Creativa

¿Cómo hacer que tu currículum destaque del montón?

Si te encuentras en la búsqueda de un trabajo, ya sea el primero o ya sea que quieres cambiar el que tienes por un reto mayor o uno con mejores beneficios, de seguro te habrás dado cuenta ya que el mundo de las entrevistas de trabajo es uno muy competitivo y que si queremos ser vistos y quedarnos con el puesto, debemos destacar de entre el montón de otros candidatos desde el primer momento.

Si te encuentras en la búsqueda de un trabajo, ya sea el primero o ya sea que quieres cambiar el que tienes por un reto mayor o uno con mejores beneficios, de seguro te habrás dado cuenta ya que el mundo de las entrevistas de trabajo es uno muy competitivo y que si queremos ser vistos y quedarnos con el puesto, debemos destacar de entre el montón de otros candidatos desde el primer momento.

¿Cómo se hace esto? Pues desde el momento en el que el entrevistador posa sus ojos sobre tu currículum, y es que esa hojita con información sobre nosotros es pieza clave para avanzar en los procesos de selección. Ella es la que hará que seas llamado a esa primera entrevista y puedas demostrar en vivo y directo toda tu valía, de no ser así, seguirás en casa con la esperanza de logar esa oportunidad.

Por esto, debemos enfocarnos en realizar un buen currículum, y no solo uno bueno, sino uno lo suficientemente atractivo para que destaque del resto. Para ayudarte, hemos contactado con nuestros amigos de HiJob, empresa consultora de recursos humanos, y aquí lo que debes hacer para tener un currículum imposible de dejar pasar.

¿Qué información incluir y cuál no?

No podemos elaborar un buen currículum sin antes saber que información debemos incluir y que es mejor dejar por fuera.

Por lo general, cada caso es diferente, y la información se basa en el tipo de formación que tenga cada candidato y el tipo de posición a la que aspire. Pero si que hay ciertos elementos que deben incluirse si o si en cualquier CV:

  • Información de contacto: Es obvio, pero, es muy importante que tu CV cuente con tu información de contacto básica como lo son tu nombre, correo electrónico, lugar de residencia y teléfono. Pero, también es muy importante agregar, por ejemplo, tus redes sociales, si tienes un blog personal o algún portfolio o muestras de tú trabajo que se muestren en aguna página online.
  • Titulaciones y experiencia: Por supuesto, algo que tienes que resaltar es tu perfil profesional (ej. comercial especializado en telecomunicaciones), de forma que se pueda leer fácilmente a primer vistazo de tu CV. Luego, le deberá seguir tu experiencia laboral destacable, si es que tienes, y luego la información sobre tu formación académica; todo esto en un  orden del cual hablaremos en un siguiente apartado.
  • Logros: Además de tu experiencia laboral y de tus conocimientos, debes haber una sección en donde destaques los objetivos que has alcanzado en el área profesional, sobre todo si los puedes apoyar con datos veraces que indiquen tu rendimiento.
  • Palabras clave: Hoy en día es muy importante la inclusión de palabras clave en tu CV que te arrojen en las búsquedas digitales que realizan los empleadores. Así, debes utilizar términos relacionados a tu campo de preferencia: Community Manager, senior, liderazgo, JavaScript, etc.

Así, esto es lo básico que debe estar en un cv, cualquiera que este sea. Del resto, hay información que, aunque puede parecer buena para complementar tu candidatura, la verdad es que es totalmente prescindible e innecesaria, hasta el punto de que más bien podría perjudicarte al no aportar ningún valor a tu cv. Esta es la siguiente:

  • Competencias tecnológicas básicas: Si vas a incluir este apartado, por favor, que no sea para mencionar que eres bueno con el manejo de Internet o del paquete de Office porque ya todo el mundo lo es. Vale más mencionar herramientas que puedan diferenciarte como algún programa específico de programación, diseño web, edición de imagen o vídeo, etc.
  • Hobbies: Aunque antes se solía incluir en los currículums, ahora es una información completamente irrelevante. En tal caso, solo podría ser importante si se trata de un hobby que guarde relación con el trabajo que quieres conseguir, y sin embargo, es algo que puedes comentar en la entrevista en persona.
  • Expediente académico: Aunque es importante mencionar toda tu formación académica relevante, incluir las calificaciones que obtuviste en estos estudios queda de más.

¿Cómo debe ser la presentación?

Una vez que entonces tengamos definida la información que vamos a incluir en el currículum, hay que distribuirla de una forma correcta para hacer funcional y atractivo nuestro currículum.

Lo primero es que el diseño debe ser sencillo, limpio y que se ajuste a tu perfil, aplicando los siguientes consejos:

  • Cuida el tipo de letra. Es recomendable usar tipos de letra profesionales y legibles, como: Arial, Times New Roman, Calibri o Verdana entre otras.
  • Resume la información. Recuerda que la clave es ser conciso, di toda tu información relevante, pero de forma resumida. Evita frases muy largas y extenderte demasiado porque se puede hacer pesado para el entrevistador, mejor deja esto para cuando estés en la entrevista cara a cara.
  • Divide tu CV en fragmentos. En un currículum se van a hablar de diferentes aspectos sobre tu formación y experiencia, por lo cual viene muy bien dividirlos en diferentes grupos, bien delimitados ente si. Así, deberás ponerle un título muy claro a cada grupo, como: experiencia, formación, competencias, etc. De esta forma le facilitarás a quien lo lea el navegar por tu información y además evitarás la monotonía.
  • Utiliza el color. Un buen CV debe tener un poco de color que le vuelva a tractivo a la vista y que sirva para resaltar cierta información importante. Eso sí, que no se vuelva un arcoíris.

Recuerda que el diseño es muy importante porque si elaboras un currículum dinámico y atractivo a  la vista, esto será determinante para que los reclutadores se fijen en ti y te den la oportunidad de leer tu información. Recuerda que, a veces, hay puestos de trabajo que reciben más de mil currículums diferentes y hay algunos que ni siquiera llegan a ser vistos por el reclutador.

Organización de la información

Tu currículum vitae debería contener la información organizada de la siguiente manera:

  • En la parte superior de la primera página, tu nombre, dirección, números de contacto y correo electrónico.
  • Luego, una lista de tus empleos en orden cronológico inverso, incluyendo en cada uno el puesto, nombre de la empresa, ciudad, y número de años que trabajaste allí.
  • De último, menciona los detalles de tus grados educativos de forma descendente

No te olvides de actualizar tu CV

Es importante también mantener nuestro CV muy bien actualizado en todo momento, puesto que si lo vamos dejando para después, podemos ser sorprendidos por la oferta de trabajo que estábamos esperando y nosotros completamente desarmados para lucharla.

Así tienes que estar actualizándolo con el último curso que hiciste el mes pasado, tu más reciente dirección, esa nueva página con tus trabajos que acabas de montar en Internet, etc.

Igualmente, no solo se trata de actualizar la información, sino revisarlo cada cierto tiempo para ajustarlo a la situación que por la que estás pasando en ese momento.

Incluso, si en  algún momento lo crees conveniente, es bueno hacer diferentes currículums para que estén adaptados a cada tipo de oferta que suele aparecer en los campos de búsqueda que te interesan.

La carta de presentación

Tu CV puede resaltar aún más si viene acompañado de la famosa carta de presentación. De hecho, como muchos no le prestan atención a este punto, si tu si la tienes, esto te dará puntos por encima de la competencia.

No lo decimos nosotros, estudios en materia han demostrado que aquellos currículums que incluyen una carta de presentación tienen más posibilidades de ser notados por los reclutadores.

Elabora un pequeño resumen en donde hables de tus experiencias y habilidades que te hacen la persona ideal para el puesto que se está ofertando y da as gracias por cualquier oportunidad que te puedan ofrecer.

 Resalta tus fortalezas y des-enfatiza tus debilidades

Tu currículum es como que si fuera la descripción de un producto que se busca vender, por lo tanto debe hacerte lucir lo más atractivo posible. Debes enfatizar las habilidades que posees que te hacen un candidato ideal para el puesto que buscas.

Para resaltar tus habilidades, utiliza las palabras adecuadas para reflejar profesionalismo e infundir confianza; menciona tu experiencia, tu capacidad de gestión de proyectos, negociación, trabajo en equipo y liderazgo; añade declaraciones claras y fuertes de tus logros; y sobre todo abstente de usar demasiados pronombres personales y palabras tales como “necesidad”, “oportunidad” y “difícil”.

 Nunca olvides la regla de “menos es más”

Antes de terminar, volvemos a hacer hincapié en la regla de no extenderte demasiado en tu currículum. Si pones demasiada información y frases o párrafos muy largos, harás que el reclutador se abrume y pase de ti.

Nuestros amigos de HiJob te recuerdan que los reclutadores tienen muchos currículums que leer y muchos candidatos que entrevistar, por lo que no se pueden quedar demasiado tiempo en el mismo currículum y es en cuestión de segundos que es que decidirán si eres un candidato elegible para continuar en el proceso o no. Tienes que hacerlo lo más sencillo posible con un currículum que no sea tan largo y que sea fácil de leer.

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos
Categorías

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies