Creativa

Cinco razones para instalar paneles solares.

En una época de carestía de la electricidad, la energía solar vuelve a ponerse en el centro de la actualidad. La instalación de paneles solares en las viviendas es una medida estructural para reducir el gasto de las familias y la dependencia energética del país.

Los paneles solares son una fuente de energía 100% ecológica que permite el autoconsumo. El titular de la vivienda es propietario de la instalación y de la energía que genera.

Sin duda, las energías renovables son el futuro. El mundo camina hacia la reducción paulatina de las energías de origen fósil y su sustitución por otras más naturales y menos contaminantes. En ese camino, la instalación de paneles fotovoltaicos en los tejados de los edificios es un paso decisivo.

Con esta medida se une la protección del medio ambiente con el ahorro en el gasto de las familias, pues como dice Eficiencia V, un instalador de energía solar de Jerez de la Frontera, con los paneles solares, tú eres el dueño de tu propia energía.

Una decisión individual de alcance colectivo que tiene varios aspectos. La familia que decide abastecerse de paneles instalados en su propiedad contribuye a la protección del medio ambiente y a la reducción de emisiones de C O 2. Gana autonomía respecto a las imposiciones de las compañías eléctricas y, a la larga, su bolsillo sale beneficiado.

El blog del portal inmobiliario Idealista publica un artículo muy interesante sobre las ventajas y desventajas del autoconsumo eléctrico. Partiendo de su análisis, estas son 5 razones para instalar paneles solares en los domicilios ahora:

Es una energía limpia.

Uno de los principales atractivos de la energía solar es que no contamina nada en absoluto. Una vez instalados los paneles solares no se vierten gases contaminantes al medio ambiente. Los propios paneles fotovoltaicos se encargan de transformar la luz solar en energía eléctrica sin realizar ninguna emisión a la atmosfera.

Otra de sus ventajas, que normalmente no se suele recalcar, es que es una energía silenciosa. Los paneles no producen ningún ruido durante su funcionamiento, a diferencia de otros generadores eléctricos que suelen ser bastante molestos.

Abundancia de recursos.

España es un lugar ideal para generar energía solar. Es uno de los países más soleados de Europa. Se calcula que en nuestro país hay unas 2.500 horas de sol anuales. De los 365 días que tiene un año, 300 de ellos son soleados.

El periódico Huelva Información publicó un artículo en el que presentaba el número de horas de sol que se dan en cada provincia española. El cálculo estaba realizado basándose en una media de los datos recogidos por los servicios meteorológicos en los últimos años.

Huelva se sitúa a la cabeza con 3527 horas de sol al año, por delante de las provincias canarias, que tienen 3.300 horas cada una, o Extremadura, con 3.325 horas de sol en Cáceres y 3.224 en Badajoz.

En una ciudad como Madrid se dispondría, según este estudio, de 2691 horas de sol durante todo un año, en Barcelona de 2.453, en Valencia de 2.808 y en Bilbao de 1.906. Cantabria, siendo la región menos soleada, dispone de 1.639 horas de sol al año.

Las condiciones climatológicas de nuestro país hacen que en cualquier ubicación se puedan colocar paneles solares y que sea una inversión rentable.

Ahorro económico.

Según los expertos, mediante la instalación de paneles fotovoltaicos, una familia tipo se puede ahorrar entre un 40 y 60% del recibo de la luz y del gas durante todo un año. La instalación de estos paneles es costosa, pero se amortiza sin problemas en unos años. Todo lo demás es ahorro.

Estas instalaciones son compatibles con la red eléctrica estándar. En la inmensa mayoría de los casos, los edificios o domicilios mantienen una doble instalación. Por un lado, la energía de autoconsumo que proviene de los paneles, y por otro, la conexión a la red eléctrica.

De esta forma se garantiza que nunca se producirá una interrupción de suministro eléctrico. Al consumir gran parte de la electricidad producida por ellos mismos, el recibo de la luz se reduce a mínimos. Según el plan que se tenga contratado con la compañía eléctrica, existe la posibilidad de revenderles el excedente que producen nuestros paneles solares y que no hemos consumido.

Autonomía.

Disponer de un equipo generador de electricidad propio nos da cierta protección frente a las medidas que toman las compañías eléctricas y a las variaciones tarifarias que se producen en el mercado.

Alemania es uno de los países que están a la cabeza de la llamada transición energética. La sustitución de combustibles fósiles por fuentes de energía renovables. Existen edificios de oficinas y edificios públicos, en el país germano, dotados con paneles fotovoltaicos que han conseguido ser autosuficientes. Es decir, que no necesitan contratar energía para funcionar durante el tiempo en el que están abiertos.

Esto lo ha conseguido un país con muchas menos horas de sol que España. Uno puede pensar, son centros de trabajo, solo están abiertos durante el día, no tienen que cubrir el alumbrado nocturno. Sin embargo, estos experimentos ponen en evidencia que se puede alcanzar la autosuficiencia energética.

Ayudas públicas.

A través de los fondos europeos Next Generation, incluidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el gobierno español está subvencionando aquellas obras en los domicilios que impliquen un ahorro energético.

Entre ellas, la medida estrella es la instalación de paneles solares, fomentando el autoconsumo. Las subvenciones públicas cubren hasta un 40% de la obra y exenciones fiscales que suponen una desgravación mínima del 20% del importe no subvencionado, que se incluye en la declaración anual del IRPF.

La gestión de las ayudas la realiza cada comunidad autónoma por medio de sus órganos competentes. Estas medidas, que ya estaban vigentes el año pasado, se han prorrogado para todo el 2023, aumentando la provisión de fondos.

Por ejemplo, a la Junta de Andalucía se le entregó a finales del año pasado una partida de 101,7 millones de euros para atender las solicitudes provenientes de particulares, administraciones públicas y entidades sin ánimo de lucro para la instalación de equipos de autoconsumo eléctrico.

En estos momentos, Andalucía dispone de una línea de casi 200 millones de euros en ayudas. Este es solo una muestra de este aspecto de la política energética que se está llevando a cabo en todo el país.

Este es un momento adecuado para plantearse instalar paneles solares en los domicilios. Para ello, es recomendable investigar las ayudas que dan las comunidades autónomas y ver como solicitarlas.

Todo esto se da en un marco de crisis energética a nivel mundial. La guerra de Ucrania ha puesto de manifiesto una realidad que ya existía. La dependencia de Europa respecto a los hidrocarburos producidos fuera de la Unión Europea.

La propia guerra y el chantaje impuesto por Putin, amenazando con una suspensión del suministro de gas y petróleo ruso, ha disparado el precio del combustible a máximos históricos. Algo que se ha dejado ver en los niveles de inflación que ha vivido Europa durante todo el año pasado.

En España la dependencia energética es aún mayor. Importamos el 68% de la energía eléctrica que consumimos. La gran mayoría proveniente de Francia, generada a través de sus centrales nucleares. Un problema estructural que se vuelve sangrante en los periodos en el que el precio de la energía es especialmente alto.

Con independencia del sistema tarifario, España debe pagar al extranjero para poder tener energía eléctrica. Esto se refleja en el recibo de la luz que pagamos los ciudadanos, pero también implica una fuente de endeudamiento externo.

Los oligopolios eléctricos nacionales no están interesados en cambiar la relación. Ellos actúan como intermediarios y reciben comisiones a través de la importación. Una importante fuente de beneficios sin producir, ni invertir nada.

La situación es tan acuciante que el gobierno tiene que impulsar medidas para reducir el gasto energético y buscar mecanismos de generación de electricidad independientes. En esta búsqueda de soluciones, intenta comprometer a los ciudadanos de forma que ellos también salgan beneficiados.

En esta misma línea, se encuentran otro tipo de ayudas destinadas a alcanzar la eficiencia energética de los hogares. Hacer que gasten menos en calefacción en invierno y en aire acondicionado en verano. Por eso se promueve desde la administración la sustitución de las ventanas exteriores antiguas por unas nuevas de PVC, o la realización de reformas en las viviendas destinas al aislamiento térmico.

España tiene condiciones para ser autosuficiente energéticamente, desarrollando las energías renovables: la energía eólica y la solar. Esto implica, lógicamente, una importante inversión en infraestructura y hacer que estas energías sean más rentables. Hace falta voluntad política y enfrentarse a los intereses de los monopolios energéticos, tanto los nacionales, como los extranjeros que nos venden la energía.

Fomentar el autoconsumo eléctrico en los hogares, colocando paneles solares en las viviendas es un pequeño gesto que va en esta dirección.

Este es un momento adecuado para, si te lo has planteado, colocar paneles solares en tu vivienda. Bien sea por ahorrarte dinero en un futuro, por ayudar al planeta o por intentar ser un poco más autosuficiente.

 

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Más comentados

Una visita por Ponferrada

Si tienes pensado hacer una escapada en las próximas semanas nuestra recomendación de hoy es que visites Ponferrada Una localidad de El Bierzo con

El transporte de mascotas

El transporte de mascotas por vía aérea cada vez es algo más solicitado En este sentido hay empresas que llevan dedicándose a ello desde hace

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies