Conoce más las ventajas del PLV

Cuando una empresa quiere tener más ventas en una serie de productos, una buena manera de hacerlo es contar con una estrategia de ventas y que la publicidad ayude a que los consumidores se vayan animando a adquirir los productos en cuestión.

Desde artesanías Oviedo defienden, en base a la gran cantidad de años que llevan realizando su labor en un sector tan competido como es el del marketing, que el PLV o publicidad en el sitio de venta es realmente importante. Es la mejor forma en que los consumidores pueden sentir la atracción por las ofertas existentes en el comercio o en la fachada exterior, lo que permite que se puede llegar a atraer a más potenciales clientes que puedan llegar a entrar en la tienda en cuestión.

Existen muchas alternativas distintas a utilizar los PLV según el negocio y el presupuesto que tengamos para las campañas de publicidad en los lugares de venta en los que queramos hacerlo.

Hay negocios que lo que quieren, básicamente es que aumenten las ventas por ejemplo en los pasillos donde conviven con otros productos de carácter complementario, donde lo que ocurre es que se van promocionando mediante publicidad en el lugar de venta para un consumo más fácil del producto en cuestión.

Hay otros comercios que lo hacen es optar por centrar más su estrategia en crear un PLV en los mostradores.

Esta es la forma en la que los consumidores, cuando finalizan sus compras, se encuentran con los distintos artículos que se promocionan, aumentando la exposición y de la misma manera las ventas.

En el caso de los PLV, los que más se utilizan por los establecimientos comerciales se pueden dividir en un par de categorías:

Dependiendo del tamaño: pudiendo ser grandes, medianos o pequeños

Dependiendo del material, pudiendo ser de cartón o metal

¿Cuál es el tamaño que debe tener un PLV en la tienda?

En este sentido, es algo donde la subjetividad es importante, pues todo dependerá del producto y de la distribución del mismo en los diferentes expositores donde haya publicidad en el punto de venta.

Cuando los productos son grandes o están situados en zonas amplias, van a ser los que tengan un PLV de mayor tamaño, pues van a tener mejor el producto e incluso captarán más la atención de los propios consumidores. Los de menor tamaño tienen que pasar desapercibidos, pues competirán visualmente con el resto de los productos en las estanterías de los locales en cuestión.

Cuando no hay demasiados productos contra los que se va a poder competir o el espacio es más limitado, siempre es buena opción un PLV de tamaño más reducido.

¿Cuándo se debe usar un PLV de cartón?

Sin duda, la publicidad más conocida es la de los puntos de venta realizados en cartón, los cuales se hacen para las tiendas y van cambiando frecuentemente con las diferentes campañas publicitarias. Tienen un presupuesto limitado y se quieren reducir los costes, pero sin que la calidad del propio proceso se resienta.

Estos PLV cuentan con una vida de mayor utilidad, pues con la calidad del cartón sado y gran cuidado, son capaces de aguantar más de medio año en buenas condiciones, siendo una magnífica alternativa.

¿Cuándo debemos de usarlo?

En el momento en que los artículos o productos que se promocionen tengan un gran peso, lo mejor es optar por el metal. Aunque el cartón es un magnífico soporte para gran cantidad de productos, la vida útil será menos de tener mucho peso.

Pensemos que los PLV realizados en metal serán buena opción, con una vida útil mucho más elevada. Dicho esto, debes saber que los expositores en metal se han pensado para que duren muchos años en buen estado.

Otra opción recomendable para quien deseen tener publicidad en el lugar de venta permanentemente, pues el metal se mantiene en buenas condiciones por gran periodo de tiempo.

Los expositores que están fabricados en metal se pueden usar en multitud de campañas a nivel promocional durante años, debiendo solo cambiar las impresiones y el material gráfico con el que cuenten cuando se haya elegido así.

Solo va a ser preciso cambiar la impresión, debiendo estar pegado a la otra que esté encima para que pueda utilizarse el mismo PLV de metal durante años sin que tengamos que adquirir otro.

Con todo lo que te hemos comentado, seguro que tienes más claro a quién debes acudir cuando quieras aprovechar las ventanas de los PLV para promocionar productos y servicios en las tiendas actualmente, lo que merece la pena valorar.

Deja una respuesta