Creativa

Cómo se hacen las bolsas de plástico

Saber mejor cómo hacemos las bolsas de plástico es una forma de darles valor y tenerlas en mente siempre. No es que solo valgan para hacer la compra, también se pueden utilizar muchas veces en cuanto cumplan su primer uso. Así es como son más resistentes y gozan de mayor impermeabilidad, ocupando menos espacio. Con ellos se pueden envolver los alimentos que se vayan a conservar, tanto dentro como fuera de la nevera.

Saber mejor cómo hacemos las bolsas de plástico es una forma de darles valor y tenerlas en mente siempre. No es que solo valgan para hacer la compra, también se pueden utilizar muchas veces en cuanto cumplan su primer uso.

Así es como son más resistentes y gozan de mayor impermeabilidad, ocupando menos espacio. Con ellos se pueden envolver los alimentos que se vayan a conservar, tanto dentro como fuera de la nevera. De la misma forma, se pueden utilizar como bolsas de basura o para el depósito de desperdicios en la cocina, los cuales se van a retener bien, tanto a nivel líquido como sólido.

Bastantes tienen un tamaño ideal para poder ocuparse del revestimiento con ellas de las papeleras, tanto si es en el trabajo como si es en el hogar. Así cuando se quieren guardar juntos, se preserva del polvo los objetos sueltos. Son ideales para conservar zapatos o ropa sucia en la maleta cuando estemos de viajes. En resumidas cuentas, tienen una gran cantidad de usos.

¿De qué forma se hacen las bolsas de plástico?

Fabricar las bolsas de plástico es un proceso industrial de forma interesante que tiene una serie de etapas, como la extrusión, impresión y la fase en la que se corta. No hay que olvidar que la materia prima de las bolsas de plástico es el polietileno, el cual se corta en unos granos denominados granza y que se vende en sacos.

Fase extrusión

En este sentido, debemos saber que como dicen los expertos en bolsas de zoloplast.com, los variados tipos de polietileno lo que dan es a las bolsas de plástico una serie de características, pues pueden ser más brillantes, mejor textura o más resistentes. En cuanto definimos lo que precisamos en el pedido, se programan las máquinas extrusoras con las pertinentes especificaciones.

Después de todo eso, se pasa a la comprobación de la mezcla de granza que se añadirá al proceso. Al ser el polietileno transparente, debemos añadir una serie de diferentes pigmentos a las polvas encargadas de alimentar a las máquinas extrusoras.

La combinación de materiales pasan a calentarse hasta que se llega al punto de fusión y pasar a la hilera circular, lo que llega a dar forma de tubo al material en cuestión.

Después pasan a aplicarse un par de procesos como puede ser el tiraje vertical o el soplado transversal, lo que terminan transformándolo en un globo.

Cuando se termina, el material con forma tubular pasa a enfriarse y se recogerá en una bobina. Por lo general se aplica a la misma una descarga de tipo eléctrico que lo que hace es ayudar a la apertura de los poros en la superficie de tal forma que se facilita el poder imprimirse.

Fase de impresión

Las rotativas flexigráficas son las que se encargan en esta etapa de hacer las cosas. Así es como el film de polietileno lo que hace es atravesar una serie de rodillos y tinteros con lo que se va a imprimir la imagen deseada, por lo que el proceso al final ve como la tinta terminará quedando seca.

Debemos ser conscientes que es la fase de carácter técnico más compleja, pues un ligero cambio en un tema como la velocidad, en determinados puntos, lo que hace es que se pueda alterar de forma completa el resultado en cuestión.

Fase de corte

En el corte de las bolsas debe programarse la máquina cortadora con los parámetros que se indican en el pedido. Todo ello lo podemos aplicar a aspectos como la clase de bolsa, el ancho, altura o largura. De igual forma se pueden programar otras características que se pueden solicitar, caso del fuelle o las asas.

En tipos de bolsas como la de camisetas o las troqueladas no debemos de olvidar que se utiliza un fuelle o dobladura para darle la forma final. Este tipo de película de polietileno pasa a dividirse de manera transversal, donde los cabezales se encargan de la aplicación de calor de tal forma que se selle la cabeza y la propia base de la bolsa en cuestión.

La propia máquina cortadora que lo que hace es apilarla, lo que hace es formar paquetes con bolsas

Ya has podido ver que el proceso en el que se fabrican las bolsas realizadas en polietileno pueden ajustarse en la extrusión y en la impresión, así como en el corte de tal forma que nos proporcionen el producto deseado en base al pedido y las necesidades. Hablamos de una tecnología que se va a adaptar a todo tipo de necesidad para producir unos resultados adecuados.

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies