Creativa

Cinco problemas que te pueden arruinar tu nueva casa

Es el momento más bonito de tu vida (o eso dicen). No, no hablo de la boda ni cuando tus hijos te dicen que se van de casa. Uno de los más momentos que pasan a la historia es cuando te entregan las llaves de tu primera casa en propiedad. “Enhorabuena eres propietario”. Pues bien, como si fuera la ley de Murphy es cuando comienzan a pasar cosas en tu casa que nunca habían pasado cuando vivías de alquiler. Sí, llegan los problemas que te pueden arruinar tu hogar.

Es el momento más bonito de tu vida (o eso dicen). No, no hablo de la boda ni cuando tus hijos te dicen que se van de casa. Uno de los más momentos que pasan a la historia es cuando te entregan las llaves de tu primera casa en propiedad. “Enhorabuena eres propietario”. Pues bien, como si fuera la ley de Murphy es cuando comienzan a pasar cosas en tu casa que nunca habían pasado cuando vivías de alquiler. Sí, llegan los problemas que te pueden arruinar tu hogar.

Humedades

Un buen día te levantas y compruebas que en tu casa tienes las caras de Belmez. Desgraciadamente no es un caso para Iker Jiménez y su cuarto Milenio, es un caso para unos profesionales contra las humedades. Sin duda de las peores cosas que puedes tener cuando te compras una casa. Las humedades pueden ser por condensación, que se reconocen por el moho que aflora en techos y paredes, humedades por capilaridad que ascienden por los muros de las planta bajas, como humedades de filtración que son muy frecuentes en sótanos y viviendas semienterradas, como nos indican desde Planit At. Cuando llega esto lo mejor es ponerte en manos de profesionales.

Vecinos molestos

Hay pocas cosas en la vida que sean tan molestas como unos vecinos cojoneros. Y es que está claro que te pueden arruinar la vida. Una de las recomendaciones que yo siempre hago es que antes de comprarte la casa, en esos días donde haces visitas al banco y haces muchas cuentas, es el momento también para hacer una visita a tus nuevos vecinos. Mi recomendación es que hagas como si fueras un detective y analices un poco cómo es la zona donde vas a vivir. Está claro que a tu vecino de abajo o de arriba no les vas a preguntar directamente, pero sí los puedes hacer con los cercanos. Mejor es ponerse un día rojo o colorado, que luego no dormir durante todos los fines de semana porque a tus adorables vecinos les da por organizar fiestas nocturnas.

Falla la electrónica

Uno de los problemas más habituales cuando compramos una casa, ya sea nueva o de segunda mano, es que comiencen los fallos de electrónica. Lo más básico, y ojalá todo se quede en eso, es que se fundan bombillas o que un enchufe deje de funcionar. Vale, son cositas domésticas que puedes arreglar sin tener que gastarte un pastón en un electricista. Ahora bien, como nuestro hogar sea de las más modernas y tengas domótica, te puedes ir preparando. Lo digo por experiencia. Una casa donde las persianas se levantan con un mando, o donde las luces y la calefacción son habilitadas con un móvil y desde fuera. Pues bien, los fallos eléctricos pueden arruinarte tu nueva casa.

Derramas

Sí, son esas casualidades de la vida que provocan que después de muchos años de no haber derramas en una comunidad de vecinos, cuando eres propietario comienza a llegar. Seguro que te has imaginado en la situación al más puro estilo de La Que Se Avecina. Llega un vecino y propone hacer obras en la parcela, arreglar los desperfectos de la piscina, y por supuesto, quitar las goteras del garaje. Todos aceptan y se escucha el grito de “derrama, derrama”. Pues sí, ha sido llegar y besar el santo. “Pues hacía más de diez años que no hacíamos esto”, te comenta la vecina cotilla de toda la vida para terminar de rematar la jugada.

Defectos de construcción

Si observas defectos en tu vivienda nueva, tienes que estar atento a los plazos. Y comprobar las opciones legales para reclamar. Existen varias vías de reclamación.  Es muy importante asesorarte bien y no dejar pasar los plazos. Y es que las pruebas pueden ser claves para posteriores reclamaciones. Los principales defectos que puedes encontrar en la construcción de tu casa pueden ser desprendimiento de pintura, fisuras de largo recorrido en escayola, oxidación de barandillas, manchas de humedad, rampas que no son antideslizantes, insuficiente iluminación de exteriores, irregularidades en el revestimiento del techo, mal funcionamiento de la chimenea. Todas estas denuncias las tiene registradas la Organización de Consumidores.

Estas son para nosotros cinco causas que te pueden arruinar la compra de tu vida. Es demasiado dinero lo que se invierte para que puedan pasar estas cosas. Ahora bien, no son las únicas siempre puede haber más. Por lo tanto lo que tienes que hacer es estar muy atento, ser previsor y nunca bajar la guardia. Nuestra recomendación es que “Si no preguntas, no dicen nada”.

 

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos