Creativa

El plan de negocio, un documento vital para las empresas del siglo XXI

Si estás pensando montar un negocio, es fundamental hacer un análisis previo que te permita conocer todos los detalles del mismo. Y es que solo de esta manera puedes hacerte una idea global del reto al que te enfrentas y las posibilidades que tienes de convertirlo en un éxito. En este sentido, aquí es donde entra en juego el plan de negocio, puesto que es precisamente el documento escrito donde queda reflejado todo este análisis.

Si estás pensando montar un negocio, es fundamental hacer un análisis previo que te permita conocer todos los detalles del mismo. Y es que solo de esta manera puedes hacerte una idea global del reto al que te enfrentas y las posibilidades que tienes de convertirlo en un éxito. En este sentido, aquí es donde entra en juego el plan de negocio, puesto que es precisamente el documento escrito donde queda reflejado todo este análisis.

Así, y aprovechando que muchos de nosotros no sabemos lo que es un plan de negocio, lo cierto es que, en resumidas cuentas, es el documento donde se cuenta:

  • Cuál es la idea del negocio y qué objetivos tiene.
  • Qué valor tiene con respecto al mercado y la competencia.
  • Qué estrategia se va a poner en marcha.

No obstante, a pesar de que se considera algo imprescindible antes de empezar cualquier negocio, algunas empresas siguen prescindiendo de él o no saben qué hay que poner exactamente. Por ello, si este es tu caso, esperamos que estas líneas te ayuden a reflexionar sobre ello y a crear el tuyo. Si bien, cabe recordar que el plan de negocio no es un documento legal y por tanto no hay un formato obligatorio. Sin embargo, sí existe un estándar usado por la mayoría de empresas. Este estándar incluye los siguientes elementos:

  • Resumen ejecutivo: el resumen ejecutivo es en realidad un resumen del plan de empresa. Es útil cuando un emprendedor está buscando inversores para su idea porque es lo primero que leen y de ello dependerá que lean el resto del plan. Debes considerarlo como tu carta de presentación y, por lo tanto, ha de estar personalizado según sea el inversor al que se lo estés presentando.
  • Definición de lo que vas a hacer: en esta parte de tu plan de negocio debes describir claramente en qué consiste el negocio y cuáles son los objetivos del mismo. Es un punto fundamental porque va a definir la esencia de tu empresa, a qué se va a dedicar y cuál es su modelo de negocio.
  • Estudio de mercado: este es el estudio que describe la carencia que has identificado en el mercado y que tú vas a cubrir, cuales van a ser tus potenciales clientes y cuál es tu propuesta de valor para darle solución. Si vas a empezar un negocio, debes conocer a la perfección el contexto en el que se va a desarrollar tu actividad. También es muy interesante intentar conocer las barreras de entrada que van a tener tus competidores para acceder a tus clientes, cuando los tengas. Quizá te estás diferenciando de la competencia porque tienes una patente o quizás es porque tienes un conocimiento que el resto no tiene. Este tipo de cosas son las que te pueden hacer especial y, por tanto, muy atractivo para un potencial inversor.
  • Análisis de la competencia: es importante analizar a fondo a la competencia. No cometas el error de pensar que no tienes competencia o que tu competencia es pequeña y poco cualificada porque en un alto porcentaje de los casos, eso no es cierto y seguramente el problema es que no has dedicado suficiente tiempo a realizar este análisis. En este proceso debes averiguar quién es esa competencia, qué productos y servicios están ofreciendo, qué precios tienen, qué descuentos comerciales realizan, qué estrategias siguen, qué debilidades y fortalezas tienen etc.
  • Explicación del producto o servicio: una vez que ya conocemos el mercado y a la competencia, es el momento de explicar el producto o servicio que vas a poner en marcha para resolver el problema o carencia que has identificado. Ha de quedar claro con todo detalle en qué consiste, qué contiene, sus características y, sobre todo, qué es lo que le hace diferente del resto.
  • Estrategia de marketing y ventas: aquí se detallan los planes de marketing que se van a poner en marcha para vender y publicitarse. Por ejemplo, anuncios en prensa, creación de una web corporativa, creación de un blog corporativo, posicionamiento SEM en Google y redes sociales etc.
  • Organización: la organización va a describir de forma concisa el equipo humano que va a formar parte de la empresa, desde el CEO hasta el empleado de menor cargo. No olvides que lo que define a una empresa son sus personas y por eso, aunque pueda parecer lo contrario, este es un aspecto tan importante como todos los demás.

El plan financiero, otro de los aspectos claves del plan de empresa

El plan financiero es uno de los elementos más importantes del plan de empresa puesto que de él depende la viabilidad económica del negocio. Se incluyen tanto la previsión de gastos (puesta en marcha y funcionamiento) como la previsión de beneficios.

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos
Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies