Creativa

Limpieza y mantenimiento de coches: fundamental para alargar su vida útil

Tener un coche es una ventaja constante, sin embargo si queremos sacarle el mejor provecho y que este tenga una vida útil larga, es fundamental tomar en cuenta factores que son responsabilidad nuestra, como lo son la limpieza y el mantenimiento. Muchos de los casos en los que un coche falla sin motivo aparente, se deben a que por desconocimiento, sus propietarios no hicieron el mantenimiento debido en el momento que le correspondía, evidentemente esto no se hace de forma intencional, sino que por lo general, las recomendaciones al momento de adquirir un vehículo son superficiales y no se le explica a profundidad al nuevo propietario la importancia que tiene prestarle atención a estos aspectos.

Tener un coche es una ventaja constante, sin embargo si queremos sacarle el mejor provecho y que este tenga una vida útil larga, es fundamental tomar en cuenta factores que son responsabilidad nuestra, como lo son la limpieza y el mantenimiento.

Muchos de los casos en los que un coche falla sin motivo aparente, se deben a que por desconocimiento, sus propietarios no hicieron el mantenimiento debido en el momento que le correspondía, evidentemente esto no se hace de forma intencional, sino que por lo general, las recomendaciones al momento de adquirir un vehículo son superficiales y no se le explica a profundidad al nuevo propietario la importancia que tiene prestarle atención a estos aspectos.

Un error que se comete muchísimo es pensar que la limpieza externa es suficiente para cuidar el vehículo, cuando en realidad, el mantenimiento interno o mecánico es el fundamental para darle una vida útil y sin problemas. Eso no quiere decir que se deba descuidar la atención que debe prestarse al interior y exterior. Mantener limpia la carrocería, los asientos y paneles es muy importante para que el conductor y los pasajeros estén cómodos y seguros.

Por ello contamos con el equipo humano Núñez de Balboa 52, quienes nos explicarán todos los aspectos que deben ser tomados en cuenta para que los coches tengan el mantenimiento necesario para poder alargar su vida útil.

Importancia del mantenimiento preventivo

La prevención es fundamental cuando se trata del funcionamiento de un coche. Así cómo la recomendación médica es asistir a los especialistas por lo menos dos veces al año, en el caso de los autos, una revisión de rutina puede evitar problemas mayores.

Las revisiones de rutina abarcan muchos pequeños factores pues algunos dependerán del kilometraje recorrido con el auto y otros de un tiempo determinado, sin embargo, es necesario entender que las revisiones mecánicas deben abarcar todos los componentes internos del vehículo, ya que un buen funcionamiento de todas las piezas es garantía de seguridad para todos los pasajeros.

Debemos pensar en un auto como pensamos con el funcionamiento de un reloj suizo; cada pieza cumple una tarea fundamental para que este pueda ser utilizado de forma segura sobre todo en lo que se refiere al aspecto mecánico, porque claramente hay factores que no son determinantes o que eviten que el coche pueda ir de un punto a otro. Por ejemplo, si una ventanilla no funciona, eso no afecta el rendimiento de motor o de amortiguación y el auto puede ser utilizado sin problema, pero si los amortiguadores no funcionan o presentan fallas, ya hay una situación que puede ser peligrosa.

Aspectos a tomar en cuenta en el mantenimiento preventivo

Como mencionamos antes, el propietario del vehículo es el responsable de agendar y estar atento a las fechas correspondiente de mantenimiento, pues si bien es cierto que todo lo referente a mecánica debe ser realizado por profesionales, hay muchos que pueden hacerse sin necesidad de especialistas. Algunos aspectos que deben tomarse en cuenta son:

  • Revisión de frenos: Con el tiempo las pastillas y los discos de freno se van gastando debido al uso, es muy importante para la seguridad que verifiques si estos componentes se encuentran en perfecto estado. Una forma simple para detectar daños es a través de los ruidos ya que cuando las pastillas hacen ruido, es porque hay una fricción entre ellas y el disco. Si esto llegase a ocurrir, es necesario ir a que el especialista revise el sistema de frenos para que hagan los cambios necesarios y así el funcionamiento sea el indicado, de lo contrario, utilizar el coche puede ser peligroso tanto para los pasajeros como para el resto de las personas.
  • Amortiguadores: Dentro del mantenimiento preventivo del vehículo, se debe revisar el estado de los amortiguadores. Es importante estar muy atentos a la sensación en los viajes en el vehículo, pues es necesario que estos proporcionen un buen nivel de suspensión a tu auto, si se observan cambios es importante acudir a un especialista para que los evalúe y pueda identificar donde está la falla.
  • Correa del motor: Dentro de las revisiones del mantenimiento preventivo de tu auto, está verificar que las partes del motor estén en buen estado, la correa del motor se conecta con la polea del motor y su función es unir a los diferentes equipos del vehículo para que el motor pueda moverlos. Cuando una de estas correas se daña, puede ocasionar una parada en el funcionamiento del alternador del auto, por lo general si esto falla no es fácil de identificar por un conductor sin mucha experiencia, por lo que es importante en las revisiones de rutina que se evalúe cómo está el desgaste de la correa para que sea cambiada, antes de que se rompa y pueda ocasionar fallas en otros componentes del motor.
  • La batería y los cables: Las baterías suelen durar en promedio 3 años, o como mucho 5 años si es que estamos hablando de baterías de buena calidad. Si la batería no está funcionando de la manera correcta, el coche tendrá problemas para arrancar, ya que no habrá energía suficiente para encender el motor. En el mantenimiento preventivo se debe revisar la batería, y sus conexiones deben encontrarse limpias, firmes y libres de corrosión, los cables también deben encontrarse en perfecto estado, pues no siempre se trata de un problema de batería, sino de alguna conexión en mal estado que ocasiona que la energía no sea la suficiente.
  • Líquido de la dirección hidráulica: Esta evaluación debe realizarse con el auto en caliente y no necesita de especialistas que realicen la revisión, pues se debe medir la cantidad que queda en el vehículo y si esta no es suficiente, se debe añadir un poco más del líquido correcto hasta el nivel indicado. Si el líquido se consume con demasiada frecuencia, la mejor recomendación es que se descarten desperfectos como fugas en el contenedor, lo cual debe hacerlo un especialista.
  • Cambio de filtros y de aceite: El momento para hacer este cambio depende de la marca y del modelo de tu auto. Sin embargo por línea general, los cambios de filtros y de aceite deben hacerse entre los 15.000 y 25.000 kilómetros de recorrido. Cuando se cumplen estas cantidades, se recomienda ir a una revisión mecánica para que el especialista pueda cambiar los filtros y el aceite.
  • Sistema de escape y catalizadores: Los sistemas de escape tienen como una doble misión en el cuidado del medio ambiente ya que estos deben reducir las emisiones contaminantes y el ruido de los gases al salir del motor. No se puede evitar su deterioro, debido a su dura tarea, sin embargo la limpieza general del vehículo ayuda no solo con la estética sino con la conservación del mismo. Son piezas que si llega a ser necesario que se cambien, debe contarse con la ayuda de un profesional.
  • Iluminación: El sistema de iluminación del vehículo debe estar a la perfección, pues se trata de un elemento muy importante para la seguridad de los pasajeros y la de otros transeúntes. Se debe revisar constantemente las luces preventivas y de emergencia, los faros de día, las luces largas y las luces cortas, en caso de que se presenten fallas, se debe acudir inmediatamente a un especialista para que haga los cambios pertinentes en el sistema y lo ponga a funcionar lo más rápido posible, por seguridad y para evitar multas.

 

Por supuesto que existen otros factores que deben ser atendidos a la hora de una revisión de rutina y debemos asegurarnos que los especialistas hagan una evaluación general y minuciosa, pues la seguridad de quienes son usuarios del coche, así como del resto de los transeúntes, depende -entre muchos otros factores- de que el auto tenga un buen mantenimiento preventivo.

Otro punto fundamental que se debe tomar en cuenta es la limpieza exterior e interior del vehículo. En este caso es necesaria no solamente por una cuestión de estética y comodidad, sino también por seguridad. Un buen mantenimiento de la carrocería interna implica que en caso de ser necesario, las bolsas de aire puedan funcionar correctamente, así como también asegurarse que los cinturones de seguridad están en perfecto estado.

Por lo general se recomienda una limpieza trimestral, que implique aspirado de suelos, rendijas, puertas y asientos, así como también lavado de los vidrios de los parabrisas y ventanillas pues se debe minimizar el riesgo de accidentes provocados por mala visibilidad. A su vez, se deben limpiar todos los paneles para que el conductor tenga visibilidad en los controles de gasolina, velocidad y otros; pues la limpieza no sólo afecta la estética del coche, sino también la seguridad.

Como hemos mencionado antes, el propietario del vehículo debe estar muy atento a las necesidades del coche, pues no cubrirlas a tiempo puede generar problemas que para resolverse necesitarán de tiempo y dinero; por ello, el mantenimiento y la limpieza son considerados como la medicina preventiva en lo que respecta a los autos y a la seguridad vial, pues cumpliendo con eso, se está asegurando una vida larga y útil para el coche.

 

Comparte esta publicación
Facebook
Twitter
LinkedIn
Últimos artículos