Ciudades conocidas por su pan

En los últimos años hemos explotado el turismo hasta cotas insospechables. Se ha puesto muy de moda el turismo de vino, también el de familias. Incluso más curioso es el turismo que existe a lugares donde no existe cobertura y puedes estar desconectado. Las ciudades han visto en todo esto un filón, y por eso se han querido subir al carro del turismo. Cada concejalía de turismo ha intentado encontrar un nicho para poder atraer a turistas con algo en concreto.

Más ejemplos de nuevo turismo es el que hemos tenido de agua. Con ciudades que han apostado por termas o piscinas. Otras han sabido ver el hueco y han querido hacerlo por el turismo de cine. Es decir, lugares y zonas donde se han grabado películas y series de televisión y que han hecho rutas para conocerlo. Pues bien, nosotros hoy queremos dar a conocer esas ciudades o pueblos que han apostado por el turismo del pan. Algo tan nuestro como este alimento que para muchos es un placer.

Mayorga de Campos

En un pequeño pueblo de Valladolid, Mayorga de Campos, este alimento tiene algo tan merecido como un museo. Y es que son muchas las veces que hemos dicho esta barra se merece un museo. ¿Verdad? Pues aquí en Castilla y León lo tienen. La Diputación de Valladolid se ha planteó la creación de un museo dedicado al pan, con un doble objetivo, por un lado que la gente de la zona pueda conocer mejor este alimento en todos sus aspectos, que son muchos y muy variados, determinante del paisaje, generador de riqueza y cultura, elemento básico en nuestra dieta diaria, etc. y por otro dar a conocer el pan de Valladolid fuera de la provincia.

El Museo del Pan es un proyecto didáctico donde el visitante no solo contempla la historia del producto origen del mismo, sino que también asiste a una parte práctica que te permite descubrir por completo la esencia del Museo. Son muchos los colegios que acuden para conocer un poco más sobre el proceso.

Castilla La Mancha

Cuarenta y cuatro panes se elaboran actualmente en Castilla-La Mancha, según la Consejería de Agricultura, aunque no hay unanimidad en la apreciación cuantitativa. Tan sólo dos actualmente (la Torta Cenceña y el Pan de Cruz), según el Ministerio de Agricultura, y diecisiete según el estudioso Díaz-Yubero. No podemos dar una sucinta explicación de todos ellos, solo una vez esbozadas algunas generalidades de lo que el pan es, y también sobre lo que el pan ha supuesto en la historia de la humanidad. Sin embargo, aquí puedes conocer todos los detalles de las variedades de los panes de La Mancha.

Ecomuseo

El Ecomuseo del Pan se encuentra en Villanueva de Oscos (Asturias). Un pequeño lugar donde en este museo nos muestra el ciclo completo de elaboración del pan, desde la siembra del cereal a la cocción, pasando por la recogida, la molienda y el amasado. El conjunto cuenta con un espacio de recepción de visitantes, una zona de siembra, una era, un hórreo, un molino y un centro de interpretación dividido en tres salas, en cada una de ellas se explica, a través de paneles, aperos y herramientas una parte del proceso.

Alicante

Alicante es una preciosa ciudad que es conocida por sus playas y su buena comida. Pero en este caso yo la destaco porque cuenta con una panadería donde se puede encontrar pan del de toda la vida. Se llama El Moli y es una especie de cafetería donde ofrecen una panadería y bollería saludable con un toque tradicional junto con una buena taza de café de la mejor selección. Es como comer, el sabor auténtico del pan de antaño, y recuperar la corteza suavemente enharinada, la sabrosa miga y la textura del pan de siempre. Sin duda, esa frase de “el pan ya no se hace como antes” formará parte del pasado si haces una visita.

París

Seguro que has comido más de una vez una baguette. Son panes que se asocian con Francia y especialmente con París, aunque se pueden encontrar por toda Francia y en el mundo entero. Las leyes de la comida francesa definen a la baguette tradicional como un producto que sólo debe contener los siguientes cinco ingredientes: agua, harina de trigo, levadura y masa madre y sal. La baguette sería un derivado del pan desarrollado en Viena (Austria) a mediados del siglo XIX, cuando empezaron a funcionar los primeros hornos a vapor.

Alemania

El pan de centeno es fácilmente reconocible: su miga es más densa y oscura que el pan blanco. Es un pan muy común en países europeos como Alemania y Polonia. Seguro que si has estado de visita por Berlín o Varsovia en cualquier restaurante te lo han puesto. Su sabor es más fuerte que el de trigo (tira un poco a amargo) , y se mantiene fresco durante más tiempo.  Por cierto, es ideal para las personas que sufren por no ir al baño durante días.

Deja una respuesta