Creativa

Aerotermia y energía fotovoltaica

Cuando hablamos de aerotermia y de fotovoltaica lo hacemos de dos conceptos que, de manera independiente, hablan de dos clases de suministro energético que se obtiene de manera renovable y autónoma gracias a la instalación de placas solares fotovoltaicas. Conjuntamente, son todavía un ejemplo mayor en cuanto a la generación de energía, pues la aerotermia lo que hace es cubrir las necesidades térmicas en cuanto a un espacio determinado y la fotovoltaica, lo que hace es asumir los gastos en materia eléctrica en los que se van a incurrir.

Cuando hablamos de aerotermia y de fotovoltaica lo hacemos de dos conceptos que, de manera independiente, hablan de dos clases de suministro energético que se obtiene de manera renovable y autónoma gracias a la instalación de placas solares fotovoltaicas.

Conjuntamente, son todavía un ejemplo mayor en cuanto a la generación de energía, pues la aerotermia lo que hace es cubrir las necesidades térmicas en cuanto a un espacio determinado y la fotovoltaica, lo que hace es asumir los gastos en materia eléctrica en los que se van a incurrir.

Las desventajas de la implantación

Conocer las distintas tecnologías renovables es algo que está ampliamente extendido, tanto para los fabricantes como para los usuarios, también en clara referencia a las dos clases de generación de energía, la eléctrica y la térmica.

En cuanto a la combinación de los dos sistemas de generación, el más novedoso es la combinación de la bomba de calor aerotérmica que se alimenta con un sistema de tipo fotovoltaico.

Todo el mundo sabe que la alimentación eléctrica es un problema en el concepto de renovabilidad de la energía aerotérmica. De esta forma, la vinculación del sistema con placas fotovoltaicas hace posible una reducción de la dependencia energética de alimentación eléctrica en las redes.

Una de las claves del aprovechamiento energético es poder tener una buena instalación térmica. Si se hace un dimensionado correcto, va a permitir tener una buena instalación térmica, lo que hará posible que un 80% de la energía eléctrica que se produzca de forma renovable se dirija a la alimentación del sistema térmico.

La combinación eficiente resulta de una aprovechar de manera destaca la energía eléctrica que se genera de manera renovable.

Sistema inteligente para la utilización de energía

Lo malo que tiene la generación eléctrica con los sistemas fotovoltaicos son los excedentes de energía que producen las placas fotovoltaicas en los meses donde hay más radiación solar, en unos meses que son donde hay temperaturas más elevadas y no es necesario el trabajo de la bomba de aerotermia.

El combinar ambas los que hace es diseñar una solución al problema de exceso de producción eléctrica. La aerotermia es un tipo de energía que se destina a generar ACS. Así pues, en el caso de que el edificio o la habitación no necesita de climatización, la electricidad que se genera puede ser derivada a calentar agua, que se puede almacenar en acumuladores o calentadores, para utilizarlo después.

Una decisión inteligente del sistema a la que se le acompaña de la incorporación del sistema de predicción meteorológica que lo que hace es prever la cantidad de energía eléctrica que pueden generar las placas. Así es como el sistema puede regular el objetivo al que va destinada la energía, tanto a la climatización como al resto de equipamiento eléctrico que haya en la vivienda.

Como una alternativa, gracias a las actualizaciones sobre la legislación es que se aproveche el excedente de la producción eléctrica, el vertido o la venta por la red de redes. Hablamos de una aplicación en la que, dependiendo de la potencia de la instalación hace posible que se recupere parte de la energía bien en forma monetaria o mediante la regulación a la hora de facturar.

Comparativa entre los ahorros que se obtienen con aerotermia y fotovoltaica

Existen distintos ahorros dependiendo de si la instalación es nueva o se puede sustituir por un sistema de climatización que ya exista.

Instalación nueva

El ahorro que tiene una instalación que sea totalmente nueva es económico, reflejándose partiendo de la recuperación inversora y de una facturación menor en el caso de la empresa eléctrica que la suministra.

Sustituyendo a una caldera convencional

Como nos comentan desde garciaguirado.com las ventajas que tiene la sustitución del sistema de climatización convencional, tanto si es caldera como mediante sistema eléctrico, donde el ahorro económico al tener componentes renovables de la instalación, además de muchos beneficios, son reseñables.

Aerotermia convencional y fotovoltaica

Puede haber situaciones en las que ya se tenga una bomba de aerotermia que se haya instalado ya, donde solo sea necesario incorporar placas solares fotovoltaicas para su alimentación.

El ahorro aquí tiene una vertiente a nivel económico, pues cubre una importante parte del consumo gracias a la energía eléctrica autoproducida. La particularidad en este caso la vemos en que la bomba aerotérmica tiene que tener un dimensionado compatible con el sistema fotovoltaico del futuro o permite adaptar la potencia de generación fotovoltaica que sea ideal para la bomba de calor.

Ahora os toca a vosotros apostar o no por la aerotermia, ¿no?

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies