El vino, uno de los productos que más objetos asociados tiene en España

Una de las cosas por las que esté país se caracteriza de una manera más importante es por el conjunto de productos que conforma su gastronomía. Tenemos una gastronomía que es de las mejores del mundo sin que haya alguna duda al respecto. Y no lo decimos nosotros, lo dicen todas aquellas personas que acuden cada año hasta nuestro país y que tienen la posibilidad de comparar nuestros platos y menús típicos con los de su país de origen y con los de otros lugares a los que han podido acudir previamente.

Uno de los productos que más suele llamar la atención es el vino. Somos uno de los países que más vino produce de todo el mundo y, por suerte, también somos uno de los países que mejor calidad le otorga a ese producto. Es decir, somos una referencia en calidad y cantidad, algo que hace posible que sean muchos los ojos que se fijen en un producto como este, que es de los más exportados de todo cuanto nos ofrecen nuestras tierras y nuestras fábricas. Y eso nos genera una enorme cantidad de beneficios, tanto a nivel de reputación como económicos. No está mal, ¿no creéis?

Pero, ¿qué países tienen un mayor consumo de vino por habitante y por año? Lo cierto es que España no está entre los principales. El que presenta un consumo más alto es la Ciudad del Vaticano, con 54 litros, mientras que países como Andorra, Croacia, Eslovenia, Francia, Portugal, Suiza o Macedonia superan los 40 litros. España ocupa la posición número 21. Es cierto que deberíamos estar posicionados más arriba. Pero, teniendo en cuenta que hay más de 200 países en esta Tierra, lo cierto es que tampoco está tan mal.

El portal web Sevi informaba, por su parte, de que el consumo de vino en el interior de nuestras fronteras se había incrementado en un nada despreciable 8’2% en el año 2019, algo que pone de manifiesto que los españoles y españolas estamos valorando cada vez en una medida mayor un producto como este, que tantas alegrías nos da en términos de fama y de dinero. La verdad es que son muchas las personas que se esmeran en lo que tiene que ver con la producción de vino en España (especialmente durante la vendimia) y conocer este tipo de datos es algo que nos satisface a todos.

El vino es uno de nuestros productos más característicos y eso lo saben bien los dueños de los negocios de hostelería, que han identificado un repunte del consumo de vino en nuestro país en los últimos tiempos. Esto ha provocado que las compras que tengan que ver con un producto como el vino se hayan disparado bastante últimamente. Y no nos referimos a botellas de vino, sino a objetos como dispensadores, vinotecas, copas… que pueden “vestir” muy bien a un producto como lo es el vino. Es precisamente esto lo que nos han comentado los profesionales de una entidad como Exportcave, dedicados a la venta de este tipo de artilugios.

Una de las mejores maneras de exportar nuestra imagen

No cabe la menor duda de que España es un país muy rico en muchas cosas que, entre sí, pueden no tener nada que ver. El vino es uno de esos productos que mejor habla de nuestro país de puertas hacia afuera. Uno de los destinos predilectos de nuestro vino es, además, un país como lo es Estados Unidos, que ya sabemos la importancia que tiene sobre todo a nivel monetario y de influencia en todo el mundo.

Producción en la conocida como “España vacía”

Una de las cuestiones que no podíamos dejar escapar al redactar este artículo es que buena parte de los hectolitros que se producen de nuestro vino tiene lugar en zonas propias de la “España vaciada”, esa parte de nuestro territorio de la que nos solemos olvidar con frecuencia. Este tipo de trabajos nos debe recordar que España es mucho más que Madrid y Barcelona, aunque sea en esos centros donde se decida el futuro económico y político de nuestra nación.

Es más que evidente que un producto como lo es el vino genera mucho dinero en el interior de nuestras fronteras pero no solo de manera directa, sino también de un modo indirecto, con la compraventa de productos como los que hemos comentado: copas, vinotecas, dispensadores… Los hosteleros pueden dar una buena muestra de ello. Y es que a nadie le sorprende que un producto tan especial como lo es el vino genere tanta expectación y tenga tantas cosas y objetos asociados. Tenemos que ser capaces de sacar rédito de esas cuestiones y seguir promoviendo uno de los productos que, desde luego, pone a España en el más alto de los pedestales.

Deja una respuesta