Creativa

España reza pero no va a misa

España ha sido un país católico desde que se tiene uso de razón. Es uno de los grandes rasgos que marcan nuestra cultura, aunque es verdad que, por suerte, nadie está obligado a profesar esa religión ni ninguna otra, como sí ocurría hace décadas. Todavía a día de hoy son muchas las personas que acuden a misa con el objetivo de rendir culto a todos esos Santos y mártires que forman parte de la Biblia. Es cierto que puede llegar a pensarse que la Iglesia no cuenta con la misma cantidad de seguidores que hace un tiempo en el interior de nuestras fronteras, pero sigue siendo una institución importante.

Cuando se desarrolla una misa, hay muchos elementos que adquieren una importancia muy grande. El entorno lo es todo. En el templo suele haber figuras que representan a todos esos Santos y mártires de los que hemos hablado más arriba, hay cuadros en los que también se ilustra su rostro o algún otro aspecto de su vida y también debe haber elementos que quizá estén en un segundo plano pero que tienen su importancia. Nos podemos referir, por ejemplo, a las velas. ¿Qué es una iglesia o una misa sin velas?

En una gráfica publicada en la web de Statista podíamos observar cómo va eso de asistir a misa en el interior de nuestras fronteras. La verdad es que solamente el 16% de las personas acuden todos los domingos y festivos a misa. Un 54% asegura no ir casi nunca. Y es que no hay que negar la realidad: hay menos gente ahora que va a misa. Pero bueno, lo importante es que sigue habiendo personas que acuden a su iglesia y hay que respetarlo. Y, para ellas, que el templo disponga de velas litúrgicas hace mucho mejor su misa. Sin velas, una misa no sería lo mismo.

En relación a los datos que os comentábamos más arriba, hay que comentar que también el diario El País informaba de que España no va a misa. Pero, según apunta esta información, los españoles sí que siguen rezando. Aunque se haga desde casa, el rezo es sagrado para muchas personas y muchas veces eso conlleva que en el propio domicilio también se disponga de velas litúrgicas como de las que hemos hablado. Seguro que, si no sois vosotros mismos los que practicáis esto, sí que conocéis a alguien que suele rezar en su propia casa y usa productos como de los que estamos hablando.

Aunque la religión no vive sus mejores momentos en España a causa del descenso del número de personas que acude los domingos a misa, es cierto que hay pruebas que evidencian que España es un país que sigue siendo eminentemente católico. Lo pone de manifiesto el hecho de que, según los profesionales de Velas Mas Roses, ha crecido la demanda de velas litúrgicas en los últimos dos años en España. Es un dato que, desde luego, deja claro que, ahora, el rezo es algo que se lleva más en nuestro propio domicilio.

Un público más variado de lo que realmente se cree 

Normalmente, cuando se habla del tipo de personas que acuden a la iglesia los domingos o que no lo hace pero suele rezar en casa, se tiende a pensar que se trata en su gran mayoría de personas mayores. Y no es necesariamente así. Es cierto que hay mucha gente mayor que es católica a causa de la educación que recibió en su día, pero también hay personas jóvenes que se encuentran alineadas con la Iglesia. La demanda de esas velas litúrgicas de las que hablamos ha sido importante entre la gente de menos de 30 años y eso ejemplifica lo que estamos comentando.

No cabe la menor duda de que va a seguir habiendo una cantidad importante de personas en España que continúe profesando su pasión por la religión católica en los próximos años, ya sea mediante la presencia física en la iglesia o a través del rezo desde casa, algo que se ha convertido en habitual como consecuencia de las restricciones provocadas por la pandemia. Ni que decir tiene que, en ambos casos, se va a seguir apostando por las velas como uno de los elementos indispensables para el rezo.

Es importante que el respeto caracterice las opiniones de todo el mundo en lo que respecta a un asunto como del que venimos hablando. Vivimos en un momento en el que la intolerancia se ha venido destapando como el peor arma en las relaciones políticas y lo cierto es que ya es hora de acabar con eso. Ojalá podamos conseguirlo, aunque no es fácil. Debemos intentarlo como mínimo. El respeto siempre hace que el ser humano llegue a buenos acuerdos. No nos podemos olvidar nunca de eso.

 

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Más comentados

Una visita por Ponferrada

Si tienes pensado hacer una escapada en las próximas semanas nuestra recomendación de hoy es que visites Ponferrada Una localidad de El Bierzo con

El transporte de mascotas

El transporte de mascotas por vía aérea cada vez es algo más solicitado En este sentido hay empresas que llevan dedicándose a ello desde hace

Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies