro que llamar la atención de todas las personas que puedan ser parte de nuestro público potencial. Sin color, la publicidad no tiene sentido y no cumple su cometido ni de lejos. Y ese es el primer paso para que una empresa se acerque el abismo.

Una noticia que fue publicada en el portal web Notecopies informaba de los significados de algunos colores que son utilizados en publicidad. El artículo se centra sobre todo en colores como el negro, blanco, plata y oro, que son utilizados especialmente para vender algo que es de lujo. Desde luego, es evidente que sin esos colores no se podría transmitir esa imagen de gran calidad que se trata de constituir con la presencia de este tipo de tonalidades. Desde luego, y como podemos comprobar, la publicidad y el marketing es algo que va asociado de manera directa a las percepciones del ser humano, que ve en esos colores, de manera natural, un reflejo del lujo y de la calidad.

En otro orden de cosas, una noticia que vio la luz en El Español informaba de alguno de los significados de los colores.

  • El color azul es uno de los que más se utilizan para transmitir limpieza y relacionar la entidad con elementos naturales como el aire, el cielo o el mar.
  • El color rojo, por otro lado, representa el coraje, la valentía, la pasión o el amor.
  • El amarillo es más propio para el optimismo, la felicidad, el brillo o la alegría.
  • El verde es el color de la naturaleza o la primavera.
  • El blanco es el color, sin ninguna duda, más propicio para la pureza.
  • El negro va más en sintonía con la elegancia o el misterio.
  • El gris va en sintonía con la madurez o la fiabilidad.

El color y la publicidad son dos elementos absolutamente inseparables. La segunda no se entiende si no se tiene en cuenta el valor que le aporta el primero. Y eso lo saben bien los profesionales de Decolor, una fábrica distribuidora de pinturas. Han sido ellos quienes nos han comentado que la inversión de muchos negocios en adoptar en sus paredes el color corporativo ha crecido de una manera bastante interesante en los últimos años y que cada vez son más las personas que consideran al color clave para el desarrollo de sus modelos de negocio.

Una inversión rentable

El color es siempre la mejor manera de identificar algo. Por eso las empresas ponen tanto empeño en hacer y constituir sus logotipos siguiendo los colores que consideran más adecuados. Desde luego, este es el elemento, el color, que permite que la gente capte más rápido el mensaje que estamos tratando de transmitirle. Desde luego, es fundamental para que se consigan esos objetivos de rentabilidad que han de estar presentes en toda empresa que se precie.

Además, apostar por el color no es algo que sea exclusivo de la publicidad tradicional. Ese elemento es importantísimo de cara a las nuevas tendencias publicitarias que se esconden tras el marketing digital, una cuestión por la que ya no nos queda más remedio que apostar si queremos que las posibilidades de crecimiento de nuestra empresa sigan siendo de lo más grandes. Y es que asuntos como lo son las redes sociales o el posicionamiento SEO están más a la orden del día que nunca. En el caso de las redes, el color es igual de importante que en lo relativo a la publicidad tradicional.

La publicidad, hecha de una manera coherente y con estudios, funciona y es la base para que un negocio se muestre al mundo. Desde luego, no cabe la menor duda de que la inversión en este sentido debe ser interesante puesto que los beneficios que reporta pueden ser muy grandes. Y es que poner color a nuestras empresas es sinónimo de poner color en sus cuentas de ingresos.

Nuevas maneras de darse a conocer en el negocio de la hostelería

En pleno año 2020, las posibilidades de hacer publicidad han crecido una barbaridad. Hoy en día tenemos muchos más medios para poder llevar a cabo una campaña que esté dedicada a la promoción de un determinado negocio o empresa. A las tradicionales formas de hacer publicidad se ha añadido una nueva, que es la que conocemos como marketing digital, que nos permiten estar presentes en todos aquellos lugares, tanto físicos como virtuales, en los que se mueve un volumen específico de población o un sector de la misma que nos interese por algún motivo en concreto. 

Desde luego, lo que está claro es que, si alguien no conoce nuestro negocio, es porque algo estamos haciendo mal. La población está más expuesta que nunca a la publicidad y el marketing y la verdad es que no ha habido otro momento en la Historia en el que la promoción de un negocio pueda llegar a ser tan efectiva. Por eso es imprescindible dedicar una parte del presupuesto anual en esta partida. Puede ser la mejor inversión que hayamos hecho a lo largo de nuestra vida. Y la verdad es que una oportunidad así no merece que la dejemos escapar de cualquier manera. 

Normalmente, los bares y restaurantes no han dedicado mucho dinero a publicidad. Lo cierto es que han funcionado muy bien teniendo en cuenta que su manera de promocionarse ha sido el boca a boca de la gente. Es evidente que esto puede llegar a ser muy efectivo, pero es idóneo que, en los tiempos que corren, usemos todos los medios que tengamos a nuestro alcance para dar a conocer el negocio a todas aquellas personas que sean susceptibles de visitarlo en algún momento. Sería la mejor manera de aumentar las opciones de crecimiento de nuestro negocio. 

Es evidente que hay negocios, como lo pueden ser las grandes cadenas de restaurantes, que sí que invierten en todo tipo de publicidad. Hemos querido coger el ejemplo de Starbucks, que ha dedicado cantidades en torno a los 250 millones de euros cada año en publicidad según lo que indica el portal web Statista. Es evidente que no tiene nada que ver este modelo de negocio a los de los bares más pequeños, pero siempre se puede sacar algo en positivo en lo que respecta a la inversión que hacemos en publicidad. 

Los bares y restaurantes tienen muchas formas de invertir en publicidad y muchas maneras de hacerlo de un modo de lo más original. Hay algo más allá de hacer un anuncio para televisión o de sacar una determinada publicación en redes sociales. Apostar por cuestiones relacionadas con el merchandising, por ejemplo, es una buena manera de promocionarse. O apostar por el fortalecimiento de la imagen de marca con la adopción de una determinada tipología de copas o vasos. Es precisamente esto último lo que parece ser tendencia en los tiempos que corren. Así nos lo han comentado los profesionales de una entidad como Giona Premium Glass, especializados en objetos como de los que venimos hablando. 

Los españoles siempre tenemos ganas de ir a un bar 

Si hay un país que pueda ser considerado como el rey de los bares, ese es, sin ninguna duda, España. Pero precisamente por eso es necesario que los negocios que se encuadren dentro de este sector apuesten por la inversión en publicidad. Es la mejor manera de destacar por encima del resto y tener así muchas más posibilidades de tener éxito en una actividad que nunca ha resultado sencilla para nadie. Desde luego, si además de ser un negocio en el que hay un exceso de oferta no nos promocionamos o no lo hacemos bien, tendremos muchas más opciones de perder que de ganar. 

Una noticia que fue publicada en el portal web del medio especializado Tourinews informaba de que los españoles gastamos una media de 1.900 euros en bares y restaurantes cada año. Es una cantidad bastante interesante y que debe ser tenida en cuenta a la hora de determinar la tremenda importancia que le damos a salir de casa y tomar algo por ahí. Y es que ese tipo de hábitos no van a cambiar a largo plazo. Y menos en un momento en el que nos hemos dado cuenta de lo que perdemos si no hay bares abiertos a los que podamos acudir. 

El negocio de la hostelería va a seguir funcionando bien en España por las cuestiones que os hemos comentado en el párrafo anterior. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda de que será así. Para nosotros, pocos momentos hay mejores que el que implica salir de casa y disfrutar de nuestro tiempo libre en un bar o restaurante con nuestra gente, amigos o familia. Se trata de una de las tradiciones que no estamos dispuestos a perder y que tendremos que seguir promoviendo con el paso de los años.

Comprar disfraces originales para el Carnaval, una prioridad en España

Una de las épocas del año que más originalidad nos exige es el Carnaval. A nadie le cabe la menor duda de que una de las claves para destacar en una festividad como esta es apostar por disfraces que sean originales, que escapen un poco de lo que todo el mundo pueda tener. Y la verdad es que no es nada fácil conseguirlo. Es necesario replantearnos algunas cuestiones y darle una vuelta de tuerca más a nuestro cerebro para dar con ese disfraz que nos permita dar en el clavo. No siempre es fácil, tenemos que reconocerlo.

Una noticia que fue publicada en el portal web Diario Crítico informaba de cuáles son los disfraces más típicos de un periodo del año como lo es el Carnaval, que como bien sabéis es uno de los momentos preferidos del año para muchas personas. Los disfraces de policía, de enfermera, de cura… son los más repetidos y copan los primeros puestos de ventas durante el Carnaval desde hace muchos años y en una cantidad infinita de sitios en nuestro país. Y es que son disfraces que dan siempre mucho juego.

Sin embargo, es cierto que las tendencias cambian y que, por regla general, van apareciendo nuevos disfraces que compiten con los tradicionales por ser los hegemónicos en un lugar. Como ejemplo, tenemos los disfraces de superhéroes, que según el portal web del diario El Norte de Castilla, son los más vendidos del Carnaval de Palencia. Nos tenemos que ir acostumbrando a esta nueva realidad, sobre todo teniendo en cuenta que cada vez son más niños los que se disfrazan y que son los primeros que viven a pleno pulmón de una fiesta como lo es el Carnaval, tan típica de nuestra tierra.

En pocos momentos del año la alegría está tan extendida como durante el Carnaval, una fiesta que gusta a todos porque supone un oasis en medio del desierto al ser la única fiesta entre la Navidad y la Semana Santa en buena parte del territorio nacional. Eso, unido al color y a la ironía que representa el Carnaval, hacen de esta fiesta una de las más esperadas del año en todo el mundo, ya que España no es el único país en el que se celebra ni en el que más se hace. ¡Preguntad en Brasil!

Si hay un momento en el que tenemos la necesidad de ser creativos y originales, ese es sin duda el Carnaval, un momento en el que podemos hacer gala de esa originalidad sorprendiendo a nuestros amigos y familiares con trajes que se salgan de lo habitual. Los profesionales de una entidad como Disfrazarte Shop, especializados en la venta de disfraces, nos han comentado que, para la inmensa mayoría de las personas que compran disfraces (y ya no solo durante Carnaval, sino para otro tipo de fiestas o eventos), lo verdaderamente importante del producto que compran es su originalidad. Y ese es el aspecto que más se valora.

A más originalidad, más diversión

Es lógico que haya una cantidad importante de personas que se haya interesado en un traje que desprenda originalidad puesto que está comprobado que, cuanto mayor es ésta, más grande es la diversión que se vive y experimenta. La verdad es que a nadie se le escapa el hecho de que, si el Carnaval es una de las fiestas más divertidas de todo el año, es porque es excéntrico y escapa de lo común. Y es que, de no ser así, un evento como lo es este perdería todo el encanto que ha acumulado con el paso de los años.

No nos extraña, por tanto, que el Carnaval sea tan divertido para niños, para adultos y también para ancianos. Pocos momentos hay en el año que desprendan la aelgría de este y precisamente por eso tenemos que hacer todo lo posible por conseguir que se mantenga una tradición así. Además, es una fuente de beneficios muy grande para empresas como lo pueden ser de hostelería y para un municipio o ciudad en concreto. En definitiva, como estáis viendo, el Carnaval implica ventajas por doquier.

Es increíble lo que puede hacer en un grupo tan grande de persona un simple disfraz. Es algo que no solo resulta divertido, sino que resulta positivo a nivel social. Y es que alguien que se pone un disfraz tiene la posibilidad de empatizar con el personaje o el animal al que está representando. Desde luego, no solemos valorar esto pero es evidente que implica un beneficio que no podemos pasar por alto ni por asomo. Por eso os animamos a que, de cara a los próximos eventos que requieren disfraz, sigáis apostando por esa originalidad que nos caracteriza a los españoles. Sin duda, esa es una de nuestras grandes virtudes y no podemos perderla bajo ningún concepto.

La burocracia, la peor enemiga de los emprendedores de este país

Hay una máxima que todos tendríamos que tener en cuenta a la hora de plantear medidas para favorecer la creación de empleo no solo en el interior de nuestras fronteras, sino en todos los sitios: hay que facilitar la creación de empresas para tratar de conseguir que baje el nivel de desempleo que vive una sociedad como la española, que ha sido dada en muchas ocasiones a vivir situaciones de este estilo que además se han recrudecido por momentos. Y la verdad es que a todos nosotros nos ha tocado padecer alguna de ellas en algún instante de nuestra vida. 

La verdad es que no cabe la menor duda de que, en un país como el nuestro, la burocracia ha tenido un impacto realmente negativo en lo que tiene que ver con la creación de empresas. Son muchos los papeles y los trámites que han tenido que realizar los responsables de los negocios para tratar de conseguir iniciar una actividad para la cual han tenido que realizar una inversión realmente grande. No cabe la menor duda de que eso resta potencia e inmediatez a todos los comercios que surgen en el interior de nuestras fronteras. No es una buena noticia. 

El portal web Empresa Actual informaba, en una noticia, de que la creación de empresas en el año 2018 había sido de más de 90.000 unidades. Esta es una buena noticia, pero resulta imposible pensar en cuántas entidades podían haber surgido durante el mismo periodo de tiempo si desde las instituciones públicas se hubiese reducido el número de trámites que son requeridos para empezar a realizar la actividad que toque en cada caso. Y es que no cabe la menor duda de que cuanto más crece el número de trámites, menos crece el de empresas que arrancan. 

Pero fijaos lo que apunta una noticia que fue publicada el pasado mes de agosto en el diario El Español. Aseguraba que, en el mes de junio, había decrecido el número de empresas por tercer mes consecutivo. Eso nos quiere decir algo, y es que el repunte de nuestra economía podía estar viviendo sus últimos coletazos. Para combatirlo, es evidente que hay que ponerles las cosas fáciles a los empresarios. Y poniendo más y más trámites, como ha venido sucediendo, no es la mejor manera de hacerlo ni mucho menos. Ya ha quedado claro es más de una y más de dos ocasiones. 

En un momento en el que desde las instituciones públicas no se dan cuenta de la necesidad de reducir los trámites para facilitar la creación de empresas, los pequeños empresarios que quieren arrancar una actividad están contratando a personas especializadas en este tipo de trámites y asesoramientos para intentar empezar a sacar rédito de su actividad. Es lo que nos han comentado los profesionales de una entidad como lo es Trámites Fáciles Santander, una entidad especializada en este tipo de cuestiones y que ha recibido la llamada de una buena nómina de clientes potenciales en los últimos tiempos. 

Y la verdad es que este trabajo es el que está permitiendo sobre todo a las pequeñas empresas iniciar su modelo de negocio. La importancia que esto tiene para la sociedad española es bastante grande, puesto que son las pymes las que generan una mayor cantidad de empleo y las que hacen que, de alguna manera, no existan monopolios, que son los verdaderos problemas que pueden llevar a un sector al encarecimiento de todos los productos que están asociados de una manera directa o indirecta con él. Desde luego, está claro que esto no beneficiaría a nadie. 

El sector público tiene que cambiar su manera de actuar 

Hay que tener claro que el sector público tiene que cambiar su manera de proceder ante este tipo de situaciones. No podemos seguir impidiendo que los emprendedores de este país se choquen contra un muro una y otra vez cuando tratan de iniciar un proyecto que, a fin de cuentas, va a resultar beneficioso para la sociedad en tanto en cuanto va a generar empleo y va a proporcionar productos o servicios que van a interesar a una buena cantidad de personas. No tiene ni sentido ni explicación. 

La verdad es que nos encontramos en un momento en el que las empresas tienen más problemas que nunca a la hora de empezar a desarrollar su actividad. Creemos que no cuesta tanto hacer que el trabajo de los emprendedores, que ya de por sí es bastante complicado, sea algo más fácil y no haya tantas restricciones en lo que tiene que ver con la constitución de las empresas. Y es que no cabe la menor duda de que son los emprendedores los que más y mejor contribuyen a que el empleo sea una constante en una sociedad como la nuestra.

La reproducción asistida, un servicio característico de nuestro país

Durante muchos años, España ha sido uno de los países más tradicionales y menos avanzados del mundo. Por suerte, la democracia y la Constitución trajeron una apertura de miras que, desde luego, han permitido que la sociedad de nuestros días nada tenga que ver con lo que era antes. Ahora, España es uno de los países que cuenta con una mayor amplitud de miras en muchos aspectos diferentes y, además, somos un país que ha ganado en lo que tiene que ver con libertades y derechos. Es justo poner en valor este aspecto tan importante de nuestra nación y que no siempre valoramos. 

De no haber sido como os hemos contado, la verdad es que habría mucha gente infeliz en el interior de nuestras fronteras. Mucha más de la que tenemos a día de hoy, no os quepa la menor duda. Serían muchas las personas que no verían cubiertas sus necesidades básicas y serían todavía más las que no sintieran que sus demandas son atendidas por la sociedad en la que viven. Eso implicaría que el sentimiento de pertenencia de nuestra gente fuera bastante flojo y que muchas personas no se sintieran identificadas con la idea de país que se defiende en España. 

En los párrafos que siguen os vamos a hablar de uno de los ejemplos que más claro dejan este asunto. Hablamos de una cuestión como lo es la de la infertilidad. ¿Quién iba a ponerse en España durante el Franquismo a hablar de este asunto o a decir en público que no tenía la posibilidad de tener hijos? El problema, además, era más grande si lo sufría una mujer, que aparentemente era un instrumento para que la sociedad se regenerase. Afortunadamente, en España han cambiado mucho las cosas y las personas que ahora no pueden tener hijos tienen esa necesidad bien atendida. 

Una noticia que fue publicada en el portal web El Médico Interactivo indicaba que más o menos es un 15% de la población la que es estéril y que, por tanto, no tiene opción de concebir a un hijo o hija de manera natural. Se trata de una situación muy peligrosa y muy dañina desde el punto de vista psicológico. Es como aquella persona que pierde a un ser querido. Y es que a nadie le cabe la menor duda de que este problema ha sido la causa de la infelicidad de muchas pero que muchas personas en España. Y no solo de ahora. 

La verdad es que, líneas generales, podemos sentirnos orgullosos de ser españoles en lo que tiene que ver con el tratamiento que recibe la gente que, por circunstancias de la vida, no tiene la capacidad para tener hijos e hijas. La verdad es que las posibilidades son inmensas, en España se ha desarrollado toda una gama de servicios que tienen como finalidad la resolución del problema. Los profesionales de Ivi Global Education, un máster en todo lo que tiene que ver con la reproducción asistida, nos han comentado que, desde luego, tienen estudios que demuestran que ha crecido la felicidad de las personas que necesitan sus servicios en los últimos años. Eso, en efecto, es realmente importante. 

Además, tenemos un apunte interesante que dar y que os puede resultar curioso. Según una noticia que fue publicada en el portal web Diario Médico, España es el país que atrae más turismo que tiene que ver con la reproducción asistida. Y es que somos una referencia absoluta en esta materia, algo que no solo nos confiere un beneficio económico que aquí es algo meramente secundario, sino que nos otorga una dignidad con la que no puede contar ninguna otra nación en el mundo. Y eso dice mucho de nosotros y de cómo ha cambiado nuestra sociedad. 

Una opción realmente interesante para parejas de mujeres del mismo sexo

La verdad es que el hecho de tener a mano una cuestión como lo es la de la reproducción asistida también beneficia a un sector de población como lo es el homosexual. Gracias a diferentes técnicas que tienen que ver con este tipo de reproducción, estas personas también encuentran la posibilidad de concebir, algo que es de una importancia bastante grande para ellas y que, desde luego, pone de manifiesto lo que antes apuntábamos: que España es un país con muchas cosas que decir, y todas buenas, en este ámbito. 

Estamos convencidos de que los próximos años van a seguir por los mismos caminos. La verdad es que nuestro país, a pesar de ser una referencia en todo lo que tiene que ver con la reproducción asistida, todavía tiene cosas que mejorar y que pulir, como es natural. Pero estamos en camino de hacerlo y de convertirnos en una nación sin rival en este sentido. Y es que la reproducción asistida es uno de los servicios que no debería faltar en ningún lugar del mundo. ¿Acaso hay algo que sea más bonito que el de contribuir a traer a una persona a este mundo?

Cuando una lavadora en casa no es tan habitual

La rutina diaria es algo que no valoramos hasta que lo perdemos. Es algo que tenemos cada vez más comprobado y para lo que ya tenemos una enorme cantidad de ejemplos a todos los niveles. Está más claro que el agua. Y en el artículo que aquí empieza os vamos a comentar uno de los ejemplos que más claro dejan que esta es una realidad que va en aumento con el paso de los años. Hablamos del simple pero importante hecho de disponer de una lavadora en nuestra vivienda. 

Es probable que muchas de las personas que estéis leyendo este artículo consideréis que disponer de uno de estos artilugios es lo más normal del mundo. Pero la verdad es que, por desgracia, es más habitual no disponer de él que, en efecto, contar con una en nuestra vivienda. Por eso hay muchos de vosotros y vosotras que deberíais consideraos afortunados. Y es que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Y lo sabe bien la gente que, habiendo dispuesto de una lavadora, ha tenido que trasladarse a una vivienda que no dispone de ella. 

¿Dónde demonios ocurre esto? os estaréis preguntando. Pues bien, ocurre en lugares tan cercanos a nosotros como lo son las ciudades de Madrid y Barcelona, en las que un porcentaje importante de las viviendas son de un tamaño muy reducido que no deja margen a que tengamos un electrodoméstico como del que venimos hablando. Seguro que tenéis a algún conocido o conocida que se encuentra en una situación similar a la que os estamos comentando. Los estudiantes de diversas ciudades de España y que se trasladan a Madrid o Barcelona son los que más notan el cambio. De tener una lavadora en casa se trasladan a un piso en el que no tienen espacio para tener uno de estos aparatos. 

Pero hay razones peores por las cuales no se dispone de una lavadora. Uno de ellos es desvelado sin tapujos por el diario 20 Minutos, que hace referencia a que más de la mitad de la población mundial no tiene la capacidad suficiente, ya sea por dinero o por falta de electricidad o acceso al agua corriente, de tener a mano algo tan útil como un elemento que nos permite lavar nuestra ropa en apenas unos minutos sin que nos tengamos que desgastar en hacerlo a mano, una actividad a la que, tristemente, todavía están acostumbradas muchas personas a lo largo y ancho de todo el mundo. 

Fijaos en un dato que nos ha sido ofrecido por el portal web del medio Economía de Hoy, que indica que son hasta 14 los millones de hogares que, solo en el interior de nuestras fronteras, no cuentan con lavadora y secadora juntas. La verdad es que esto es sintomático y se debe a una gran cantidad de factores. Primero, la falta de poder adquisitivo de muchas personas para hacer frente a este pago. Segundo, la falta de acceso de mucha gente también a bienes como lo son la electricidad y el agua corriente. Pensamos que no, pero este tipo de problemas siguen siendo tan reales como la vida misma. 

Teniendo en cuenta que no todo el mundo tiene lavadora en España, ¿cómo se las ingenia una persona o una familia en estas condiciones para adecentar su ropa? La solución reside en las lavanderías, un negocio que está en aumento teniendo en cuenta los datos que nos han sido aportados por los profesionales de Lavatur, una entidad especializada en suministrar los electrodomésticos correspondientes para la realización de esta labor. Y es que, al parecer, la cuota de mercado de estas lavanderías permanece al alza desde hace ya unos cuantos años en España. 

Un servicio realmente de utilidad 

La verdad es que nos genera cierta angustia el solo hecho de pensar qué tendríamos que hacer para conseguir una limpieza de nuestra ropa si no fuera por las lavanderías. La verdad es que este tipo de negocios generan un servicio que realmente es de extrema necesidad para las familias y que permite cubrir una de las máximas para tener una calidad de vida decente y una dignidad: la limpieza y la higiene. Desde luego, sin esas dos cuestiones sería imposible cumplir con esas premisas. 

Es evidente que hay que intentar que todo el mundo tenga opciones a su disposición para tratar de que su vida sea lo más digna posible. Por desgracia, eso no es posible en todos los lugares ni países de todo el mundo. De hecho, hasta en el país más rico hay gente que no tiene acceso a estos servicios. El servicio que prestan las lavanderías es, en este sentido, elemental para que, de una manera no demasiado costosa, todo el mundo tenga acceso a lo que, en resumidas cuentas, es un derecho básico, el de la limpieza o la higiene. Si todo el mundo no tiene esto a mano, es que algo falla y tiene que ser resuelto.