Creativa

Todo lo que debes saber antes de comprar tu próximo lubricante

¿Sabías que existen más de 5 tipos de lubricantes? Sí, sí, como lees. Y de hecho, que no los sepas, quiere decir que aunque mucha gente usa este producto para variedad de prácticas: desde sexo anal, hasta para usar bajo el agua; en verdad no saben nada acerca de ellos. El uso de lubricantes durante las relaciones sexuales no solo está reservado para ayudar a mejorar satisfactoriamente tanto el coito como otras prácticas sexuales. Así que todas aquellas mujeres que aún no lo incluyen en su disfrute sexual por miedo a que su pareja piense que ‘no lubrican lo que deberían naturalmente’ deben terminar con el tabú.

¿Sabías que existen más de 5 tipos de lubricantes? Sí, sí, como lees. Y de hecho, que no los sepas, quiere decir que aunque mucha gente usa este producto para variedad de prácticas: desde sexo anal, hasta para usar bajo el agua; en verdad no saben nada acerca de ellos.

El uso de lubricantes durante las relaciones sexuales no solo está reservado para ayudar a mejorar satisfactoriamente tanto el coito como otras prácticas sexuales. Así que todas aquellas mujeres que aún no lo incluyen en su disfrute sexual por miedo a que su pareja piense que ‘no lubrican lo que deberían naturalmente’ deben terminar con el tabú.

“Existen múltiples razones por las que una mujer a lo largo de su vida precisa el uso de lubricantes vaginales, tales como la menopausia, el uso prolongado de anticonceptivos, alteraciones hormonales, cirugías, tratamientos con quimioterapia, la gestación y puerperio…”, explica la Dra. Irene Perelson, ginecóloga del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela.

Sin embargo, si es cierto que la sequedad vaginal, condición incómoda y desagradable que afecta tanto a la vida sexual como al bienestar femenino, es la principal causa por la que se suele comprar un lubricante, pero ya vemos que también puede ser por una cuestión meramente lúdica u otra variedad de razones.

Así mismo, el mercado de los lubricantes es muy extenso y variado y ofrecen desde productos que tan solo hidratan y lubrican hasta los que crean efectos de calor y frío. En cuanto a esto, la primera recomendación es  prestar especial atención a sus componentes, pues se trata de una zona delicada.

“Debemos leer siempre las etiquetas de la composición y buscar componentes lo más naturales posibles. Algunos contienen BPA -químicos potencialmente disruptores hormonales que pueden migrar del envase al producto que porta y puede ser absorbido por la vagina-, parabenos y ftalatos que -aunque no están contraindicados porque están presentes en multitud de productos cosméticos y de puericultura- pueden provocar irritación genital y vaginal, alterar el equilibrio hormonal e incluso modificar el pH vaginal, lo que puede dar lugar a infecciones”, advierte la ginecóloga.

Perelson asegura que también se han relacionado con la alteración de la calidad seminal -inhiben la motilidad de los espermatozoides-, lo cual podría afectar a la fertilidad, y se debe tener cuidado si se está buscando un embarazo.

¿Qué características debe tener un lubricante que sea adecuado para mi salud genital?

Ya que algunos productos pueden tener químicos que sean contraproducentes para ti, debes tener en cuenta lo siguiente a la hora de comprar tu próximo lubricante:

  • Que tenga componentes naturales como aloe vera, vitamina E…
  • No alteren ni cambien el pH vaginal para evitar posibles infecciones.
  • Sean compatibles con el preservativo, ya que las vaselinas, de consistencia oleosa o hechos de petróleo pueden provocar una ruptura. 4. Procura que no afecten a la calidad seminal, en especial, si quieres quedarte embarazada.
  • Luego, debes cuidar guardarlo siempre en un lugar fresco y seco y vigila la fecha de caducidad.
  • En caso de cualquier duda o síntoma, acude al ginecólogo.

¿Qué tipo de lubricante elegir?

El equipo de Comercial Apra, distribuidores de productos eróticos, nos hablan sobre los pros y los contras de diferentes tipos de lubricantes:

  • Lubricantes a base de agua

Pros

  • Son perfectos para cuando te desvelas por la noche y quieres usar tu juguetito favorito o por si necesitas que te eche una mano en la lubricación y hay un preservativo de por medio (sea cual sea su material).
  • Se pueden utilizar con la mayoría de prácticas sexuales, ya sea anal, vaginal, oral.
  • Es muy versátil y además, al ser de agua es uno de los más respetuosos con los genitales, es decir, es ideal para personas con la piel sensible o las que sufren a menudo irritaciones de la piel o vaginales, por ejemplo.
  • Que sea de agua también quiere decir que, a diferencia de algunos otros lubricantes, este no interferirá en el trabajo de los espermatozoides; si es que estás buscando un embarazo.
  • No manchan y son fáciles de limpiar.
  • Este tipo de lubricantes también tiene opciones para veganos.

Contras

  • Una de las pocas desventajas de los lubricantes a base de agua es que no se pueden utilizar bajo el agua porque se diluyen.
  • Por otro lado, se absorben bastante rápido, por lo que de seguro tendrás que aplicar lubricante más de una vez para evitar fricciones.

Lubricantes a base de silicona

Pros

  • A diferencia de los de a base de agua, la fórmula de estos lubricantes hace que tengan un efecto ultra duradero, ya que no se evaporan ni absorben.
  • Son ideales para prácticas que requieren muchísima lubricación, como el sexo anal, para sesiones de sexo que no tienen prisa e incluso para sexo en el agua.
  • A pesar de ser, claramente, mucho más densos, resultan igual de agradables a la piel, ya que tienen una textura sedosa y deslizante, incluso más que los de agua.
  • Otra ventaja es que son compatibles con los preservativos (excepto los de silicona). Así que si vas a usar preservativo, mejor usa de látex, de poliuretano o de poliisopreno.


Contras

  • Al ser tan densos son más difíciles de limpiar, así que cuidado con las sábanas y las superficies como la madera o el mármol. Además que para quitártelo del cuerpo deberás pasar por la ducha sí o sí.
  • Se debe evitar utilizar este tipo de lubricantes con juguetes sexuales si están fabricados con silicona, ya que pueden dañar su material. Si, en cambio, los juguetes son de otro material, como vidrio, metal, plástico duro, puedes estar tranquila que no hay ningún problema.

Lubricantes a base de aceite

Pros

  • Estos lubricantes, igual que los de a base de agua, también son muy versátiles.
  • Son compatibles con la silicona, así que con ellos puedes disfrutar de tus juguetes sin preocuparte por dañar su material.
  • Por otro lado, al ser de larga duración, puedes usarlos bajo el agua sin problema, ya que no se van a diluir como si pasa con los del tipo a base de agua.
  • Son superdeslizantes, lo cual los convierten en el complemento perfecto para hacer esos masajes eróticos que a las parejas tanto les gustan.  

Contras

  • El aceite, en general, puede dañar o disolver el látex  de preservativos, diafragmas/anticonceptivos de barrera, guantes y juguetes de látex. Por lo que es muy importante comprobar antes el material de todo lo que vayamos a utilizar si nos hemos colocado este tipo de lubricante.
  • Por otro lado, como imaginarás, estos lubricantes de aceite manchan con facilidad y son más difíciles de limpiar que los de a base de agua, por ejemplo. Y, por ello, como ocurre con los de silicona, también te recomendamos no usar este tipo para encuentros fugaces y furtivos. Si cae en alguna superficie no será fácil de limpiar, y tú y tu pareja de seguro que necesitarán una ducha.
  • Y como última desventaja, pero no por ello menos importante, al usar el lubricante a base de aceite es posible que se altere el pH vaginal y también se provoquen irritaciones en la vagina y en la uretra. Así que evalúa bien si te conviene comprarlo y piensa bien cómo vas a usarlo.

Otros tipos de lubricantes menos usuales

Lubricantes híbridos

Resulta ser que no solo hay coches híbridos, sino que también hay lubricantes con estas características. Y es que, también hay opciones para aquellos que entienden de grises.

Este tipo de lubricantes son una mezcla de lubricantes a base de agua (suele ser un 90%) y a base de silicona (un 10%, más o menos). Así, el hijo de esta unión hereda lo mejor de cada parte:

  • Su ventaja principal es que es mucho más deslizante y su efecto es mucho más duradero que el de agua.
  • Como con los lubricantes a base de agua, los híbridos no suelen dañar los juguetes de silicona (por si acaso, siempre es mejor probar una pequeña cantidad antes de su uso).
  • Y a diferencia de los de silicona y los de aceite, manchan mucho menos y son mucho más fáciles de limpiar.

Lubricantes efecto frío-calor

¿Conoces las cremas estimulantes? Si no es así, te adelantamos que con  solo unas aplicaciones de estas te hacen ver las estrellas, creando sensaciones que con el cuerpo humano no se pueden conseguir. 

Igualmente, puedes conseguir los mismos efectos con los lubricantes con efecto frío-calor y, así, tienes 2 en 1. Este tipo de lubricante normalmente es a base de agua acompañada por mentol o capsaicina (un componente activo de los pimientos picantes).

Esto porque el picante actúa estimulando los nervios térmicos de la zona y el flujo de sangre, logrando que  a los segundos de aplicarlo las sensaciones sean mucho más intensas.

¡Ojo! Algunos lubricantes con efecto frío-calor tienen espermicida en su composición, así que si estás buscando un bebé, es mejor buscar otro que no tenga. Otra situación más en la que se justifica la importancia de leer las etiquetas de los lubricantes al momento de comprarlos.

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies