Creativa

Bioplástico, la solución para la contaminación

Hay palabras que siempre van asociadas. Por ejemplo, dices Mediterráneo y viene a la mente la palabra azul. Dices fútbol y te viene a la mente la palabra gol. Pues bien, algo así ocurre cuando menciones la palabra plástico, que lo primero que te viene a la cabeza es contaminación. Desgraciadamente hace años era así, pero las nuevas políticas de las empresas y la conciencia ecológica cada vez más presente en la sociedad, ha permitido poder cambiar este concepto. Ahora te proponemos un juego, si te decimos la palabra bioplástico, ¿qué te viene a la cabeza?

Hay palabras que siempre van asociadas. Por ejemplo, dices Mediterráneo y viene a la mente la palabra azul. Dices fútbol y te viene a la mente la palabra gol. Pues bien, algo así ocurre cuando menciones la palabra plástico, que lo primero que te viene a la cabeza es contaminación. Desgraciadamente hace años era así, pero las nuevas políticas de las empresas y la conciencia ecológica cada vez más presente en la sociedad, ha permitido poder cambiar este concepto. Ahora te proponemos un juego, si te decimos la palabra bioplástico, ¿qué te viene a la cabeza?

¿Lo has pensado ya? Suponemos que habrás pensado en otra forma de hacer plástico, ¿no? Pues no estás desorientado, pero lo mejor es aclarar todos los términos. La definición que nos da la Wikipedia es que se denomina bioplástico a un tipo de plásticos derivados de productos vegetales, tales como el aceite de soja, el maíz o la fécula de patata, a diferencia de los plásticos convencionales, derivados del petróleo. Los plásticos tradicionales (polietileno, polipropileno, ABS, PET, entre otros) están sintetizados a partir del petróleo por la industria petroquímica.

La característica de este combustible fósil, su carácter de resistencia a la degradación natural y el hecho de que es una fuente que, tarde o temprano, acabará por agotarse, ha llevado a algunas partes de la industria a buscar alternativas. El ácido poliláctico, sintetizado a partir del maíz, es una de las más prometedoras, sin embargo aun es pobre en propiedades mecánicas, su costo es mucho mayor comparado con los plásticos de origen fósil y no puede ser reciclado. Ahora ha quedado más claro, ¿verdad?

Pues es el momento de pasar de las palabras a los hechos y saber dónde y en qué formato puedes encontrar este tipo de productos. Lo hacemos de la mano de la mano de Bioplásticos Alhambra, una empresa que se dedica a la fabricación de bolsas y film de polietilen. Y que desde 2008 lo hace innovando con materiales biodegradables compostables y bolsas con alto contenido en material reciclado. Con esto se confirma que no todas las empresas de plástico son iguales. Ellos nos cuentan cómo puedes hacer un favor al medio ambiente.

Como te decimos, en 2008 comenzarón a trabajar con materiales biodegradables compostables adaptando toda su maquinaria para la producción con garantía de calidad. Unas inversiones que desde 2015 han ido especialmente encaminadas a la adquisición de máquinas diseñadas específicamente para la transformación de materiales biodegradables compostables. Actualmente, sus productos se fabrican en las máquinas más sofisticadas del mundo.

Bolsas biodegradables compostables

No todas las bolsas contaminan. Si quieres echarle una mano al medio ambiente lo que tienes que hacer es hacerte con bolsas biodegradables compostables. Son las que están fabricadas con materiales compostables de primera calidad y origen vegetal. La biodegradación de estos materiales dependerá de las condiciones a las que se vean expuestos, generalmente empiezan a perder propiedades a partir de 1 año y se acelerará la descomposición si se encuentran en un entorno de compostaje pasando al final del proceso a convertirse en materia orgánica que podrá utilizarse como compost y poder ser usado como fertilizante agrícola.

Tipo bloc

Muy usada es la bolsa biodegradable compostable tipo bloc. Consistente en un bloque de bolsas cosidas a un sistema bloc con dos agujeros centrales para poder ser colgado de un soporte y facilitar su arranque. Este tipo de bolsa es la usada en alimentación en la sección de frutas, verduras, panadería etc, es una de la más empleada en el día a día.

Bolsa de lazo

Bolsa biodegradable compostable tipo lazo. Utilizadas fundamentalmente en boutiques para dar un toque distinguido a la vez que respetuoso con el medio ambiente a su marca.

Bolsa en rollo

En este caso hablamos de bolsa biodegradable compostable tipo saco o camiseta en rollo. Pudiendo elegir entre fondo plano, fondo estrella o plegadas. Estas bolsas, sea en camiseta o en saco, están diseñadas para ser utilizadas en un dispensador.

Bolsas con material reciclado

Son las Bolsas tipo camiseta fabricada con 50% de material reciclado post industrial de primera calidad y 50 micras de espesor. Por sus características técnicas y su gran resistencia es la bolsa más adecuada para el transporte de productos. Puede ser reutilizada muchas veces sin perder sus propiedades mecánicas para ser depositada al final de su vida útil en el contenedor amarillo para su posterior reciclaje.

Seguro que después de conocer este tipo de bolsas, ya no asocias de una manera tan directa plástico con contaminación. Es cuestión de abrir la mente, cambiar el chip y aceptar que se puede seguir fabricando pero respetando el medio ambiente.

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos