El turismo de lujo se convierte en una alternativa

Actualmente el sector del turismo, tal y como siempre lo hemos entendido, se encuentra en plena transformación, en pleno movimiento, buscando nuevos caminos, nuevos rumbos… Está experimentando un cambio de mentalidad que va acorde con la nueva situación mundial. Y en medio de este cambio de rumbo se encuentra el denominado turismo lujo o turismo de alto poder adquisitivo. El demandante o usuario de este tipo de turismo de lujo es gente que posee un nivel económico muy superior a la media, con unos ingresos muy por encima de los 300.000 euros anuales, y por lo tanto una mayor capacidad de gasto. Y cada vez hay más millonarios. 

Según un informe del banco suizo UBS “los multimillonarios ganaron más dinero en 2017 que en cualquier otro año documentado en la historia…/… hay tanto dinero en manos de los ultrarricos que se está creando una nueva oleada de ricos y poderosas familias de varias generaciones”. Se estima que en el mundo actualmente existen unos 2.158 multimillonarios, de los cuales un 2 % posee bienes considerados de superlujo como aviones privados, yates, colecciones de arte, etc. 

El perfil medio del multimillonario actual, según publica el The Wall Street Journal, es en su gran mayoría hombre (88 %), de unos 63 años, que hizo su fortuna por sí mismo, el 54 %, mientras que el resto la heredó o es el resultado de una combinación de ambos casos. Entre los países que lideran el ranking de contar con un mayor número de personas multimillonarias figura en primer lugar Estados Unidos, seguido de China en segundo lugar y el Reino Unido en tercer lugar. 

La inmensa mayoría de las personas incluidas en esta exclusiva élite social a la hora de viajar, de disfrutar de su tiempo libre, buscan gozar de las experiencias, lugares, estancias, productos o vivencias más exclusivas, buscan singularidad y exclusividad, puesto que solo se conforman con lo mejor y para ello están dispuestos a pagar lo que sea para conseguirlo.   

Dentro del ranking de los hoteles considerados de superlujo a nivel mundial podemos destacar los siguientes:

  • El Burj Al Arab Jumeirah, de Dubái. Inaugurado en el año 1999 es uno de los hoteles más emblemáticos y glamurosos del mundo. Su ubicación en una isla artificial construida ganándole terreno al mar ofrece unas excepcionales vistas del Golfo Arábigo y su esbelta silueta con forma de vela que alcanza los 321m. de altura, se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Como singularidad se puede destacar que los huéspedes de este excepcional hotel cuentan con servicios como aterrizar en su helipuerto, disponer de una flota de vehículos Rolls-Royce, Ferrari, Aston Martin, Lamborghini… para alquilar, contar con un servicio de mayordomo las 24 horas del día o disfrutar de la mejor cocina en un restaurante situado en un acuario bajo el agua, entre otras cosas.   
  • Laucala Island Resort. Situado en Fiyi, una isla privada de 1.416 hectáreas en el sur del Océano Pacífico, sus veinticinco villas se encuentran en una impresionante naturaleza, con playas, montañas verdes, plantaciones de cocoteros…, disponiendo de chef personal, chofer, niñera, campos de golf, piscinas panorámicas…
  • Town House Galleria. Situado en Milán (Italia), concretamente en la famosa Galleria Vittorio Emanuele II, uno de los centros comerciales más antiguos del mundo, este hotel está considerado como uno de los más lujosos de Europa. Sus habitaciones que van de los 30 a los 160 m2 están decoradas con un mobiliario de lo más exquisito, disponiendo de mayordomo las 24 horas, excursiones en helicóptero, alquiler de vehículos deportivos, limusinas…
  • Emirates Palace Hotel. Situado en la ciudad de Abu Dabi de los Emiratos Árabes Unidos, este lujoso hotel, construido en el año 2005 cerca del Golfo Arabian, recrea en su decoración la atmósfera de “Las mil y una noches”, contando además con playa privada, un puerto deportivo, parque acuático, pista de tenis, helipuerto, mayordomo las 24 horas, alquiler de limusina…  

Otros aspectos clave en el turismo de lujo

Ahora bien, el turismo de lujo no solo busca lugares glamurosos, sino que también requiere de otros ingredientes que le atraigan de un país concreto. España cuenta a su favor con:

  • Patrimonio. La larga trayectoria histórica de nuestro país nos ha dejado un rico patrimonio cultural. Ciudades como Barcelona se muestran orgullosas de su pasado, que ofrecen a todo aquel visitante que se aloje en apartamentos turísticos. En este sentido, uno de los lugares más recomendados por su lujo y su estilo es el Mercer House Bòria Bcn donde podrá disponer de los mejores servicios en un edificio icónico único de la ciudad condal. 
  • Folclore. Descubrir nuestras raíces, acudir a un espectáculo flamenco, disfrutar de una tarde de toros… 
  • Gastronomía. Nuestra gastronomía despierta admiración en el mundo entero y son numerosas las personas que nos visitan para degustarla.

Lleva tu coche a un taller antes de salir de vacaciones

Ya contamos las horas para poder irnos de vacaciones. Han sido unos meses muy duros de trabajo, de estrés familiar y de aguantar a mucha gente. Solo pensamos en coger las maletas, montarnos en el coche e irnos a nuestras playas favoritas de España. Eso sí, antes de hacerlo, hay que tener en cuenta una cosa. No podemos irnos sin haber llevado nuestro vehículo al taller. Al igual que las personas, los coches necesitan pasar unos análisis para saber si está todo en regla.

 El salir a la carretera con un coche óptimo es vital para evitar posibles accidentes. Y ya no solo hay que ponerse en lo peor, también puede ocurrir que por tener algo mal del coche, tengamos que volvernos y perdamos parte de nuestras merecidas vacaciones. Por eso, te vamos a recomendar lo que tienes que hacer y decir en el taller cuando estés a punto de hacer las maletas. Toma nota, porque una revisión a tiempo puede hacernos olvidar futuros contratiempos.

Neumáticos

Lo primero que tienes que decir cuando vayas a un taller es que te miren los neumáticos. Son muchos los accidentes que se producen por no tenerlos en condiciones óptimas. Es nuestra manera de agarrarnos a las carreteras y de prevenir salidas o reventones. El personal del taller se encargará de comprobar si tiene grietas o desgastes. Además, que la profundidad del dibujo no sea inferior a la reglamentaria y de comprobar que la presión es la indicada por el fabricante del vehículo. Por supuesto, no te olvides de la rueda de repuesto, y de un kit antipinchazo. No es la primera vez que en mucho tiempo no has pinchado,  y en un mismo viaje, ocurre dos veces. Ya sabes eso de la Ley de Murphy.

Niveles

En el taller te tienen que comprobar que tu automóvil tiene los niveles correctos. Aquí se incluye

  • Líquidos refrigerante. Es el encargado de absorber el exceso de calor que emite el motor manteniéndolo a su temperatura ideal.
  • Líquidos del limpiaparabrisas. Aunque pueda parecer una bobada, muchas veces no está relleno y esto provoca accidentes. Por ejemplo, cuando el barro inunda el parabrisas.
  • Niveles de aceite. El aceite actúa como lubricante y ayuda a refrigerar los componentes, reduciendo así los rozamientos entre las diferentes piezas del motor.
  • Líquidos de frenos. Es necesario comprobarlo y sustituirlo si es necesario, porque con el paso del tiempo pierde efectividad.

Frenos

Los frenos son una parte esencial del coche y que tiene que ser siempre revisada. Por eso, antes de salir es muy importante comprobar los las pastillas y los discos de freno. Las pastillas no estén desgastadas y que el estado de los discos de freno es el adecuado. Además de comprobar que el sistema de frenado no tiene ningún error.

Luces

Durante el verano solemos coger bastante el coche por la noche. Ya sea para acudir a cenar donde unos amigos o a un concierto que hay en el pueblo de al lado a nuestro hotel. Por este motivo, lo que tenemos que hacer es comprobar que todo el sistema de luces funciona bien. Aquí se incluyen las de posición, las de cruce, las largas y los antinieblas. Y por supuesto, los famosos intermitentes, aunque para algunos conductores parezca que no existen. 

Y tan importante como esto, es comprobar la altura de las luces y su haz. Estos ajustes evitarán deslumbramientos con los coches que nos crucemos, una recomendación que nos hacen desde los Talleres Paiz, uno de los talleres Mini y BMW más demandados en la provincia de Granada.

Y nuestra última recomendación son esos elementos auxiliares que pensamos que no son útiles pero a la hora de la verdad se convierten en indispensables. En carretera es obligatorio llevar chalecos reflectantes, triángulos de emergencia, llave, rueda de repuesto y gato. Muchas multas impuestas por la Guardia Civil y la policía son por no llevar estos aparatos.

Así pues, ya sabes que antes de salir de vacaciones tienes que ir a un taller. No te preocupes por el tiempo porque ahora mismo son rápidos y eficaces. Y tampoco por el dinero porque será más que un gasto, una inversión. A la carretera hay que salir con todas las garantías, y si nosotros lo hacemos, nuestro vehículo también tiene que estar al 100%. Y es que un coche en perfecto estado significa seguridad para el conductor y sus acompañantes. Buen viaje, amigo conductor, pero antes pasa por un taller.

¿Qué nos indican las estrellas de los hoteles?

Una de las partes más bonitas e ilusionantes de realizar un viaje es meternos de lleno en su preparación: elegir destino, buscar información, ver fotos, reservar vuelo, averiguar cómo movernos por el lugar, elegir un sitio para alojarnos…El hotel que elijamos será nuestra casa durante las vacaciones. Allí será donde descansaremos después de horas y horas de excursiones, salidas, visitas, y nos apetecerá que sea un lugar en el que nos sintamos cómodos y podamos relajarnos.

Como guía durante el proceso de selección de un hotel, muchas personas nos fijamos en las estrellas que posee dicho establecimiento. Pero, ¿qué quiere decir esta clasificación exactamente?

Un poco de historia

Entre los registros más antiguos sobre la clasificación por estrellas que se tienen, destacan los manuales creados por la escritora inglesa Mariana Starke a finales del siglo XVIII. En este momento el uso de las estrellas se utilizó como mero signo de exclamación, usándose para destacar algo que valía la pena hacer.

El sistema tal cual lo conocemos se implementó por primera vez en la afamada guía de viajes del inglés John Murray que fue publicada durante el siglo XIX e inicios del siglo XX. De igual manera la guía de viajes alemana Baedeker la adoptó como forma de calificación.

Desde entonces, todas las guías y revistas en viajes especializadas han utilizados sistemas de estrellas similares.

Con los años y el éxito que ha demostrado tener la guía de estrellas la industria hotelera ha intentado estandarizar sus clasificaciones, aunque la realidad es que aun hoy en día no existe un estándar oficial a nivel internacional, más allá del significado general que sí que coincide más o menos en la mayoría de países.

Las estrellas de los hoteles en España

Aunque sobre el papel, en España tampoco existe un sistema nacional de clasificación de hoteles, ya que esta tarea compete a cada gobierno autonómico, la realidad es que en la práctica a penas existen diferencias entre unas comunidades y otras.

Todos los hoteles deben pedir una clasificación antes apertura y exhibir las estrellas asignadas en una placa visible en la fachada exterior del hotel.

Los criterios básicos para decidir cuántas estrellas se le otorgan a un establecimiento se basan en el tamaño de las habitaciones, la limpieza y la disponibilidad de ciertos servicios.

  • Hoteles de 1 estrella: la habitación doble debe tener una superficie mínima de 12 m², la individual 7 m² y el cuarto de baño (ducha o baño) 3,5 m². Además, debe contar con ascensor y calefacción.
  • Hoteles de 2 estrellas: la habitación doble debe tener un mínimo de 14 m², la individual 7 m², el cuarto de baño (baño o ducha) 3,5 m², y debe contar con teléfono en la habitación, ascensor, calefacción y servicio de caja de seguridad.
  • Hoteles de 3 estrellas: la superficie de la habitación doble no puede bajar de los 15 m², la individual de 8 m² y el cuarto de baño (baño o ducha) de 4 m². En cuanto a las instalaciones, debe tener aire acondicionado en las zonas comunes, bar, teléfono en la habitación, ascensor y calefacción.
  • Hoteles de 4 estrellas: la habitación doble debe superar los 16 m², la individual 9 m² y el baño (baño y ducha) 4,5 m². Tiene que tener aire acondicionado en la habitación, ascensor, calefacción y teléfono, caja de seguridad y minibar en la habitación.
  • Hoteles de 5 estrellas: en la categoría más alta, la habitación doble no debe ser menor de 17 m², la individual 10 m² y el cuarto de baño (ducha y baño) 5 m². Además, debe contar con aire acondicionado en la habitación, ascensor, calefacción y teléfono, caja de seguridad y minibar en la habitación.

En los hoteles de Europa

El organismo europeo de clasificación hotelera más importante es el HOTREC (Hotels, Restaurants & Cafés), que agrupa a 44 asociaciones nacionales de hostelería y restauración de 24 países distintos y a las federaciones hoteleras de 17 países europeos (Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Alemania, Grecia, Hungría, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Eslovenia, Suecia y Suiza).

El sistema de clasificación está basado en el antiguo modelo alemán, que otorga de 1 a 5 estrellas, pero usando la mención “Superior” para destacar algunos extras por categoría. Se basa en la valoración de 21 criterios que están relacionados principalmente con la calidad del cuerpo de dirección, el bienestar que siente el cliente en el hotel y la calidad del sueño en el mismo. Cada atributo es valorado con una puntuación numérica y la suma de todas ellas decide en qué rango de estrellas se ubica.

Como en muchas otras cosas, la clasificación es diferente es Estados Unidos. Existen multitud de sistemas de clasificación muy diversos, lo que los hace muy lioso, pudiendo encontrar un motel de 5 estrellas que tiene mucha menos calidad que un establecimiento de Holiday Inn que carece de calificación.

Factores a tener en cuenta

Después de tener claro que significa (y que no) las estrellas que pueda tener un hotel, creo que no es el único, ni siquiera el principal criterio, en el que debemos basarnos para escoger donde disfrutar del descanso en nuestras vacaciones.

Estos son los criterios que considero más importantes a la hora de hacer la elección:

  • La ubicación: es importante buscar un hotel que esté en consonancia con tus planes. Si lo que pretendes es hacer muchas excursiones, agradecerás que el hotel esté céntrico en la zona que pretendes visitar, sobre todo cuando llegues cansado por la noche. Esto es lo que me he encontrado en la web de Mercersevilla, que destaca su localización en uno de los barrios más famosos de la localidad como uno de sus puntos fuertes.

Si lo que quieres son unas vacaciones de relax, buscar una zona tranquila es indispensable y, al contrario, si lo que quieres es no perderte nada buscar una zona bien comunicada en cuanto a transporte te será muy útil.

  • Oferta gastronómica: además de saber si con tu reserva llevas incluido algún plan de comida, saber la oferta que te ofrecen en su restaurante, sobe todo si padeces alguna alergia, es un factor muy importante.
  • Instalaciones y extras: como hemos visto el número de estrellas tiene que ver con el tamaño de las habitaciones y algún servicio más. Investigar para saber si dispondremos de conexión wifi, piscina, caja de seguridad, servicio de lavandería, aparcamiento, aire acondicionado, ‘spa’, traslados al aeropuerto, también marcará la comodidad de nuestro viaje.
  • Saber si se trata de una cadena hotelera: saber si el hotel en cuestión pertenece a una cadena hotelera también puede darte más tranquilidad a la hora de reservar, porque puedes consultar las opiniones de muchos viajeros y, si ya te has alojado en alguno anteriormente, sabes de antemano lo que vas a contratar.

Después de saber que más estrellas no siempre significa mejor,  y con estos consejos seremos capaces de encontrar el mejor hotel para nosotros, sin acabar nuestro viaje con la sensación de habernos “estrellado”.

El transporte de mascotas

El transporte de mascotas por vía aérea cada vez es algo más solicitado. En este sentido hay empresas que llevan dedicándose a ello desde hace muchos años como Star Cargo que insisten en el cumplimiento de todas las medidas y regulaciones necesarias. En opinión de esta empresa, muchas personas desconocen que se puede hacer este servicio o incluso creen que los animales lo pasan realmente mal cuando van en la bodega del avión, cuando en realidad es justo lo contrario.

Un servicio de lo más cuidadoso con los animales

Las mascotas cuando entran en las instalaciones de la compañía de aviones elegida, las llevan a una zona que está habilitada especialmente y que tiene vigilancia por parte de veterinarios y personal acostumbrado a este tipo de transporte, lo que da esa tranquilidad que tanto necesitan los animales y los dueños en el viaje.

Como decíamos al principio, el caso es que contrariamente a lo que mucha gente dice, el animal en la bodega del avión se encuentra entre 15 y 25 grados, siendo esta una temperatura que está regulada y perfecta para el cuerpo del animal que se trate.

¿Qué riesgos sufre una mascota que viaja en avión?

Los perros de gran tamaño son los que se marcan con un equipaje especial y se transportan en la bodega de carga.

Pese a que el viaje en avión con mascotas es algo normal, hay que tener en cuenta una serie de medidas de seguridad para que el viaje sea perfecto para los animales.

Normalmente los perros grandes se marcan como equipaje de carácter especial y son transportados en bodega de carga. En el caso de los compactos que tengan como mucho ocho kilos van a poder viajar en cabina. El caso es que cada aerolínea va a tener sus propias normas para el transporte, donde hay mascotas como los perros lazarillo o que sirven de ayuda que pueden llegar a viajar de manera gratuita en la cabina.

Algo que conviene saber es que muchas aerolíneas no permiten que se viaje en cabina, pues hay muertes y extravíos que pueden afectar a la propia reputación de la línea.

Entre los temas que dueños y la aerolínea tienen que vigilar es el clima, puesto que con bastante calor pueden llegar a sufrir un golpe. Existen organizaciones especializadas como la Humane Society recomienda no viajar con canes en la cabina, salvo que sea estrictamente necesario.

Existen multitud de líneas aéreas que optan por prohibir entrar al avión a perros que sean braquicéfalos, los que tienen el hocico chato, como son los bulldog o los pugs, puesto que por su fisionomía, tienen muchos problemas para la respiración y tienen profesión a tener problemáticas como golpes de calor. Todo ello puede empeorar si se encuentran en cabina. Otro caso es el de los perros muy nerviosos, pues pueden llegar a sufrir un colapso en el trascurso del camino.

Lo mismo que pasa como el equipaje, el perro también puede llegar a perderse, en especial cuando van en vuelos diferentes al tuyo o es un envío especial.

Desde la Humanity Society han dado una serie de consejos en el caso de que quieras viajar con la mascota, lo que permitirá evitar una serie de riesgos que pueden llegar a producirse:

  • Viaja en vuelo directo siempre que sea posible
  • Adquiere un transportín de primera calidad que el perro no pueda abrir
  • Mejor viaja en el mismo vuelo que tu mascota y que dejen que te vea el transportín cuando vayan a bajarlo
  • No viajes en fechas donde los aeropuertos estén repletos
  • Cuando subas al avión, debes notificar al capitán o auxiliar que tienes a un can en la bodega
  • Como decíamos antes, si el perro es braquicéfalo deberás evitar que viaje en bodega, de lo contrario es mejor que no lo lleves
  • No es para nada recomendable llevar a un cachorro en la bodega
  • Siempre que puedas cuidar de que el collar no vaya a correr riesgo de poder atorarse en las rejas del transportín
  • Colocar las etiquetas en el transportín hace que sea más fácil de localizar
  • Recomendable poner cubitos de hielo en el bebedero
  • Salvo por prescripción médica, mejor no darle tranquilizantes

Ahora que tienes toda esta información, seguro que ya sabes las posibilidades que tienen al alcance de tu mano para poder llevar a tu can de viaje contigo o tu familia. Realmente es un servicio de lo más interesante para todos los que gustamos de llevar a las mascotas a nuestros viajes o a donde quiera que sea. Solo hay que acertar con la empresa que elijamos, eso sí.

Una visita por Ponferrada

Si tienes pensado hacer una escapada en las próximas semanas, nuestra recomendación de hoy es que visites Ponferrada. Una localidad de El Bierzo con muchos años de historia, sacrificio y desde hace un tiempo también de turismo. Haz las maletas que nos vamos durante un par de días a tierras leonesas para relajarnos, disfrutar de la gastronomía y conocer a gente muy interesante.

Para muchos es una gran desconocida, para nosotros un sitio que simplemente hay que dar más a conocer.  En sus tiempos fue conocida como «ciudad del Dólar».  Un lugar repleto de encanto y atractivos turísticos que no te deberías perder si visitas esta zona de la provincia de León. Ponferrada es una ciudad con mucha historia y el trasluz de su pasado templario, ligado al Camino de Santiago, y luego industrial, con el carbón como combustible y símbolo de su expansión aunque también declive.

Qué ver

La capital de El Bierzo tiene muchos monumentos y lugares de interés turístico que visitar.  Nosotros te vamos a plantear una serie de ellos para que disfrutes de tu visita a Ponferrada. Por supuesto no puedes dejar de ver el castillo templario . Está ubicados sobre lo que en sus orígenes fuera un castro celta, siendo en los sucesivos siglos emplazamiento romano y visigodo posteriormente, hasta la construcción del castillo en el siglo XII. Actualmente el castillo, uno de los castillos de estilo medieval mejor conservados de España,  sirve como Centro de Investigación y Estudios Históricos de Ponferrada y como biblioteca especializada dedicada a los Caballeros Templarios.

En un lugar como Ponferrada tiene que ver, es obligado, el Museo Nacional de la Energía. Conocido popularmente como la «fábrica de la luz«, se trata, como su propio nombre indica, de un museo dedicado a todo lo relacionado con la energía y es a día de hoy un centro de referencia en España en aspecto de divulgación científica y ocio cultural relacionado con la energía y sus diferentes formas de obtención y transformación.

Otro museo muy visitable es el del Ferrocarril. Aquí se conservan vagones y locomotoras antiguas, parte del patrimonio industrial de la zona. Ya te imaginas lo preciosas que son esas máquinas de carbón con sus características chimeneas, así como su hermoso colorido rojo y negro en las ruedas, o la elegancia de los bellísimos acabados en madera de los vagones de pasajeros. Y es que el carbón forma parte de la vida de este pueblo. Así como otros elementos como la pizarra. Una visita muy original es la que puedes hacer a una cantera de pizarra. Para ello habría que hablar con Ardoises Despagne. Es una empresa española especializada en la comercialización y distribución de pizarras para tejados, suelos y exteriores. Desde hace más de 3 generaciones, este familia se beneficia de una gran experiencia en este sector así como también de una profesionalidad indiscutible. Y es que los yacimientos de pizarra han formado parte del ADN de esta localidad leonesa.

La Torre del Reloj representa uno de los monumentos más bonitos de Ponferrada. Constituye la puerta de acceso al casco histórico de la ciudad, comunicando las 2 plazas más representativas de la misma, como son la Plaza Mayor y la Plaza de la Encina. Se construyó en el año 1567, siendo la mampostería de pizarra, el canto rodado y el granito sus principales materiales. También tienes que visitar la Basílica Nuestra Señora de la Encina. Se trata de una basílica de estilo Barroco y Renacentista, que como muchas obras arquitectónicas religiosas sufrió cambios y remodelaciones que abarcaron varios siglos.

Qué hacer

Si eres un amante de los vinos, estás de enhorabuena, ya que Ponferrada es la cuna de la Denominación de Origen Bierzo, por lo que puede ser una buena idea visitar alguna de las bodegas donde se elaboran vinos con dicha denominación y situadas en la propia ciudad. También puedes ir de pinchos y de tapas.

Qué comer

Ahora bien, si estas en Ponferrada no te puedes ir sin comer un buen botillo. El botillo es sin duda su plato estrella y más conocido en toda España, pero su gastronomía es muy rica y en ella priman buenos productos «made in El Bierzo» como los pimientos asados, las castañas, la manzana reineta o la pera conferencia.

En resumen, dos días en Ponferrada dan para mucho. Se conjuga turismo y gastronomía, en un lugar con mucha historia y que quiere recuperar el terreno perdido en los últimos años. Pero sin duda, lo va a conseguir.