Creativa

Ideas originales de catering para sorprender a todos tus invitados

Hay servicios que por su carácter deben reinventarse cada día, para continuar sorprendiendo a su público y brindando innovación en el mercado, servicios entre los cuales podemos mencionar el del catering. En este mundo, los proveedores siempre están buscando nuevas formas de diferenciarse de la competencia y brindar un servicio único, sobre todo ahora que el cliente, además de buscar ser sorprendido, también busca abaratar a la hora de hacer un evento.

Hay servicios que por su carácter deben reinventarse cada día, para continuar sorprendiendo a su público y brindando innovación en el mercado, servicios entre los cuales podemos mencionar el del catering.

En este mundo, los proveedores siempre están buscando nuevas formas de diferenciarse de la competencia y brindar un servicio único, sobre todo ahora que el cliente, además de buscar ser sorprendido, también busca abaratar a la hora de hacer un evento.

Así, estos optan por las bodas a base de un buen cóctel y el apoyo de unbuffet, sentando al 50% de los invitados, ya que es un sistema que quita un poco de seriedad y que tiene el éxito asegurado: deambulas entre los invitados, hablas con todo el mundo y lo pasas en grande.

También, aunque no más económicas, triunfan las bodas con mercadillo de puestos de comida, donde cada uno va moviéndose por los puestos temáticos y comiendo lo que en ellos se ofrece: quesos y embutidos, comida mexicana (cactus, colorines, quesadillas y tacos…), sushi barsweet corner, wok, tapas, barra de foie y tartares, el chino fino y pare de contar.  La gente se lo pasa de maravilla sirviéndose de aquí y de allá. Eso sí, esta experiencia implica un coste alto, ya que los puestos suelen ir tematizados y muy decorados, con cocineros uniformados y una atención impecable al invitado.

Por otro lado, se llevan igualmente los showcookings para empresas. Se trata de invitar a un grupo de clientes a comer y, cuando llegan, se les pone un delantal y un gorro de cocinero, una tabla y un cuchillo y, bajo las instrucciones de un chef que dirige la operación, se hacen su propia comida. Ellos se lo guisan, ellos se lo comen. Y mientras cocinan, se les sirve un cóctel buenísimo. Toda una experiencia inmersiva.

Otra novedad es también la fiesta campera con juegos en la carpa de un circo, de los típicos de rayas amarillas y rojas: un ambiente muy cálido que garantiza la animación y el jolgorio.

En cuanto a la comida, durante muchos años se eligieron ciertos menús en las bodas porque ‘quedaban bien’ o porque se consideraban tradicionales y clásicos. Sin embargo, esta opción de entrante, plato principal y postre en ocasiones es bastante costosa, además que ahora los novios siempre buscan darle un toque original y personalizado a su momento más feliz.

Por eso, en los últimos tiempos han surgido nuevas tendencias en lo que a catering en las bodas se refiere. Todo depende del tipo de evento que organices, de la época del año en que se celebre, de la hora del día, de los gustos personales de los novios y por supuesto, del dinero que tengan disponible. A continuación, nuestros amigos de Catering A Morena, nos comentan algunas de las últimas tendencias.

Nuevas tendencias en catering para bodas

1. Hacer un picnic

Si la idea es organizar una boda al aire libre al mejor estilo campestre, por supuesto la hora la comida tiene que estar recreada como todo un picnic. Cestas llenas de frutas, manteles en el suelo, cojines para estar más cómodos, zumos de frutas, bocadillos, pasteles y todo lo que se te ocurra que puede comerse sin cubiertos y sin mesa.

2. Menú degustación

Es una de las tendencias en catering en las bodas de hoy en día ya que permite probar de muchos platillos. La idea es la siguiente: colocar una gran mesa como si fuese un bufé con ‘muestras’ de comidas: sushi, pulpo a la gallega, ensaladas, langostinos, pollo, carne, pizzas, etc., y que los invitados vayan degustando la variedad de sabores.

Esta idea no solo es original, sino que además se convierte en una apuesta segura cuando los invitados son de varias edades o gustos diferentes, dando la oportunidad de que todos encuentren algo de su gusto entre el menú.

3. Comida internacional

Si se trata de una pareja que ha viajado mucho por el mundo, para su boda pueden aprovechar y ofrecer platillos de todos (o varios) los países que han visitado. Por ejemplo, un stand de comida mexicana con tacos y guacamole; uno de comida italiana con pasta y pizza; uno de comida argentina con asado y empanadas o uno de comida japonesa con sushi y sake.

También pueden hacer algo similar con la mesa de postres o dulces: tartas alemanas, créme brulé francesa, helados italianos, turrón español, etc.

4. Comida temática

Siguiendo con la idea anterior, otra opción para el catering en las bodas que tiene bastante aceptación son las bodas tematizadas. La idea es organizar una fiesta cuyo tema sea por ejemplo un país, una cultura o una película, y basarlo todo en ese tema, desde la decoración, hasta la comida.

Por ejemplo, si han elegido hacer una boda bien española, entonces que no falte la paella, los chipirones y el gazpacho. Si les gusta mucho la cultura oriental pueden ofrecer chao mián o pai thai. En el caso de que hayan escogido una película, los platillos deben ser los que se servían en la cinta o decorarlos haciendo alusión a ella.

5. Menú personalizado

Ya que está muy de moda añadir ese toque personalizado y diferenciador en todo lo que hacemos, también se están poniendo muy de moda las bodas de este tipo. Además de que los invitados se lleven un recuerdo relacionado a sí mismos, también se les puede ofrecer un menú 100% propio.

Pídeles que elijan previamente el menú que desean comer de entre un puñado de opciones disponibles. También se pueden hacer entrantes decorados con gustos personales: música, deportes, cine, literatura, viajes, etc.

6. Menú informal

Otra idea para el catering en las bodas al aire libre y de día puede ser sorprender a los invitados con un  menú informal: hamburguesas, pizzas, patatas fritas, bocadillos… todo servido en bandejas.

Puedes dejarlas preparadas en las mesas o bien contratar camareros para que se encarguen de distribuir la comida entre los invitados. La idea es que las raciones sean pequeñas, como si fuesen tapas, para que puedan degustarlas de pie y sin cubiertos. Es una idea sencilla pero nada esperada que agradará a los fanáticos de la comida chatarra.

7. Cocina en vivo

Cuando organizamos una boda, muchas veces los espectáculos o conciertos en vivo quedan fuera por falta de presupuesto, por lo que puede ser una  buena idea es que el servicio de comida incluya alguna demostración.

Por ejemplo puedes incluir  cocineros preparando salteados, panqueques, comida japonesa, carne asada o tacos mexicanos.

8. Platos preferidos

La boda debería girar en torno a los gustos de los novios, aunque a veces nos empeñemos por agradar a los demás. El catering de una boda podría ser una demostración de las comidas favoritas de quienes se casan. Por ejemplo, quizás a la novia le gusta la pasta con crema de champiñones y al novio la carne con patatas al horno. En la simpleza está el éxito.

9. Catering original, apetecible y healthy

Este tipo de catering nace como respuesta a que cada vez más los invitados son más conscientes y preocupados por su salud y por lo que comen. Aparecen cada vez más dietas nuevas y trends en la nutrición como vegetariano, vegano, paleo, gluten free, raw (crudo) o crudivegano (crudo y vegano).

Aunque si, estas opciones no parecen las más atractivas para el catering de un evento, la verdad es que no tiene que ser para nada algo aburrido. De hecho, tanto es así que las opciones de alimentos saludables y sostenibles son una de las nuevas tendencias más presentes en la restauración. Algunas ideas saludables, originales, apetecibles y atractivas para el catering en tu próximo evento son:

  1. Crudités: verduras crudas con sus salsas ligeras a base de yogur o hummus.
  2. Brochetas de fruta y verdura: fácil de comer en un cóctel de pie, sin cubiertos, atractivo por sus colores radiantes y muy healthy
  3. Cortador de jamón: la tradición española que nunca puede faltar. Solo tenemos que cambiar el jamón ibérico por salmón ahumado. Así les servimos a los invitados una dosis de las buenas grasas Omega 3 y Omega 6 que contiene el salmón.
  4. Chupitos de fruta y helado
  5. Sushi: Nadie se le resite. Además que si  cambias el arroz por quínoa, lo envuelves en pepino y le añades aguacate se convierte en una opción muy natural.
  6. Fondue de chocolate con fruta: dale un toque aún más dulce a la fruta, bañándola en chocolate. Mejor aún si es chocolate, ya que este tiene propiedades beneficiosas para la salud.
  7. Kale Chips: Las Kale Chips son una opción saludable a las patatas fritas que consisten en hojas de col rizada hechas al horno con un poco de sal y las especias que quieras.
  8. Helados healthy: zumos frescos y smoothies congelados en forma de helados
  9. Fruta cortada y presentada de manera original, divertida y llamativa.
  10. Canapés ligeros: Existen infinidad de posibilidades. Prueba recetas como: pan de centeno con queso para untar light, salmón ahumado y rábano picante.
Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos