Las franquicias en el mundo de la moda

Las franquicias siguen estando de moda y son en muchos casos una buena alternativa a la hora de emprender. Uno de los sectores más atractivos donde hacerlo es en el mundo de la ropa infantil.

Este tipo de negocio es muy adecuado tal como se encuentra en panorama económico en el que estamos. Cada vez vemos menos empleo por cuenta ajena y es difícil entrar en el mercado laboral. Si aún así tenemos la suerte de lograrlo, ni los sueldos que ofrecen son decentes. A esto se le suele llamar el trabajador precario o pobre. Mucha gente lo que hace es emprender.

Una de las veces más fiables de hacerlo es mediante algún negocio que se encuentre consolidado, por lo que las franquicias suelen ser de las más solicitadas. En Reprepol, que llevan años dedicándose al comercio de ropa infantil y accesorios, creen que es un sector al que le afecta poco la crisis, puesto que los padres y las familias no suelen escatimar en lo mejor para los pequeños de la casa. Eso sí, creen que para tener éxito la relación calidad/precio debe ser magnífica.

Por este motivo, si queremos montar una tienda de franquicia de ropa infantil o multimarca, una buena forma es contactar con gente experimentada en ello o con el Grupo Reprepol del que antes habábamos, pues tiene años en el sector de muchos productos para los pequeños del hogar.

Son proveedores de carácter mayoristas que están especializados en vender artículos de moda infantil y colaboran a montar el negocio de ropa infantil, tanto en franquicia como en multimarca o monomarca.

La especialización en la labor de proveedores mayoristas de ropa infantil, donde trabajan con buenos fabricantes nacionales o internacionales, hace que se pueden tener colecciones de lo más amplias y completas en este sector.

Siempre conviene un buen asesoramiento, más cuando sea de gente que realmente controla del tema y puede hacer que la tienda de ropa infantil comience con el mejor pie, donde las marcas y productos sean de lo más interesante competitivamente hablando.

Esta marca lo que hace es dar dos opciones, una es la tienda monomarca, que tiene un funcionamiento parecido a las clásicas franquicias de ropa infantil, pero donde se puede mantener la independencia e identidad, sin tener que estar asumiendo los costes de la apertura de una franquicia,

Así es como se encargan de crear un concepto de diseño para la tienda o franquicia de ropa infantil, personalizadamente, donde todo va a depender de los productos que se quieran vender en el establecimiento. Tanto si se decide trabajar de esta manera como multimarca, si que es reseñable que colaboren a que crees que imagen e identidad propia.

Las estrategias en un tipo de negocio como este, siempre son importantes, pues pueden suponer la diferencia entre un buen negocio o uno que no sea tan rentable como quisiéramos.

El contar con experiencia en este sector hace que se sea consciente de que los comienzos son complicados y de que toda ayuda es realmente poca. Por esta razón, lo que hacen es aconsejarte de manera personalizada sobre la estrategia más adecuada para la nueva tienda o franquicia en el terreno de la franquicia de ropa infantil. Cada uno de los casos es diferente, aunque tengan cosas en común.

Uno de los puntos importantes a la hora de abrir un negocio es la situación del local, pues evidentemente debe estar en un sitio donde haya un buen tráfico de personas, puesto que si por la calle de tu establecimiento no pasa nadie, por muchas buenas ofertas que tengas, no vas a tener casi personas que lo visiten.

Cierto es que es Internet puede llegar a ser de gran ayuda para obtener ingresos, pero si tienes una tienda, lo que se busca es que la mayor parte de los ingresos, en la mayoría de los casos provengan de la venta en las tiendas físicas.

Una vez dicho esto, esperamos que realmente te sea de utilidad toda esta información sobre las tiendas físicas y las franquicias en el campo de la ropa para el público infantil. Como hemos dicho antes, es un sector donde los ingresos suelen ser buenos, hasta en épocas complicadas, pues los padres siempre quieren que a sus hijos no les falte nada.

Desde aquí os deseamos la mayor de las suertes en vuestra aventura, siendo atrevidos y buscando lo mejor, pero también sabiendo que en el negocio de la ropa infantil hay que estar muy al día de las tendencias y apostando por la innovación desde el primer día.

La moda, un negocio que sigue siendo una referencia absoluta en España

Uno de los negocios que más ha venido creciendo en España con el paso de los años no ha sido otro que el de la moda, que ya ocupa un puesto de los más importantes en lo que tiene que ver con el ránking de facturación de este país. Los ciudadanos y ciudadanas de este país hemos visto en la moda una ciencia ideal para conseguir una imagen impoluta y la verdad es que, a juzgar por el crecimiento de este sector de un tiempo a esta parte, muchas personas creen haber dado con la táctica ideal para ello.

Aunque es cierto que la moda es algo que es cada vez más heterogéneo, no es menos verdad el hecho de que ha sido un grupo de población el que mayoritariamente la ha ido manteniendo con el paso de las décadas. Hablamos de las mujeres, que, desde luego, se han convertido en el baluarte de esta actividad y que han solido valorar en una mayor medida un aspecto como lo es la imagen, adelantándose a los hombres en todos los puntos que tienen que ver con este asunto y que ellos también han ido comprendiendo, pero tiempo después.

El negocio de la moda, en términos generales y como ya hemos apuntado, ha ido creciendo en los últimos tiempos. Una noticia que fue publicada en el portal web Modaes informaba de que ese negocio había «ganado una talla» al ganar un 4% en 2017 y al haber facturado, ese mismos año, nada más y nada menos que 1’7 billones de dólares, una auténtica barbaridad que le pone como uno de los sectores más fuertes de la actualidad y al que no supera cualquiera. Y es que no todos los sectores facturan esa tremenda cantidad de dinero ni siquiera empalmando varios años.

Atendiendo a lo que se gasta cada español en moda al año podemos comprender el éxito de la moda en nuestro país. Y es que, según una noticia que fue publicada en el portal web Bolsamanía, cada persona de este país gasta de media unos 451 euros en ropa y complementos. Al menos así fue durante el año 2016 y así se ha ido manteniendo hasta la fecha. Queda más que demostrado que la moda es una de las actividades que más necesitamos y que más valoramos. Y es que, sin ella, sería bastante difícil proyectar la imagen que queremos de nosotros.

En los momentos en los que nos encontramos, todo el mundo valora un instrumento como lo es la ropa a la hora de potenciar la imagen personal. Este es uno de los sectores más activos de todo nuestro país y es uno en los que la gente pone más empeño. Un claro ejemplo de lo que comentamos lo han puesto las mujeres, un público que ha puesto mucho empeño en esta potenciación de la imagen personal de la que hablamos. Así es como nos lo han comentado los profesionales de HHG, una entidad dedicada a la venta al por mayor de todo tipo de prendas para ellas.

Una fuente inagotable de trabajo

El sector textil siempre ha sido uno de los más importantes en lo que respecta a nuestra economía. Emplea a miles y miles de personas en todo el territorio nacional y no cabe la menor duda de que el volumen de facturación que genera está fuera del alcance de muchas otras actividades que se desarrollan en otros puntos de nuestra geografía. Precisamente por eso hay que poner en valor todo lo que supone y la importancia que tiene para que la economía de este país registre unas cifras lo más positivas posible con independencia del contexto en el que nos encontremos.

En los últmos años, el aumento de la potencia de la moda masculina e, incluso, la moda deportiva, han hecho que todo lo que tenga que ver con el textil español siga disponiendo de una salud de hierro. Esta es precisamente una de las cuestiones que mejor habla de esta actividad y una de las que deja meridianamente claro que la moda tiene todos los elementos para ser una de las actividades de referencia de la economía española, algo que ya es verídico pero que, como es lógico, tenemos que intentar mantener e incluso mejorar si fuera posible.

No cabe la menor duda de que, en los próximos años, la moda va a seguir destacando sobre un elenco importante de sectores. Y será así porque nosotros y nosotras, los ciudadanos y ciudadanas de este país, así lo queremos y porque apostamos por esta actividad como la mejor para cuidar de nuestra imagen. Desde luego, los resultados que proporciona así lo avalan. Apostar por ella es, por tanto, un acierto y una recomendación que, desde aquí, os hacemos de la manera más encarecida.