La reproducción asistida, un servicio característico de nuestro país

Durante muchos años, España ha sido uno de los países más tradicionales y menos avanzados del mundo. Por suerte, la democracia y la Constitución trajeron una apertura de miras que, desde luego, han permitido que la sociedad de nuestros días nada tenga que ver con lo que era antes. Ahora, España es uno de los países que cuenta con una mayor amplitud de miras en muchos aspectos diferentes y, además, somos un país que ha ganado en lo que tiene que ver con libertades y derechos. Es justo poner en valor este aspecto tan importante de nuestra nación y que no siempre valoramos. 

De no haber sido como os hemos contado, la verdad es que habría mucha gente infeliz en el interior de nuestras fronteras. Mucha más de la que tenemos a día de hoy, no os quepa la menor duda. Serían muchas las personas que no verían cubiertas sus necesidades básicas y serían todavía más las que no sintieran que sus demandas son atendidas por la sociedad en la que viven. Eso implicaría que el sentimiento de pertenencia de nuestra gente fuera bastante flojo y que muchas personas no se sintieran identificadas con la idea de país que se defiende en España. 

En los párrafos que siguen os vamos a hablar de uno de los ejemplos que más claro dejan este asunto. Hablamos de una cuestión como lo es la de la infertilidad. ¿Quién iba a ponerse en España durante el Franquismo a hablar de este asunto o a decir en público que no tenía la posibilidad de tener hijos? El problema, además, era más grande si lo sufría una mujer, que aparentemente era un instrumento para que la sociedad se regenerase. Afortunadamente, en España han cambiado mucho las cosas y las personas que ahora no pueden tener hijos tienen esa necesidad bien atendida. 

Una noticia que fue publicada en el portal web El Médico Interactivo indicaba que más o menos es un 15% de la población la que es estéril y que, por tanto, no tiene opción de concebir a un hijo o hija de manera natural. Se trata de una situación muy peligrosa y muy dañina desde el punto de vista psicológico. Es como aquella persona que pierde a un ser querido. Y es que a nadie le cabe la menor duda de que este problema ha sido la causa de la infelicidad de muchas pero que muchas personas en España. Y no solo de ahora. 

La verdad es que, líneas generales, podemos sentirnos orgullosos de ser españoles en lo que tiene que ver con el tratamiento que recibe la gente que, por circunstancias de la vida, no tiene la capacidad para tener hijos e hijas. La verdad es que las posibilidades son inmensas, en España se ha desarrollado toda una gama de servicios que tienen como finalidad la resolución del problema. Los profesionales de Ivi Global Education, un máster en todo lo que tiene que ver con la reproducción asistida, nos han comentado que, desde luego, tienen estudios que demuestran que ha crecido la felicidad de las personas que necesitan sus servicios en los últimos años. Eso, en efecto, es realmente importante. 

Además, tenemos un apunte interesante que dar y que os puede resultar curioso. Según una noticia que fue publicada en el portal web Diario Médico, España es el país que atrae más turismo que tiene que ver con la reproducción asistida. Y es que somos una referencia absoluta en esta materia, algo que no solo nos confiere un beneficio económico que aquí es algo meramente secundario, sino que nos otorga una dignidad con la que no puede contar ninguna otra nación en el mundo. Y eso dice mucho de nosotros y de cómo ha cambiado nuestra sociedad. 

Una opción realmente interesante para parejas de mujeres del mismo sexo

La verdad es que el hecho de tener a mano una cuestión como lo es la de la reproducción asistida también beneficia a un sector de población como lo es el homosexual. Gracias a diferentes técnicas que tienen que ver con este tipo de reproducción, estas personas también encuentran la posibilidad de concebir, algo que es de una importancia bastante grande para ellas y que, desde luego, pone de manifiesto lo que antes apuntábamos: que España es un país con muchas cosas que decir, y todas buenas, en este ámbito. 

Estamos convencidos de que los próximos años van a seguir por los mismos caminos. La verdad es que nuestro país, a pesar de ser una referencia en todo lo que tiene que ver con la reproducción asistida, todavía tiene cosas que mejorar y que pulir, como es natural. Pero estamos en camino de hacerlo y de convertirnos en una nación sin rival en este sentido. Y es que la reproducción asistida es uno de los servicios que no debería faltar en ningún lugar del mundo. ¿Acaso hay algo que sea más bonito que el de contribuir a traer a una persona a este mundo?

Deja una respuesta