La transformación digital, una ventaja competitiva en empresas

La tecnología forma parte del día a día de las empresas, pero todavía queda mucho trabajo por delante para conseguir una plena transformación digital en el mundo empresarial. 

Especialmente entre las pequeñas y medianas empresas que no cuentan con partidas para destinar a la transformación digital. Ni tampoco de conocimientos para una vez instalados los sistemas o aplicaciones poder utilizarlos de manera correcta.  

Sin embargo, a pesar de que todavía queda mucho trabajo por delante. A día de hoy las empresas que han apostado por la transformación digital cuentan con una gran ventaja competitiva frente a otras compañías que todavía no se han lanzado a la revolución digital y tecnológica para mejorar sus procesos, productos o servicios y experiencia de los clientes. 

Por ello, en este artículo vamos a hablar de los pilares fundamentales en los que se debe centrar cualquier transformación digital de cualquier empresa y la importancia de establecer objetivos realistas alcanzables en lugar de metas lejanas difíciles de conseguir. 

Objetivos realistas 

Un error común que cometen las empresas que apuestan o quieren realizar una transformación digital es que no se marcan objetivos realistas, sino que establecen grandes metas casi imposibles de alcanzar en un corto plazo de tiempo. 

Un interesante informe de Boston Consulting refleja que solo el 30% de los proyectos empresariales de transformación digital alcanzan sus objetivos. Sin embargo, el 44% de las compañías que a pesar de que no alcanzan sus metas sí consiguen generar valor. Un artículo de la web especializada en tecnología My Computer Pro se hace eco de las conclusiones del informe de Boston Consulting sobre transformación digital y puedes leerlo completo  haciendo click aquí

“Cada empresa comienza la transformación digital desde un punto diferente por lo que es fundamental realizar un diagnóstico de la situación antes de establecer los objetivos”, indican desde la empresa GitDoc, especializada en transformación digital. Tras el diagnóstico ya sí se podrían establecer los objetivos oportunos para cada negocio o compañía, reorganizar el modelo de trabajo, plantear nuevas formas de trabajar e incorporar las nuevas metodologías en el funcionamiento diario de la empresa. 

Los pilares de la transformación digital 

La transformación digital tiene tres pilares fundamentales, siendo estos las personas, la gestión de la información y la comunicación digital. Hay que tenerlos en cuenta. 

· Son las personas o empleados los que hacen posible que una empresa cumpla con los objetivos de transformación digital. Por lo que si una empresa cuenta con aplicaciones y la última tecnología pero no dispone de personal cualificado para gestionarlas no sirven para nada. 

· Gestionar la información de forma automatizada es otro pilar clave. Las empresas deben ser capaces de gestionar la información de manera digital para que les ayude a tomar decisiones estratégicas casi en tiempo real 

· Y el último pilar clave es la comunicación digital. A través de la comunicación digital se consigue estar conectado con los clientes o consumidores y el personal de la compañía. Además, ayuda a tener un feedback con ellos. 

· Metas de la transformación digital 

No obstante, cualquier transformación digital en el mundo empresarial debe buscar cumplir cuatro objetivos básicos. Estos son mejorar la experiencia de sus clientes, optimizar los procesos, utilizar la tecnología para mejorar sus propios productos o servicios y modernizar las relaciones y colaboración de los empleados.

· Mejorar las experiencias de los clientes 

Con la digitalización de algunos productos o servicios o utilizando la tecnología se puede mejorar la experiencia de los clientes. Y sobre todo, conocer su opinión o necesidades al momento para intentar ofrecerles lo que están buscando. 

Por ejemplo, tienes una tienda online de productos alimentarios con un buscador y has apreciado que muchas de las búsquedas están relacionadas con alimentos sin gluten, pero actualmente no los ofreces. Pues gracias a las métricas y datos de tu tienda online podrías elaborar un proyecto que estudie si te interesa añadir productos para celiacos o sin gluten entre la oferta de tu comercio electrónico. Este tan solo es un ejemplo claro que demuestra que la tecnología puede ayudar a mejorar la experiencia de los clientes y ofrecer el mejor servicio posible. 

· Optimizar los procesos

La transformación digital tiene que optimizar y mejorar los procesos productivos. La tecnología permite que se agilicen los procesos, analizar los puntos en los que se puede mejorar o automatizar labores que hasta el momento realizaban trabajadores de manera manual. 

· Utilizar la tecnología y la digitalización para mejorar sus productos o servicios 

Se puede utilizar la tecnología para mejorar los productos o servicios que ofrece una empresa. Sí, muchos servicios se pueden mejorar a través de la digitalización. Por ejemplo, en un restaurante a través de reservas online en lugar de llamar al propio restaurante y esperar a que alguien responda el teléfono. Es beneficioso tanto para los clientes que podrán reservar en cualquier momento y consultar las horas o mesas libres y adaptarse a ellas. Pero sobre todo para la propia empresa, que tendrá mayores posibilidades de recibir clientes. 

· Modernizar las relaciones y colaboración de los empleados

Hemos hablado de que la transformación digital puede conseguir optimizar los procesos, pero también se pueden modernizar las relaciones y las tareas de los empleados. Gracias a aplicaciones se puede facilitar el trabajo de los propios empleados. 

Un ejemplo claro se aprecia en las tiendas de ropa, las grandes compañías actualmente tienen un complejo sistema de gestión de stock. Cuando a alguno de sus empleados los clientes les preguntan si tienen una prenda en una talla ya no tienen que ir hasta el almacén para buscar, simplemente sacan una especie de móvil e introducen la referencia. Descubrirán rápidamente si está disponible en almacén o en qué tienda de la compañía puede encontrarlo en cliente. Incluso si está disponible en el almacén les dirá en qué zona está almacenado e incluso la balda. De esta forma, las tiendas ganan en rapidez y evitan perder tiempo a sus empleados en tareas que se pueden optimizar digitalmente. Además, mejora el servicio de atención al cliente.  

Deja una respuesta