Lo que hay que tener en cuenta si quieres una vivienda en la playa

Adquirir una segunda casa próxima al mar es algo que siempre tiene una gran importancia. Cuando buscamos una casa, lo que queremos es pasarlo bien, que esté bien situada, con servicios en las proximidades y donde podamos descansar del estrés del resto del año. Algunos de los aspectos que suelen tener una mayor influencia en las decisiones de compra son que la vivienda elegida pueda tener vistas al mar, o que tenga buenos accesos, piscina y demás servicios.

En Romer Playa creen que, en base a la experiencia que tienen con su clientela, los aspectos que tienen una mayor influencia sobre quienes deciden cómo quieren que sea su casa de vacaciones son los siguientes:

Vistas al mar

Cuando se busca una casa próxima al mar, las vistas costeras son fundamentales, ya que nos ayuda a sentirnos más tranquilos y, sin duda aumenta la calidad de vida que percibimos.

Buenos accesos en transporte

El que esté la vivienda cerca de estación de tren, aeropuerto o de la carretera es algo de lo más valorado.

Servicios y comodidades de la urbanización

En este sentido hablamos de la piscina, el spa, gimnasio, etc. Cuantos más servicios haya cerca, menos se interrumpirán nuestros días de descanso.

Servicio postventa

Un aspecto que cada vez es más importante. Además de querer comprar una vivienda, también es a valorar el que el vendedor nos ayuda con facilidades en los trámites de escritura, así como en la gestión de servicios como la luz o el agua.

Garantía

El confiar en la empresa en la que compramos o alquilamos la vivienda, es algo importante. La casa que elijamos tiene que tener las características acordadas. Por todo ello, siempre es mejor optar por una inmobiliaria de confianza.

Integrado en el entorno

Los clientes optan cada vez por el confort y los espacios donde la modernidad es la gran protagonista.

La inversión en un apartamento de playa

Cuando hablamos de una inversión interesante, hay que pensar en un apartamento de playa. Vamos a ver lo más importante para que pueda ser una interesante inversión.

¿Qué hay que valorar cuando se quiere invertir en un apartamento en la playa?

¿Dónde está?

Es algo evidente, pero la localización es importante. No solo importa el precio o cómo sea de grande, algo que hay que tener en cuenta es que esté bien situado, cada vez se miran estas cosas y luego, si quieres que te lo compren o estar allí unos inquilinos es lógico que miren por todo esto.

No solo es que esté cercano a la playa, también que el apartamento en cuestión se encuentre en el radar de lo que busca la gente.

Analizar la competencia

En ocasiones es posible que a nosotros nos guste mucho un apartamento, pero también hay que pensar si las personas también van a tener esa intención. No es igual tener un apartamento en una playa donde va la gente todo el año que otro que tiene que estar sometido al turismo de temporada, algo que generalmente suele ocurrir. Por todo ello, hay que pensárselo bien, no es lo mismo un apartamento en Benidorm que en un pueblo costero cántabro.

Merece la pena valorar qué número de casas se han comprado en la zona y las que todavía no se han adquirido. De la misma forma hay que preguntar por los alquileres para ver cómo está el mercado y si la rentabilidad no se verá afectada. A esto hay que dedicarle tiempo, pues de no hacerlo, es posible que los planes se tuerzan y termines sufriendo los problemas.

Clase de turista

Si se va a alquilar a turistas, hay que pensar en la clase de turista que suele ir por esta zona. No olvides que cada playa tiene un tipo de turista tipo, los hay de turismo más familiar, otros en los que es más juvenil, de amigo o de fiestas. No olvidemos también el denominado turismo de negocios.

Capital inversor

Cuando se quiere invertir en una vivienda, hay que fijar un precio con exactitud para que el tema no termine yéndose de las manos. Cuando tenemos esto claro, es más complicado que luego se produzcan cambios en lo que teníamos previsto.

Hay que tener un objetivo marcado e intentar no moverse, ya sabes, la zona tendrá que estar definida y todo bien medido.

Hablamos de, como puedes ver, una serie de puntos que merece la pena tener en cuenta cuando se invierte en un apartamento. Está claro que este tipo de compra es un gran gasto, por lo que hay que mirar todos los aspectos que pueden hacer que el dinero crezca o que corra el peligro de quedarse estacando. Aunque muchas veces nos pueda parecer imposible, si se hacen las cosas bien, será posible conseguir el objetivo que nos marquemos.

Si ya tienes un apartamento, algo que conviene saber es que hay empresas que se dedican a ayudar con la gestión del mismo. Lo que ahora se denomina una gestión personalizada.

Con el paso del tiempo, sí que es cierto que se puede querer hacer este tipo de gestión por uno mismo, pero al comienzo, siempre nos agobia y muchos tiran la toalla.

Llevar muchos años gestionando apartamentos de estos tipos, tanto de cara a alquilar como en la compra y venta es algo que puede ser de gran utilidad, pues este tipo de inmobiliarias o de gestorías, nos ponen las cosas mucho más fáciles y a cambio de un precio se encargan de hacer el trabajo que a nosotros nos llevaría mucho tiempo y dinero.

Estaremos todos de acuerdo que invertir en segunda vivienda es algo que nos ilusiona , pero también que es un riesgo que merece la pena correr lo mínimo posible, por lo que un buen asesoramiento siempre es la mejor arma para no incurrir en esta clase de riesgos.

Esperamos que después de todo esto que te hemos contado tengas las cosas algo más claras a la hora de decidirte. Desde aquí os deseamos la mejor de las suertes en vuestra aventura inversora o compradora.

Deja una respuesta