Creativa

Cuando caigan las restricciones tened el vehículo a punto

Disponer de un vehículo es clave. La movilidad, a día de hoy, sigue siendo necesaria a pesar del desarrollo de Internet. Y es que, aunque tengamos la posibilidad de vernos de manera telemática con nuestros amigos, clientes o familiares, es mucho mejor vernos presencialmente con ellos (cuando sea sanitariamente recomendable, claro). Y el confinamiento lo ha dejado claro. Son muchas las personas que, a causa de haberse aislado físicamente de alguno de estos grupos, han desarrollado problemas como la ansiedad, el estrés, la depresión... y que añoran y necesitan la verdadera vuelta a la normalidad.

Disponer de un vehículo es clave. La movilidad, a día de hoy, sigue siendo necesaria a pesar del desarrollo de Internet. Y es que, aunque tengamos la posibilidad de vernos de manera telemática con nuestros amigos, clientes o familiares, es mucho mejor vernos presencialmente con ellos (cuando sea sanitariamente recomendable, claro). Y el confinamiento lo ha dejado claro. Son muchas las personas que, a causa de haberse aislado físicamente de alguno de estos grupos, han desarrollado problemas como la ansiedad, el estrés, la depresión… y que añoran y necesitan la verdadera vuelta a la normalidad.

La dependencia que tiene el ser humano de un vehículo es más alta que en ningún otro momento y pensamos que, después del coronavirus, todos y todas estaremos deseando volver a reunirnos con todas esas personas a las que no vemos desde hace mucho tiempo a causa de la pandemia. Los profesionales del taller Auto Babel nos han indicado que el año pasado, cuando finalizó la primera ola y el Estado de Alarma, a las puertas del verano, aumentó la cantidad de personas que se interesaron en la reparación de su vehículo a sabiendas de que, después de tanto tiempo, iban a desplazarse para ver a sus familiares y amigos.

Tener a nuestra disposición un vehículo sin tener ese miedo que implica que pueda tener algún problema técnico o mecánico es una gran ventaja. La gente lo sabe y por eso el sector de la distribución y reparación de vehículos goza de una excelente salud en España en los tiempos que corren. En España, en el año 2018, este sector facturó un total de 46.240 millones de euros, una cifra que no es nada desdeñable y que deja claro que tenemos una gran dependencia, como decíamos antes, de nuestros coches y demás vehículos.

En nuestro país, cada coche pasa por el taller una media de 1’64 veces al año según lo que apunta una noticia publicada en la página web Infotaller, lo que indica una cosa que sospechábamos desde hace algún tiempo: los vehículos que circulan en nuestro país son más antiguos que los que lo hacen en otros países, especialmente los de nuestro entorno. Es evidente que esto cambiará en algún momento, pero que ahora solemos, en el interior de nuestras fronteras, estirar la vida de los coches, de las furgonetas y de todo tipo de vehículos.

Volverá a elevarse el número de reparaciones a medida que caigan las restricciones por coronavirus

Los trabajadores y demás especialistas del sector de la automoción creen que, una vez que caigan las restricciones que todavía siguen vigentes en materia de movilidad a causa del coronavirus, va a aumentar de nuevo el número de reparaciones de vehículos que se realicen, en conjunto, en nuestro país. Es algo que responde a la lógica y que, como decíamos antes, ya se ha producido en anteriores ocasiones. Cuando empiecen a producirse estas reparaciones, empezaremos a pensar que la pandemia ha sido superada. Ojalá que ese momento, por tanto, llegue muy pronto.

Muchas personas de las que ahora teletrabajan han llegado a pensar que, por el hecho de reducir el kilometraje de sus vehículos, la necesidad de reparaciones se ha empequeñecido. Es cierto que un coche que ha recorrido una distancia menor tiene menos probabilidad de «fallar», pero conviene no olvidarnos de la que obsolescencia de algunos de los materiales con los que se compone un vehículo también tiene mucho que ver con el simple paso del tiempo. Así que cuidado, que los coches también sufren incluso estando parados. Es mejor no olvidarse de este asunto.

El vehículo, nuestro mejor amigo

Sea para lo que sea, para visitar a nuestra familia después de tanto tiempo o para organizar unas vacaciones y disponer de amplia libertad para hacerlo, nuestro vehículo va a ser siempre nuestro mejor amigo. Y es que la máquina nos permitirá organizar mucho mejor nuestros desplazamientos y nuestro tiempo libre. Y eso, en los tiempos que corren, es evidente que es una ventaja sustancial. Si queremos sacar el máximo partido de nuestros momentos de ocio, un vehículo es la mejor alternativa para rentabilizarlos. Normal que la gente necesite tener siempre a punto sus vehículos.

Estamos en un momento difícil, pero podemos tener claro que terminará pasando. A nadie le cabe la menor duda de que los efectos de la vacuna se notarán y que ya se están notando entre los grupos de población que ya están inmunizados ante el coronavirus. Cuando todo esto acabe, será un buen momento para organizar unas buenas vacaciones y poder, por fin, disfrutar de esos momentos con toda nuestra gente que nos han sido privados durante el último año y pico. Para que lo podamos hacer, tener un vehículo a punto será indispensable.

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies