El color, pieza angular de la estrategia publicitaria de todas las empresas

El marketing y la publicidad lo son todo para la economía de las empresas. Sin esas ciencias, está claro que, a día de hoy, sería muy difícil, casi imposible, conseguir una rentabilidad que es la base para el crecimiento de la compañía y, por ende, de todas y cada una de las personas que se encuentran en el seno de la misma. Desde luego, no cabe la menor duda de que esta cuestión es de máxima importancia y que, si no apostamos por el marketing y la publicidad, nuestras limitaciones crecen de una manera que podríamos calificar como exponencial.

Hay algunos elementos que están ligados de una manera irremediable a un asunto como del que venimos hablando. Nos referimos al color, que es tremendamente importante para hacer y desarrollar una publicidad o un marketing que sea potente y que cumpla con ese cometido que no es otro que llamar la atención de todas las personas que puedan ser parte de nuestro público potencial. Sin color, la publicidad no tiene sentido y no cumple su cometido ni de lejos. Y ese es el primer paso para que una empresa se acerque el abismo.

Una noticia que fue publicada en el portal web Notecopies informaba de los significados de algunos colores que son utilizados en publicidad. El artículo se centra sobre todo en colores como el negro, blanco, plata y oro, que son utilizados especialmente para vender algo que es de lujo. Desde luego, es evidente que sin esos colores no se podría transmitir esa imagen de gran calidad que se trata de constituir con la presencia de este tipo de tonalidades. Desde luego, y como podemos comprobar, la publicidad y el marketing es algo que va asociado de manera directa a las percepciones del ser humano, que ve en esos colores, de manera natural, un reflejo del lujo y de la calidad.

En otro orden de cosas, una noticia que vio la luz en El Español informaba de alguno de los significados de los colores.

  • El color azul es uno de los que más se utilizan para transmitir limpieza y relacionar la entidad con elementos naturales como el aire, el cielo o el mar.
  • El color rojo, por otro lado, representa el coraje, la valentía, la pasión o el amor.
  • El amarillo es más propio para el optimismo, la felicidad, el brillo o la alegría.
  • El verde es el color de la naturaleza o la primavera.
  • El blanco es el color, sin ninguna duda, más propicio para la pureza.
  • El negro va más en sintonía con la elegancia o el misterio.
  • El gris va en sintonía con la madurez o la fiabilidad.

El color y la publicidad son dos elementos absolutamente inseparables. La segunda no se entiende si no se tiene en cuenta el valor que le aporta el primero. Y eso lo saben bien los profesionales de Decolor, una fábrica distribuidora de pinturas. Han sido ellos quienes nos han comentado que la inversión de muchos negocios en adoptar en sus paredes el color corporativo ha crecido de una manera bastante interesante en los últimos años y que cada vez son más las personas que consideran al color clave para el desarrollo de sus modelos de negocio.

Una inversión rentable

El color es siempre la mejor manera de identificar algo. Por eso las empresas ponen tanto empeño en hacer y constituir sus logotipos siguiendo los colores que consideran más adecuados. Desde luego, este es el elemento, el color, que permite que la gente capte más rápido el mensaje que estamos tratando de transmitirle. Desde luego, es fundamental para que se consigan esos objetivos de rentabilidad que han de estar presentes en toda empresa que se precie.

Además, apostar por el color no es algo que sea exclusivo de la publicidad tradicional. Ese elemento es importantísimo de cara a las nuevas tendencias publicitarias que se esconden tras el marketing digital, una cuestión por la que ya no nos queda más remedio que apostar si queremos que las posibilidades de crecimiento de nuestra empresa sigan siendo de lo más grandes. Y es que asuntos como lo son las redes sociales o el posicionamiento SEO están más a la orden del día que nunca. En el caso de las redes, el color es igual de importante que en lo relativo a la publicidad tradicional.

La publicidad, hecha de una manera coherente y con estudios, funciona y es la base para que un negocio se muestre al mundo. Desde luego, no cabe la menor duda de que la inversión en este sentido debe ser interesante puesto que los beneficios que reporta pueden ser muy grandes. Y es que poner color a nuestras empresas es sinónimo de poner color en sus cuentas de ingresos.

Deja una respuesta